Breaking News



Aprende a Meditar



La meditación comenzó hace miles de años, antes del Cristianismo. Gautama Buda practicó meditación 500 años antes de Cristo. A comparación del cristianismo donde se práctica la oración durante largos periodos de tiempo, los budistas practican la meditación. Ésta ya no es practicada solamente por los monjes tibetanos en monasterios, o por los yoguis sentados en una cueva, sino para mucha más gente.

La meditación se practica en todo el mundo independientemente de la religión que se profese, siempre en busca de relajación, reducción del estrés y el alivio del dolor, además de aquellos que buscan iluminación espiritual. 

La meditación es una forma de vaciar la mente y entrar en un estado más allá de la mente y el pensamiento. En un principio, aprender a meditar implica habilidades tales como la concentración, el enfoque o la contemplación, en otras palabras, la mente se beneficia tanto psicológica como espiritualmente.

La meditación incluye quitar pensamientos negativos de la mente, sentirse en paz, sintonización con la quietud, experimentación del “momento”, entre otros. Pero básicamente, la meditación es simplemente cerrar los ojos y experimentar con la conciencia.

Las técnicas de meditación son herramientas para llegar a un estado interior del ser. Hay varias razones por las que una persona podría no estar interesada en la meditación. La principal objeción, aún hoy en día, es que se piensa que la meditación es sólo para gente religiosa, loca, hippie o con un estilo de vida alternativo. En segundo lugar, la meditación requiere de paciencia, por lo que mucha gente no cuenta con ella. Además, existen aquellos que quieren una garantía antes de comenzar la meditación, quieren resultados inmediatos. Por último, la mayoría de la gente no se da su tiempo para practicarla ya que se encuentran muy ocupadas en reuniones sociales, en la computadora, en el teléfono, con el celular, viendo televisión, en el trabajo y creen imposible encontrar 15 minutos al día para poder meditar.

Posiblemente el argumento más atractivo para la meditación es que proporciona el mejor método para llegar al interior del núcleo de nuestro ser y, por tanto, al encuentro de alegría, entusiasmo, emoción y felicidad. Mediante la práctica de la meditación, la persona llega a un punto donde se encuentra en auto-orientación para resolver problemas, tomar decisiones y entender las complejidades de la vida además de poder lograr concebir grandes ideas durante la práctica de ésta. La meditación es un viaje a un lugar donde se puede escuchar a sí mismo y saber qué hacer. Un buen lugar en donde la confusión ya no existe. La recompensa es un corazón feliz, un cuerpo más saludable y una mente más clara, literalmente, lo mejor de todo.








No hay comentarios