Breaking News



Cómo Prevenir Tragedias y Reveses de la Fortuna


La oración sí cambia las cosas; innumerables biografías lo atestiguan. Cuando hablo de oración, quiero decir la contemplación de las verdades de Dios, desde el punto de vista más alto. Al pensar en forma constructiva, basado en principios universales, puedes cambiar los patrones negativos de tu mente y, a partir de eso, llevar una vida fascinante. En otras palabras, al llenar tu mente con las verdades de Dios, neutralizas, borras y erradicas de tu mente todo lo que es distinto a Dios. Evitarás todas las experiencias negativas, como accidentes y desastres de todo tipo. Tu escapatoria de la mala fortuna debería coincidir con tu habilidad de elevarte en tu consciencia. "Yo, si fuere levantado, ...a todos atraeré (manifestaciones y experiencias) a mí mismo" (San Juan 12:32)

Al contemplar las verdades eternas y lo que es verdad de Dios, te separas de la mente colectiva, o ley de promedios, la que domina al conjunto de la humanidad.

Cuando entras en la paz de Dios y permites que Su Paz fluya en tu interior, como un río dorado de vida y amor, haz tocado la realidad, o Dios.

Afirma las verdades de la siguiente oración y persevera hasta que las nubes se disipen y la carga desaparezca. Entonces te unirás conscientemente con el Omnipotente y luego las fuerzas divinas se apresurarán a suministrarte la alegría eterna.

"Estoy consciente de que Dios es el único poder y presencia y comprendo que la presencia de Dios es amor, orden, belleza, paz, perfección y armonía. La paz de Dios fluye ahora en mi interior como un río; reconozco la dicha y el orden perfecto que existe y siempre ha existido. Estoy sumergido en la mente de Dios, y Dios me considera perfecto, completo y total; estoy sumergido en la Omnipotencia Santa. Toda la armadura de Dios me rodea, me cubre y me envuelve, y soy protegido divinamente todo el tiempo".

Joseph Murphy

No hay comentarios