Breaking News



La Cuerda de la Vida




Cuentan que un alpinista, desesperado por conquistar el Aconcagua, inició su travesía después de años de preparación.

Subiendo  por un acantilado, a sólo cien metros de la cima, resbaló y se desplomó por los aires... caía a una velocidad vertiginosa, sólo podía ver veloces manchas más oscuras que pasaban en la misma oscuridad  y la terrible sensación de ser  succionado por la gravedad.

Seguía cayendo… y en esos angustiantes momentos le pasaron por su mente todos los momentos gratos y no tan gratos de su vida. Pensaba que iba a morir; sin embargo, de repente sintió un tirón muy fuerte que casi lo partió en dos… Si, como todo alpinista experimentado, había clavado estacas de seguridad con candados a una larguísima soga que lo amarraba de la cintura.

Después de un momento de quietud, suspendido en los aires, gritó con todas sus fuerzas:

- ¡Ayúdame, Dios mío!...

De repente una voz grave y profunda de los cielos le contestó:

- ¿Qué quieres que haga, hijo mío?, ¿Realmente  crees que te pueda salvar?

- Por supuesto, Señor-  contestó el alpinista.

- Entonces  corta la cuerda que te sostiene…

Hubo un momento de silencio y quietud. El hombre se aferró más a la cuerda y reflexionó...

Cuenta el equipo de rescate que al día siguiente encontraron colgado a un alpinista muerto, congelado, agarrado fuertemente con las manos a una cuerda… a tan solo un metro del suelo.



***********


¿Qué tan sujeto estás a la cuerda de las comodidades, que te dicen que no puedes ser mejor que otros, que no puedes dejar el trabajo porque tienes miedo al “después quién me contrata", que no puedes emprender tu propio negocio?

La cuerda representa todos aquellos temores, miedos, modelos impuestos o patrones de conducta que has cargado en tu existir y que no puedes dejar porque estás atado a ellos  y crees que sin ellos  corres el riesgo de fracasar... atrévete a soltar la cuerda y crea tu propia vida, encuentra tu puesto en el mundo, sé  protagonista de tu propia historia, asume tus propios errores; acepta, sin frustraciones, tus limitaciones; sé siempre fiel a tu vocación, pon constancia y amor en todas tus obras,  no vuelvas atrás ante los fracasos,  no te envanezcas con los éxitos, mira la vida con alegría y esperanza.


Anónimo

No hay comentarios