Breaking News



Meditaciones para el Aquí y el Ahora

osho-meditacion

En el momento en que os ilumináis, toda la existencia se ilumina. Si estáis en la oscuridad, entonces toda la existencia está a oscuras. Todo, pues, depende de vosotros.
La meditación significa ser uno mismo, y el amor significa compartir el propio ser con otra persona. La meditación os da el tesoro, y el amor os ayuda a compartirlo. Estas son las dos cosas más básicas, y todo lo demás no es esencial.
¿Porqué esperar motivos? La vida tal como es debería ser suficiente razón para reír. Es tan absurda, es tan ridícula. Es tan hermosa… ¡tan maravillosa! Es todo tipo de cosas al mismo tiempo. Es una gran broma cósmica.
Hagáis lo que hagáis, hacedlo de la forma más total que os sea posible. Si disfrutáis caminando, ¡bien! Si de pronto os dais cuenta de que ya no tenéis el impulso o el deseo de moveros, entonces sentaos de inmediato; no deberíais dar ni un solo paso en contra de vuestra voluntad.
No hay causas externas para la felicidad o la infelicidad; sólo son excusas. Poco a poco, uno empieza a entender que es algo que se lleva dentro que no deja de cambiar, y no tiene nada que ver con las circunstancias exteriores.
Permaneced siempre abiertos y con ánimo de experimentar… siempre listos para adentraros en un sendero por el que nunca antes habéis caminado. ¿Quién sabe? Aunque resulte inútil, será una experiencia.
Los deseos son muchos, las necesidades pocas. Las necesidades se pueden satisfacer; los deseos nunca. Un deseo es una necesidad que ha enloquecido. Es imposible satisfacerlo. Cuanto más lo intentáis, más pide y pide.
Desprendeos de vuestras ideas fijas. Entonces podréis disfrutar más de la confusión. Y no os confundirá… será un caos creativo en el corazón para dar nacimiento a danzantes estrellas. No hay otra manera.
No hay necesidad de temer a la muerte. Va a suceder; es la única certeza que hay en la vida. Todo lo demás es inseguro, así que, ¿por qué preocuparse por la certeza?
Cuando queráis que algo no crezca, dadle la espalda… y morirá por sí solo. Del mismo modo que una planta descuidada, no regada, se marchita y muere. Así que siempre que veais algo falso, hacedlo a un lado.
Mirad en derredor: sea lo que fuere lo que estuvierais haciendo, eso no es el fin. Abríos otra vez, dejad que el viaje empiece otra vez. Incorporad cosas nuevas, a veces peculiares, excéntricas, otras casi locas; todas ayudan.
Cuando buscáis, el futuro es importante. Y cuando no buscáis, el momento presente es todo lo que hay, todo. No hay futuro, de modo que no podéis postergar, no podéis decir: mañana seré feliz.


Osho

No hay comentarios