Breaking News



Hazte la Prueba de la Negatividad


La persona negativa raramente se considera negativa a sí misma. Lo más probable es que se justifique en cuanto le hagas notar su negatividad.

Te voy a dar una prueba muy simple que te dirá, sin duda alguna, si tu mente se inclina hacia el lado negativo o hacia el lado positivo.

A continuación doy 25 palabras ordinarias. Lee estas palabras lentamente, advirtiendo cuidadosamente las asociaciones mentales que acompañan a cada una. Las asociaciones podrán ser positivas o negativas.

Si encuentras que para la mayoría de ellas tus asociaciones son negativas, alégrate.

Y digo alégrate, pues un gran cambio va a tener lugar en tu vida; un cambio que te dará Salud, Riqueza y Felicidad.

1. Amor
2. Despeñadero
3. Dinero
4. Automóvil
5. Alimento
6. Sexo
7. Oscuridad
8. Libro
9. Descanso
10. Ley
11. Agua
12. Carta
13. Jardín
14. Sirvienta
15. Jefe
16. Hogar
17. Invitados
18. Salud
19. Animal
20. Padre
21. Ropa
22. Música
23. Niños
24. Escribir
25. Pruebas

Muchas de estas palabras parecen negativas, otras positivas; pero te aseguro que cada una de ellas puede ser tanto negativa como positiva.

Tu reacción a estas palabras puede ser enteramente diferente a la de otras personas; pero sin duda podrás determinar si tus primeras impresiones fueron negativas o positivas.

Los estudios psicológicos han demostrado que el 95% de las personas se inclinan hacia el lado negativo. Esta cifra coincide con el estudio que reveló que no más de un 5% de las personas tiene éxito. Si te encuentras entre el 95% de gente negativa, no hay duda de que tus reacciones espontáneas a las palabras cayeron la mayoría en el lado negativo. Si descubres que es así, como dije antes, alégrate.

“Una verdad descubierta está ya superada a la mitad", se escucha a menudo. Si tienes tendencias negativas en tu forma de pensar, es razonablemente seguro que no estés disfrutando de tanto éxito como podrías desear; que no eres tan feliz como debieras.

Piensa pues, con regocijo, que el día de tu emancipación se encuentra al alcance de tu mano. Ya no serás esclavo de la carencia, la incertidumbre y el pesimismo. Puedes literalmente elevar tu cabeza hacia el cielo, extender tus brazos y con ilimitado entusiasmo proclamar: ¡Soy Libre!



Ben Sweetland

No hay comentarios