Breaking News



La Magia del Ho´oponopono

La-Magia-del-Hooponopono

"Somos la suma de nuestras experiencias, lo que equivale a decir que cargamos nuestro pasado. Cuando experimentamos estrés o miedo en nuestras vidas, si miramos cuidadosamente, nos daremos cuenta de que la causa está realmente en nuestra memoria".
-Morrnah Simeona

Hace tres años oí hablar de un terapeuta hawaiano que trataba a una sala entera de criminales con enfermedades mentales sin ver a ninguno de ellos en su consultorio. Más tarde lo conocí, estudié con él y juntos escribimos un libro, Zero Limits (Cero límites). Su método es una vigorosa herramienta para dominar todos nuestros pensamientos limitantes y es tan sencillo de aplicar como tener que decir sólo dos palabras.

El doctor Ihaleakala Hew Len me enseñó que diciéndole "Te Amo" a la Divina Providencia (Dios, vida, Tao, o como quiera que llames a esa superpotencia que está en todas partes), podría desencadenar una curación. Este método de oración y petición pertenece a una espiritualidad hawaiana llamada Ho'oponopono. 

La suposición básica es que todo lo que hacemos proviene de la inspiración o de la memoria. La inspiración es una señal directa de la Divina Providencia. La memoria es un programa de tu subconsciente. Somos el resultado de recordar prácticamente todo. La tarea consiste en limpiar esos recuerdos de modo que puedas actuar inspirado en las señales de la Divina Providencia.

En otras palabras, la forma como respondas a esas palabras probablemente será una reacción basada en tu memoria. Si estás en desacuerdo conmigo, es porque en tu mente tienes un programa viejo que entra en resistencia con mi escrito. Si estás de acuerdo, puede ser porque tienes un programa que está alineado con lo que estoy diciendo.

De todos modos, llevas un equipaje contigo. Ese equipaje es la memoria.

Según el doctor Hew Len, por decir simplemente "Te Amo" a la Divina Providencia, empieza un proceso de claridad y limpieza. Esas palabras sacuden tus sentimientos dentro de ti. Son oídas por la Divina Providencia, la cual envía una señal de limpieza para que vivas el momento actual con total claridad y conciencia.

Si es la primera vez que escuchas este concepto, puede que no tenga sentido para ti. Eso se debe a que tienes un recuerdo preexistente que entra en conflicto con lo que te estoy diciendo en este momento. Tu mundo tal vez no encaje con este nuevo modelo. Si estás sintiendo confusión, simplemente consérvala en la conciencia y dile "Te Amo" a la Divina Providencia (repito: lo que sea que la Divinidad signifique para ti). Mientras haces eso, yo diré "Te Amo" al escribir esas palabras.

El método del doctor Hew Len implica la limpieza de todos tus recuerdos negativos para que puedas percibir cambios en tí mismo e incluso en los demás. Suena extraño, pero cuando te ocupas de tus propios asuntos, ellos desaparecen en otras personas.

Debes amar la idea de que los problemas se vayan. ¿Cómo? Diciendo "Te Amo" sin parar. Hay otras tres frases que también puedes decir: "Lo Siento", "Por Favor, Perdóname" y "Gracias"; pero, de lejos, las dos sencillas palabras de "Te Amo" es todo lo que necesitas. Hago esto desde hace tres años y mi vida es asombrosa. Vivo en un permanente estado de felicidad.

joe-vitale

En cuanto aprendí el método, empecé a aplicarlo en cualquier ocasión que se me presentara: en los atascos del tráfico, en el teléfono, delante de mis públicos, en la tina, fumando un cigarrillo, caminando, haciendo fila, sintiendo dolor, recordando, etcétera. Raramente digo las dos palabras en voz alta pero sí lo hago continua y silenciosamente en mi mente. "Te Amo" se ha vuelto mi mantra mental. Transformó mi vida, de una colmada de preocupaciones a otra plena de maravillas.

No hay nada fuera de ti. El mundo entero es una proyección de lo que sientes por dentro. Así, si sientes amor, atraerás amor. Ya que el amor incluye la gratitud, atraerás más cosas de las que podrás estar agradecido. Esta es la esencia de mi libro El poder de la atracción y, desde luego, de la película El secreto. Obtienes lo que deseas.

Así es.

De corazón, pienso que tú (yo) sólo necesitas amor. Cuando dices "Te Amo" dentro de ti, te limpias a ti mismo e irradias una energía que los otros perciben. El resultado: más éxito.

¿Aún escéptico?

Míralo de otro modo. Aunque este método te parezca una locura, ¿qué pierdes con decir mentalmente "Te Amo" mientras llamas por teléfono, escribes correos electrónicos, haces cotizaciones, etcétera? Si no pasa nada, al menos tendrás días con mejores sentimientos.

Inténtalo y verás.

A propósito: "Te Amo".

Este es otro ejemplo de cómo funciona este proceso.

Cuando supe que tenía tumores linfáticos potencialmente cancerosos en mis pulmones, entré en pánico. El especialista en cáncer que fui a ver me pintó un panorama muy oscuro. Quería hacerme una biopsia inmediatamente, y me explicó además los daños eventuales que podría sufrir a largo plazo.

Les envié una señal de alarma a mis amigos más cercanos, sanadores y otras personas. Me hicieron sugerencias, que acepté en su gran mayoría. Y también apliqué el "Te Amo" como método de limpieza.

Mientras estaba en cama, silenciosamente le repetía "Te Amo" a la Divina Providencia una y otra vez. De pronto tuve una inspiración. Se me ocurrió que este desafío de salud, fuera lo que fuera, era un regalo. Me pregunté qué querría decir. Muchas personas han contado que sus cánceres u otras amenazas de salud se convirtieron en algo maravilloso que los despertó o los fortaleció. ¿Estos tumores serían un regalo para mí?

Acostado, seguí repitiendo mentalmente "Te Amo". Comencé a imaginarme los tumores linfáticos en mi pecho. Yo había visto la escanografía y sabía cómo se veían. Cuando los tuve en mi imaginación, comencé a hablarles. Les pregunté: "¿Qué quieren que aprenda? ¿Qué quieren decirme?"

Casi instantáneamente vi una imagen de mi difunta esposa. Ella había muerto tres años antes. Estuvimos casados por más de veinte años y fue mi mejor amiga. La vi y dije: "Te Amo". Sentí un profundo dolor. Cuando murió, lloré todos los días durante un año. Después lloré un poco menos hasta que lentamente dejé de hacerlo. Pero aún la extrañaba.

Me pareció que los tumores linfáticos eran un símbolo de ella. La escanografía se veía como una minúscula criatura pendida dentro de mí, una sólida metáfora de lo que atesoraba en mi mente. Aún no había dejado ir a mi esposa. Una parte de mí la guardaba dentro de mí.

Continué repitiendo mentalmente "Te Amo", y a medida que lo hacía, me surgían otras frases, tales como "Lo Siento" y "Por Favor, Perdóname". Al seguir haciendo esto, vi que las imágenes de los tumores se volvían más y más pequeñas, hasta desaparecer.

Después de 20 minutos o más, sentí que estaba limpio. Aunque no podía probar que los tumores linfáticos se habían ido, supe que ya no estaban. Los amé, escuché su mensaje y los dejé ir. El resultado de la biopsia mostró que no eran malignos.

Piensa en algo o en alguien en tu vida que te frustra. Puede ser un problema de salud o un problema económico. O bien un compañero de trabajo con el que no quieres estar mas. No importa lo que sea. Escoge algo, cualquier cosa, para hacer este ejercicio.

Mientras mantienes esa cosa o esa persona en tu conciencia, empieza a decir silenciosamente "Te Amo". Puedes dirigir la frase a la Divina Providencia.

Sea que creas o que no creas que esto funciona, confía en el proceso y sigue adelante. Todo lo que tienes que hacer es repetir "Te Amo". A medida que lo haces, empezarás a sentir amor y comenzarás a transformar a esa persona, a ese objeto o a esa circunstancia.

Ten presente que nadie tiene que enterarse de lo que estás haciendo. Como diría el doctor Hew Len, no hay "nada allá afuera". Todo está dentro de ti. Todo gira alrededor de tu relación con la Divina Providencia. Y lo único que tienes que hacer para limpiar y mejorar esa relación es decir solo dos  palabras: "Te Amo".

Haz esto ya y maravíllate con los resultados.


Joe Vitale

1 comentario:

  1. las veces q he visto esa cancion me he puesto a llorar, por q no es posible q por tanto tiempo hemos estado manipulados y por la basura q han manipulado este mundo es q hemos vivido lastimandonos unos a otros, cuando todo debio ser vivir en amor y en armonia

    ResponderEliminar