Breaking News



La Meditación da Buenos Resultados

la-meditacion-da-buenos-resultados

"Si no tienes tiempo para meditar quince minutos al día... entonces debes meditar una hora."

Hace dos mil quinientos años, Buda enseñó que nuestra mente es como un árbol lleno de monos alharaquientos, cuyo alboroto incesante nos impide ver nuestro verdadero yo. Enseñó que necesitábamos serenar nuestra mente, y que el mejor modo de hacerlo era por medio de la meditación. Desde entonces, miles de millones de personas se han beneficiado con ese consejo. El bullicio de nuestra ruidosa mente salta de un pensamiento a otro, y se vuelve cada vez más sonoro a medida que las tensiones normales de la vida se acumulan durante el día. Pero entonces, cuando uno se sienta en silencio durante un rato, meditando, el nivel de tensión baja a una intensidad normal. La persona siente que recobra el equilibrio, está más en paz, mejor centrada. La meditación ayuda a vivir, a amar y a trabajar con mayor eficacia.

Uno de los beneficios más sorprendentes de la meditación regular es que la mente se agudiza y la concentración mejora. La persona encuentra soluciones a problemas y, de pronto, se le presentan ideas creativas. Por ejemplo, me sucede con frecuencia que cuando he estado luchando por explicar una idea compleja, las palabras más adecuadas surgen espontáneamente después de meditar. Albert Einstein y muchos otros científicos han dicho que sus más brillantes ideas se les presentan mientras se mantienen en un estado de profunda relajación, con la mente serena.

Escuche en su interior. Dentro de su cabeza, en un lugar silencioso, en posición de sentado y en situación de espera, es donde está la respuesta.

Los beneficios físicos, mentales y emocionales de la meditación están bien comprobados. La tensión afecta a todas las partes de su ser, y aliviarla lo hace a usted más saludable. La tensión roba eficacia a su sistema inmunológico; por ejemplo lo vuelve cinco veces más vulnerable a un resfriado. Y es muy cierto que usted disfruta más de la vida cuando se siente apacible y centrado. Por eso, ¿no cree que tiene sentido tomar unas cuantas medidas sencillas para estar más saludable, ser más feliz y funcionar de modo más pleno?

Los pasos básicos en la meditación son éstos:

-Busque un lugar tranquilo donde nadie lo pueda molestar.

-Puede poner música suave y relajante como fondo.

-Siéntese cómodamente en una silla con los hombros relajados, los pies en el suelo, las manos descansando sobre las piernas y los ojos cerrados.

-Empiece con una respiración profunda, inhalando a fondo y expulsando el aire completamente. Luego, respire con naturalidad, y repita cada vez que exhale, alguna palabra como amor, paz, serenidad, salud. Esto es opcional ya que puede solamente centrar su atención en su respiración y permanecer en silencio. La clave es detener el parloteo de su mente y poco a poco concentrarse suavemente en el momento presente.

-Cuando se le introduzcan en la mente pensamientos extraños, déjelos desvanecerse. Tardará un poco en aquietar la mente por completo. No se preocupe por eso.

-Siga meditando durante veinte minutos. Sentirá que la mente y el cuerpo se relajan y entrará a un estado mental que se conoce como Alfa, el cual es sumamente benéfico para su cuerpo y su mente y da paz a su alma. Cuando esté demasiado ocupado, aunque sean sólo unos cinco minutos de meditación son mejor que nada.

-Cuando termine concédase un minuto o dos más antes de levantarse.

-Practique la meditación una vez al día. Entre una cosa y otra ensaye cierta mini-meditación. Por ejemplo al sentarse ante su escritorio, o antes de una junta, cierre en silencio los ojos, haga unas meditaciones profundas y medite unos minutos.

-Cuanto más lo practique, tanto más pronto se aquietará su mente y tanto más eficaz le resultará la meditación.

¿Qué le parecería serenarse, cerrando los ojos y aquietando la mente… ahora mismo?

Dentro de ti hay un sitio silencioso e inviolable al que puedes retirarte en cualquier momento para ser tú mismo.
-Siddartha, Hermann Hesse


Dottie Billington

No hay comentarios