Breaking News



¿Cómo Está Programado tu Subconsciente?


Durante gran parte de su infancia, Federico escuchó los rezos de su abuela en los que decía una y otra vez: "Tú sabes que no somos nada, Señor. No merecemos nada de ti, pero apiádate de nosotros". También le escuchó muchas veces decir que Dios enviaba a la familia carencias y sufrimientos como un regalo, ya que sólo así se ganarían el cielo. Federico apenas lo recuerda, pero debido al gran respeto que siempre le tuvo a su abuela, creía fielmente lo que ella decía. En su subconsciente quedó registrado con claridad el mensaje correspondiente: "No mereces nada, no mereces riqueza, Dios te envía limitaciones materiales porque te ama". Debido a esa programación, Federico es ahora un hombre conformista, sin ambiciones. Inconscientemente siente que no merece una vida más cómoda: no intenta mejorar, no trata de prepararse para aspirar a un mejor puesto, no aprovecha sus habilidades y siempre se encuentra en los puestos de menor salario. En su empleo se siente explotado y se las ingenia para trabajar lo menos posible. Los fines de semana se desahoga con algunos de sus compañeros gastando una buena parte de su paga en un bar de mala muerte. Todo eso lo mantiene sumido en una vida de miseria. Es claro que Federico está generando sus propias circunstancias limitantes de las que tanto se queja, pero él no se da cuenta; el programa que hay en su subconsciente lo induce a actuar de esa manera. Es muy difícil que actúe de otra forma.

El subconsciente atrae circunstancias de acuerdo con la información almacenada en él.

En incontables ocasiones uno conoce a personas como Federico, que ya de por sí viven en una situación bastante deprimente. Federico se entera que en el barrio donde él vive se quemó una casa o un arroyo se desbordó causando destrozos. ¿Quién fue el afectado por tal calamidad? ¡Nada menos que Federico! Uno concluye que la vida es muy injusta. O el destino o Dios o quienquiera que se encargue de dirigir ese tipo de sucesos. Sin embargo, más allá de lo que superficialmente puede parecer, lo que en realidad sucede es que el subconsciente de Federico atrae sucesos de acuerdo con esa programación: "No mereces nada". Por eso hasta lo poco que tiene es arrasado por el fuego o el agua del río que se sale de su cauce.

En el otro extremo están aquellos que han recibido una fuerte programación positiva con respecto a la riqueza y el dinero. Todos hemos conocido alguna vez a personas así. Consciente o inconscientemente, esa información los hace ser entusiastas, positivos, emprendedores, perseverantes. Les agrada aprender, les gusta el trabajo, buscan superarse, los retos los motivan. Es bastante obvio que generan los resultados positivos que obtienen. Sin embargo, más allá de todo lo que ellos mismos provocan, la diosa fortuna parece estar de su lado. Las oportunidades les llueven y se les presentan las mejores circunstancias. La gente que los ve, concluyen que nacieron con buena estrella. No existe tal estrella. El subconsciente está realizando sus funciones y atrae circunstancias, personas y cosas de acuerdo con la información que haya en él.

Éste es uno de los aspectos más trascendentes respecto al funcionamiento de nuestro subconsciente. De una u otra forma, siempre estaremos generando y atrayendo acontecimientos que serán el vivo reflejo de la información almacenada en nuestro interior. No podemos tener una vida plena en cuanto a riqueza y calidad mientras estemos programados para las limitaciones y las carencias.

El Universo está regido por leyes y principios. Estas leyes no dejan de funcionar sólo porque las ignoremos o neguemos. Los árboles crecen hacia arriba, la lluvia se forma en el cielo y cae, la tierra gira alrededor del sol... Todo esto sucede aunque ignoremos los principios que hay detrás. Dios no creó caos. Toda la naturaleza está bien organizada, incluyendo la de nuestra mente. Y en ella existe una ley: Todo lo que pensamos, sentimos o creemos se transmite a nuestro subconsciente, que finalmente crea nuestro destino. Ésta es la ley fundamental que rige el funcionamiento del subconsciente, y seguirá actuando aún cuando la desconozcamos o nos neguemos a aceptarla.

Debemos ser conscientes de esta capacidad tan maravillosa que poseemos. Nosotros creamos nuestro destino. Tenemos la misma capacidad para crear lo bueno o lo malo, la riqueza o la pobreza, las consecuencias negativas o positivas. El subconsciente funciona siempre de la misma forma, creando la realidad a partir de la información que se le ha proporcionado. Independientemente del estado global de la economía de un país o una región, nosotros crearemos en nuestra vida limitaciones o abundancia de acuerdo con nuestra programación subconsciente.


Gildhardho

1 comentario:

  1. Muy buen artículo. Gracias.
    Justamente para reprogramar el inconsciente es muy propicia esta meditación: https://www.youtube.com/watch?v=UJlkv25C5nM

    ResponderEliminar