Breaking News



La Llave, El Secreto Perdido



Admítelo. Hay algo en tu vida que estás tratando de atraer, conseguir o resolver, y aún no lo has logrado.

No es porque no lo hayas intentado. Has leído libros de autoayuda, has visto películas como El secreto y otras, has acudido a seminarios y has hecho muchas cosas más, pero sigues dándote golpes contra la pared cuando se trata de ese algo que deseas alcanzar y que pareces no poder atraer.

¿Qué pasa? ¿Por qué puedes atraer fácilmente algunas cosas pero tienes dificultades persistentes en otros campos? ¿La ley de la atracción funciona o no funciona? ¿Realmente hay algo que funcione?

¿Cuál es el secreto perdido para atraer todo lo que deseas?

Todo lo que tienes en tu vida está ahí porque lo has atraído, incluso lo negativo. Sencillamente lo atrajiste de modo inconsciente. Cuando logras entender la programación mental que opera detrás de los hechos, puedes cambiarla y comenzar a atraer todo lo que deseas.

Cuando obtienes "claridad" sobre las creencias ocultas que te impiden atraer lo que deseas, alcanzas lo que otros llaman milagros. Por ejemplo:

Cuando tuve claridad sobre los motivos de mi sobrepeso, perdí 40 kilos, participé en seis concursos de estado físico y transformé mi cuerpo y mi vida. Cuando aclaré mis pensamientos ocultos relacionados con el hecho de conseguir un auto nuevo, pude atraer doce autos nuevos, incluyendo dos BMW y un espectacular auto ensamblado a mano llamado Francine, un Panoz Esperante GTLM. Cuando pude aclarar el origen de unos tumores linfáticos en los pulmones, potencialmente mortales, se volvieron benignos. Cuando logré esclarecer las razones por las cuales fui pobre y viví en la calle, sin casa, escribiendo para sobrevivir, me convertí en una celebridad de Internet, en autor de más de 20 best sellers y en estrella en la exitosa película El secreto.

Llegar a conocer los bloqueos internos es el secreto perdido para poder atraer todo lo que deseas en tu vida. ¿Pero cómo saber si necesitas aclarar algo que no conoces? Si te haces esta pregunta, es señal de que aún no has obtenido la claridad que necesitas. Te sugiero un modo rápido de averiguarlo. Contesta con sinceridad estas preguntas.

¿Has tenido problemas recurrentes en un aspecto determinado de tu vida? ¿Alguna vez has hecho propósitos de año nuevo y no los has cumplido? ¿Te sientes frustrado por métodos de autoayuda que no te han servido? ¿No actúas para conseguir lo que quieres? ¿Sientes que hay algo que sabotea tu éxito? ¿Has visto la película El secreto y todavía no has atraído nada de lo que deseas?

El secreto perdido

Si eres completamente honesto contigo mismo, sabes que hay por lo menos un aspecto de tu vida que parece oponerse al cambio y a la transformación.

Puede ser, por ejemplo, en el tema de la pérdida de peso. Has empezado dietas y has hecho ejercicio. Pero tu peso se mantiene igual y si logras perderlo, vuelves a recuperarlo. Te sientes maldito.

¿Y en tus relaciones? Has tenido citas, has utilizado servicios en línea, has estado involucrado en relaciones de pareja e incluso has estado casado, pero el amor parece no durar. Siempre pasa algo que acaba con el romance.

O en las finanzas: tienes empleos y ninguno de ellos parece llenar tus expectativas. O no puedes encontrar tu vocación adecuada, no importa cuántos expertos consultes o cuántas hojas de vida distribuyas. Es como si el mundo no te diera el apoyo que esperas para ir tras tus sueños. Vives al borde de la quiebra, o tratando constantemente de ponerte al día con tus cuentas.

O tal vez es la salud: tienes irritantes dolores de espalda o algo más grave, como una enfermedad muscular o cáncer. Tal vez sea una alergia, una tos persistente o asma. Sea lo que sea, sientes que no puedes curarte porque estás destinado a enfermarte.

Te sientes una víctima. Juzgas que el problema es tuyo, pero que su causa está en algún otro lugar. La culpa es de tu jefe, de tus vecinos, del presidente, del gobernador, de los terroristas, de la contaminación, del calentamiento global, de tu ADN, del Departamento de Impuestos o, incluso, de Dios.


¿Cuál es la solución? ¿Cuál es La llave?

Cuando yo no tenía casa, vivía en la calle y padecía hambre, también sufrí la sensación de estar atascado en la vida.

Creía que el mundo quería librarse de mí. Me mantenía furioso con todos, con mis padres, con el sistema y hasta con Dios. Sentía que no me merecía esta vida. Luchar por conseguir el sustento, por encontrar un lugar donde vivir, por adquirir un auto, eran todas experiencias frustrantes y agotadoras. Ciertamente todo esto no era culpa mía, pues yo era buena persona y merecía algo mejor.

Del mismo modo me sentí estancado en mis intentos por bajar de peso. De niño, de adolescente y de adulto, fui obeso; siempre odié eso. Culpaba a mis padres por mi constitución física y los acusaba por la forma en que me criaron y me alimentaron. Culpaba a mis profesores de gimnasia por hacerme sentir humillado. Me creía destinado a ser gordo y eso no me gustaba para nada.

En ambos casos, tenía un problema recurrente. Nunca pensé que yo fuera la causa. Siempre responsabilizaba a las circunstancias externas. Eso es lo que la mayoría de nosotros hacemos cuando nos chocamos con una pared y no podemos darle vuelta. No somos nosotros -pensamos- es la pared. Podemos ser exitosos en otros aspectos de la vida, pero cuando nos topamos con el punto problemático, somos incapaces de tener claridad y de encontrar la salida.

Pero sí hay una solución.

Yo la llamo La llave.

La Llave es el secreto perdido para poder atraer todo lo que queramos. Y esto es absolutamente cierto, lo digo de veras. Es realidad, es tu pasaporte a la libertad. La Llave consiste en  técnicas muy específicas de limpieza interior que eliminarán de tu inconsciente todo bloqueo que te impide crear la vida de tus sueños. Las tres principales son: 

*Ho´oponopono
*EFT (Técnicas de liberación emocional)
*Método Sedona

Cuando yo no tenía casa, me concentré en mis pensamientos y creencias. Así, me di cuenta de que la razón principal por la cual era infeliz radicaba en que esperada serlo. Comprendí que estaba moldeando mi vida a partir de escritores que habían sido suicidas. Como quería ser un autor como ellos, pensé que la melancolía era el camino. En cuanto cambié mis ideas y creencias, comencé a atraer nuevas realidades. Empecé a conseguir trabajo, luego dinero, y después felicidad. Hoy soy autor de docenas de libros y aparezco en películas como El secreto y The Opus.

¿Qué pasó con mi tendencia a culpar a los demás por los problemas persistentes en que vivía?

Igual ocurrió con mi obesidad. Hoy en día, tengo un peso promedio y estoy en buena forma. He participado en seis concursos relacionados con cuerpo y salud y tengo mi propio gimnasio. Me ejercito con entrenadores famosos como Frank Zane.

¿Qué sucedió? ¿No era culpa del ADN?

En ambos casos utilicé La llave para ser libre.

Todo lo que necesitas es La llave.


Joe Vitale

1 comentario:

  1. Me encanta siempre como secexpresa joe vitale e leido sus libros es muy claro en todo. A mi el ho ponopono me ayudo mucho primero me hizo llorar demaciado y despues ver cual era el fondo del conflicto siempre estoy limpiando

    ResponderEliminar