Breaking News



"No Puedo" y la Mente Subconsciente


Usar el lenguaje “no puedo” constantemente, afecta tu subconsciente. Ese programa repetitivo se planta firmemente en él, se convierte en creencias y después se manifiesta en tu vida en formas que ni siquiera notas.
Cuando usas la frase “no puedo” programas tu mente subconsciente para crear imágenes y creencias de ti mismo como una persona que no puede. Cada repetición le da más fuerza a esa creencia.
Una vez que creas que no puedes, tus acciones reflejarán esa creencia. Cuando tus acciones fluyan de tu creencia “no puedo”, no tendrás éxito. Como no tienes éxito con regularidad, refuerzas tu creencia de “no puedo” y te lo pruebas a ti mismo. Esta prueba sirve para reforzar tu programación de “no puedo”.
No hagas marcas negativas en tu mente. Elige una programación que propicie creencias positivas.
Cambia tu lenguaje y programa tu mente con palabras útiles. Usa frases en presente “yo elijo.” Son palabras productivas que promueven la auto-aceptación y te ayudan a recuperar el control de las situaciones de tu vida.
“Yo puedo” y “me estoy volviendo”. Son frases adicionales que te pueden ayudar a programar tu bio-computadora (tu mente) de una forma útil. Empieza a hablarte como una persona que puede y te convertirás en una persona que puede.
Puedes dejar atrás tus creencias limitantes, puedes aumentar las posibilidades y las alternativas en tu vida, puedes ser una persona “yo puedo.” Todo empieza con tus palabras y el lenguaje que elijes usar. Tú puedes hacerlo.
“No puedo”, no es la única frase para las posibilidades de tu vida. Hay otras opciones que reducen tus elecciones, limitan tus pensamientos y restringen la visión que tienes de ti mismo. Algunos ejemplos:
No puedo evitarlo”
“Quisiera ser capaz de hacerlo”
“Es imposible”
“No tiene caso”
Las frases anteriores son falsas. Son falsas porque tú puedes evitarlo si lo haces realmente. En realidad eres capaz de hacer “eso” o cualquier cosa que te propongas. Es posible si dedicas la energía, el tiempo y los recursos necesarios. Y sí tiene caso si tú así lo crees.
Las frases anteriores son también verdaderas. Si realmente crees que no tiene caso, no lo tiene para ti. Si crees profundamente que es imposible, seguro será imposible para ti. Si crees que no eres capaz o que no puedes evitarlo, entonces no eres capaz, ni puedes evitarlo.
“No puedo”, “imposible”, “no soy capaz” y “no tiene caso”, son palabras que limitan lo que te permites percibir y creer. Las usas para auto-sabotearte, te ayudan a crear una ilusión de límite. De hecho, no existen los límites excepto aquellos que tú mismo te impones y los que reconoces a través de tu lenguaje. De la misma manera, no existe tal cosa como personas limitadas: sólo hay personas que creen en los límites. Las creencias limitantes empiezan con palabras limitantes.
Tus palabras se convierten en fronteras, te encarcelan al limitar tu visión y tu conciencia de las posibilidades que existen en tu vida. Nadie es capaz de alcanzar y aprovechar las posibilidades que ellos mismos se han negado con creencias limitantes.
En tu mente se crean o se inhiben las oportunidades y tu mente trabaja con palabras. Ya es tiempo de que te hagas cargo del control de tu mente. Ya es tiempo de que programes tu bio-computadora con palabras útiles , palabras que te den un sentido de elección, poder y energía. Ya es hora de cerrar el lenguaje limitante e incrementar el lenguaje de la posibilidad.

Chick Moorman

No hay comentarios