Breaking News



Todo el Mundo Posee Muchas Aptitudes para Superar Problemas



Es interesante señalar que la vida nunca nos deja abandonados. Si la vida nos plantea un problema, también nos da aptitudes para afrontarlo. Como es natural, nuestras aptitudes varían según el uso a que pensemos destinarlas. Y, aunque usted no goce de buena salud, no por ello tendrá que renunciar a una vida útil y feliz.

Tal vez usted opine que la mala salud es un obstáculo muy difícil de superar. Si ello es cierto, anímese con la experiencia de Milo C. Jones. Milo no había tratado de adquirir riquezas cuando gozaba de buena salud. Y entonces enfermó. Al enfermar, todas las circunstancias le fueron desfavorables.

He aquí la historia de su experiencia.

Cuando gozaba de buena salud, Milo C. Jones había trabajado muy duro. Era agricultor y trabajaba en una pequeña granja cerca de Fort Atkinson, Wisconsin. Pero no lograba que la granja rindiera mucho más que lo suficiente para cubrir sus propias necesidades y las de su familia. Esta clase de existencia se sucedía año tras año. ¡Y, de repente, ocurrió algo!

Jones sufrió una parálisis que le obligó a permanecer en cama. Aquel hombre se había quedado completamente inválido a una edad muy avanzada. Apenas podía mover el cuerpo. Sus familiares estaban seguros de que se iba a sentir permanentemente desdichado a causa de su irremediable invalidez. Y así hubiera sido de no ocurrirle otra cosa. Y fue él quien hizo que ocurriera, permitiéndole alcanzar la clase de felicidad que produce el éxito y el bienestar económico.

¿Qué utilizó Jones para provocar aquel cambio? Utilizó la mente. Sí, su cuerpo estaba paralizado. Pero su mente no había sufrido ningún daño. Podía pensar y empezó a forjar planes. Un día, mientras pensaba y forjaba planes, reconoció a la persona viviente más importante. Y vio con toda claridad que él era una mente con un cuerpo. ¡En aquel preciso instante, tomó una decisión!

Milo C. Jones decidió desarrollar una Actitud Mental Positiva. Decidió tener esperanza, ser optimista y feliz y convertir su pensamiento creador en realidad, empezando desde donde estaba. Quería ser útil. Y quería mantener a su famiIia, en lugar de ser una carga para ella. Pero, ¿cómo convertir su desventaja en ventaja? No permitió que este problema vital le arredrara. Halló la respuesta.

En primer lugar, Jones pasó revista a todos los beneficios de que gozaba. Descubrió que había muchas cosas por las que podía sentir gratitud. Este sentimiento de gratitud le indujo a buscar otros beneficios de que pudiera disfrutar en el futuro. Y puesto que, entre otras cosas, buscaba un medio de ser útil, encontró y supo reconocer aquello que andaba buscando. Era un plan y exigía acción.

Y Jones entró mentalmente en acción.

Les reveló el plan a los componentes de su familia. «Ya no puedo trabajar con mis manos -empezó diciéndoles-; por consiguiente, he decidido trabajar con el pensamiento. Cada uno de vosotros puede, si quiere, sustituir mis manos, mis pies y mi cuerpo físico. Plantemos maíz en todas las tierras cultivables de nuestra granja. Después criemos cerdos y alimentémoslos con el maíz. Sacrifiquemos los cerdos mientras sean jóvenes y tiernos y convirtámoslos en salchichas, que a su vez venderemos como marca registrada a todas las tiendas de minoristas del país. ¡Se venderán como el agua!», añadió, riéndose.

¡Y se vendieron como el agua! En pocos años, la marca «Salchichas de lechón Jones» se convirtió en una de las favoritas en todos los hogares. Y estas cuatro palabras se convirtieron en un símbolo conocido por los hombres, mujeres y niños de toda la nación. Y Milo C. Jones vivió para verse convertido en millonario. Había alcanzado mucho más a través de una Actitud Mental Positiva. Había vuelto su talismán por la cara de la AMP. Y, de este modo, a pesar de ser un inválido, se convirtió en un hombre feliz. Y era feliz porque se sentía útil.


Napoleón Hill & W. Clement Stone

No hay comentarios