Breaking News



Inundación de Prosperidad


La visualización es una excelente manera de activar la Ley de Atracción en nuestras vidas, y siempre tratamos de hacerlo de manera seria. Meditamos, creamos nuestras tablas de visión, cuidadosamente creamos una imagen en nuestra mente de lo que queremos que las circunstancias externas reflejen. Se trata de un conjunto de buenas prácticas, pero uno de los componentes importantes que a menudo se olvida (o no se sabe cómo producir) es el incluir en nuestra visión emociones fuertes. Sentimientos como la alegría, el amor, la emoción y la gratitud pueden emitir poderosas vibraciones que actúan como un imán para atraer lo que deseamos. Pero, ¿cómo generar estos sentimientos con algo que apenas tratamos de creer?

Hay una manera muy sencilla de hacer esto, y se trata de un ingrediente secreto:

Al hacer tu visión divertida y alegre, automáticamente comienzas a sentir las emociones correspondientes. No te limites con sólo visualizar un coche nuevo; visualízate conduciendo un auto nuevo ¡y con una ráfaga de alegría al hacerlo! No te limites a visualizarte con la pareja de tus sueños; visualízate mientras estás en un apasionado abrazo o riendo con tu pareja.

Sólo para empezar, me gustaría compartir una visualización divertida que he estado utilizando para atraer una mayor abundancia a mi vida. Es muy simple, pero como pronto veremos, puede ser increíblemente poderosa a causa de los sentimientos que invoca.

En primer lugar, encuentra un lugar privado donde no seas molestado por un corto periodo de tiempo. Realiza tus técnicas de relajación normal (respiración profunda, calmar la mente, etc) para que te sientas tranquilo y centrado. Luego visualízate de pie en el centro de tu hogar. Es un cálido y hermoso día, por lo que tienes todas las ventanas y puertas abiertas. De repente, a lo lejos, se oye un estruendoso y profundo sonido... giras tu cabeza y escuchas con atención, preguntándote de donde surge el ruido. Se vuelve más y más fuerte y la casa empieza a vibrar y temblar a tu alrededor.

Sabes que algo grande viene, pero extrañamente no sientes miedo, sólo te sientes excitado. El estruendo se incrementa más aún, y de repente, a través de tus ventanas y puertas viene una inundación masiva de billetes de dólares. No sólo billetes, ¡sino también cientos y miles de dólares en cheques! El dinero avanza por tierra tan rápidamente que hace surgir un mini-huracán verde sobre tu cabeza volando por todas partes. Los cheques y billetes se acumulan en los pisos, muebles y electrodomésticos. El dinero brota a través de las puertas y ventanas, y a través de la chimenea, viene por las tuberías, ¡incluso se filtra por las paredes!

Ahora puedes ver esta abundancia increíble girando a tu alrededor, de repente ¡dejas escapar un grito de alegría pura! Comienzas recogiendo puñados de dinero como si fueran hojas caídas y lanzándolos al aire, dejando que la lluvia de billetes caiga a tu alrededor. Te ríes y te ríes porque sabes que has creado una inundación de prosperidad en tu realidad. ¡La llamas con el poder de tus pensamientos y te sientes muy orgulloso por tu logro!

Levantas la cara al techo y gritas tu agradecimiento al Universo:

"¡Es maravillosa esta abundancia… GRACIAS, muchas gracias por la libertad, la diversión y el placer que voy a disfrutar con este dinero!"

Por ahora el dinero se ha acumulado hasta el nivel de tu pecho, y está inundando con alegría todas las habitaciones de tu hogar, dejando que tus manos se arrastren por la superficie del dinero. Tomas una respiración profunda y la mantienes, para luego sumergirte bajo la superficie y nadar a través de la oscuridad verde. Sales a la superficie a unos metros de distancia. Al mismo tiempo, te estás riendo y riendo, divirtiéndote mucho con tu nueva riqueza.

De repente te pones de pie otra vez, preguntándote lo que vas a hacer con todo este dinero. Recuerdas la madre soltera que vive por la calle y decides enviarle una caja grande de dinero en efectivo, de forma anónima. Te imaginas la radiante sonrisa en el rostro de la madre y los niños cuando reciben tu regalo de amor. Entonces te acuerdas de la anciana que vive al lado, probablemente podrías darle un poco de ayuda también. Así que tomas una caja de dinero para ella. Comienzas a pensar en tus amigos y miembros de tu familia, y decides bendecirlos con un poco de dinero. Ah, también conoces algunas organizaciones caritativas grandes a las que podrías hacer donativos. Por último, recuerdas algunas cosas que quieres comprar para ti mismo, facturas que hay que pagar, cosas que te gustaría comprar…

Mientras te preparas para ir en tu excursión de compras, echas una mirada a tu alrededor para ver los montones de dinero que tú atrajiste y experimentas un sentimiento de inmensa gratitud. Nunca te has sentido tan bendecido como ahora, y ahora sabes que eso va a mejorar cada vez más en el futuro. Por último, entiendes que la verdadera riqueza viene de dentro de ti, y nunca más tendrás que sentirte impotente o asustado. La prosperidad que has llamado sucesivamente continuará creciendo y se multiplicará cada vez que así lo elijas.

Con una radiante sonrisa y un guiño al Universo, cierras la puerta detrás de ti y te diriges hacia la primera de las muchas aventuras ricas, excitantes y maravillosas que te están aguardando ahora.


Fuente: http://www.wingsfortheheart.com/

1 comentario: