Breaking News



Quién Eres



Los pensamientos son cosas.
Los pensamientos son más que simples nubecitas que flotan dentro de nuestra cabeza. Los pensamientos son cosas. De hecho, son unidades mensurables de energía.

Los pensamientos son impulsos bioquímicos y eléctricos, ondas de energía que, hasta donde sabemos, penetran el tiempo y el espacio.

"El pensamiento es el ensayo de la acción".
Sigmund Freud

Los pensamientos son poderosos.
Son reales, son mensurables, son energía. Cada pensamiento es una declaración de tus deseos al universo. Cada pensamiento genera cambios fisiológicos en tu cuerpo. Eres el producto de todos los pensamientos que has concebido, de las emociones que has sentido y de las acciones que has emprendido hasta ahora; y los pensamientos que concibas hoy, las emociones que sientas hoy y las acciones que emprendas hoy determinarán tus experiencias futuras. Por eso es fundamental que aprendas a pensar y a comportarte de una manera positiva, en concordancia con lo que deseas ser, hacer y experimentar en tu vida.

"La vida es como el juego del bumerán.
Nuestros pensamientos, obras y palabras
vuelven a nosotros tarde o temprano, con
asombrosa precisión".
Florence Shinn

Los pensamientos influyen en el cuerpo.
Los detectores de mentiras muestran que los pensamientos generan cambios en el cuerpo: modifican la temperatura, el ritmo cardiaco, la presión arterial, la frecuencia respiratoria, la tensión muscular y el nivel de sudoración. Imagina que estás conectado a un detector de mentiras y alguien te pregunta: «¿Tú robaste el dinero?». Si tú lo robaste y mientes, te sudarán las manos o se enfriarán, el corazón te latirá más rápido, la presión sanguínea aumentará, se te acelerará la respiración y los músculos se te tensarán. Esta clase de reacciones fisiológicas se presentan como respuestas a todos nuestros pensamientos. ¡Cada uno de nuestros pensamientos influye en cada una de nuestras células!

"Reconozco que los pensamientos influyen en el cuerpo".
Albert Einstein

Por todo esto, es importante que aprendas a pensar de la manera más positiva posible. Los pensamientos negativos son tóxicos y afectan al cuerpo negativamente. Nos debilitan, nos hacen transpirar, provocan tensión muscular e incluso desarrollan un entorno más ácido en el organismo. Incrementan las probabilidades de contraer cáncer (las células cancerígenas se desarrollan en el ambiente ácido) y otras enfermedades. Asimismo, emiten una vibración de energía negativa y atraen más experiencias con la misma vibración.

Los pensamientos positivos, por su parte, influyen en el cuerpo de manera positiva. Nos hacen sentir relajados, concentrados y alerta. Estimulan la liberación de endorfinas en el cerebro, que reducen el dolor e incrementan el placer. Además, los pensamientos positivos emiten una vibración de energía positiva que atrae más experiencias positivas a nuestra vida.

"Está demostrado científicamente que un pensamiento positivo es cien veces más poderoso que uno negativo".
El Secreto

La conciencia y el inconsciente.
Casi todos estamos al tanto de nuestros pensamientos conscientes, pero es importante estarlo también de los subconscientes. El inconsciente, en general, es el que lleva las riendas, y como la mayoría llevamos en la cabeza una grabación negativa que se reproduce de manera constante, continuamente emitimos mensajes negativos. Debemos aprender a reprogramar nuestro subconsciente y a transformar los pensamientos negativos en otros saludables y positivos. Para eliminar estas ideas limitantes y negativas debemos analizar cuidadosamente nuestras creencias e imagen propia. Este diálogo interno negativo es como la estática en una llamada telefónica, que interfiere, distorsiona e incluso bloquea las frecuencias de nuestras intenciones positivas. Si no lo eliminamos, puede reducir nuestra capacidad de crear y manifestar el futuro que deseamos.

Jack Canfield 

No hay comentarios