Breaking News



Cómo Llegar a la Cima a Partir de Cualquier Lugar



"Hace veinte años, cuando me quedé ciego, me era difícil de encontrar incluso el cuarto de baño. Ahora que he escalado el monte Everest, bueno, supongo que he recorrido un largo camino."
-Erik Weihenmayer

Erik Weihenmayer quedó completamente ciego cuando tenía 13 años... Desde entonces ha escalado las montañas más altas del mundo, corre maratones y saltó de un avión, entre sus muchas ocupaciones.

La historia de Erik, nos impulsa a tener "visión", a soñar en grande, a tener el coraje para llegar a metas imposibles, y la determinación y el ingenio para transformar nuestras vidas en "algo milagroso".

Así que, si un hombre ciego puede subir la montaña más alta del mundo... ¿Qué excusas tienes tú para lograr ese proyecto en el que has estado trabajando desde hace tiempo y que no logras terminar? Gente como Eric sólo tiene una cosa que los separa de casi todos los demás: la actitud de que la vida es para ser vivida, que los logros requieren un cierto riesgo, y que los riesgos pueden hacer la vida jugosa y divertida.

Ahora, es probable que no requieras arriesgar tu vida para alcanzar la mayoría de tus metas, ¿verdad?

¿Quieres sentirte más vivo? ¿Obtener mayores logros? ¿Sentir verdadera emoción?

Entonces, establece una meta grande. Un objetivo realmente grande. Pero sea lo que sea, te tiene que estirar. Tiene que ser algo que realmente quieres... algo que realmente va a cambiar tu vida.

Anota todos los pasos que tomarás. ¿A quién tienes que llamar? ¿Dónde tienes que ir? ¿Es necesaria una formación especial? ¿Necesitas herramientas o suministros? ¿Qué sacrificios tienes que hacer?

Permanecer sentado en el sofá durante otros 10 minutos puede que sea muy "cómodo"... pero hacer una llamada telefónica importante que te acerque a tu objetivo podría ser más "divertido" por el momento.

Porque al final del día cuando te mires en el espejo... la única manera de que sea divertido es si realizaste la llamada telefónica importante, si te levantaste del cómodo sofá, dejaste de esconderte y diste algunos pasos importantes hacia un gran objetivo... hoy y todos los días. Si haces esto constantemente, comenzarás a sentirte realmente orgulloso de: en lo que te estás convirtiendo. Y tu estima por arte de magia va a mejorar. Te gustarás a ti mismo mucho más.

Aquellos de los "sacrificios" que tendrás que hacer, no son sacrificios en absoluto.

La felicidad viene de lo que se hace. Si te conviertes en más, obtendrás más de forma automática. Es una de esas leyes universales cósmicas.

Erik Weihenmayer, en el logro de sus objetivos, se ha convertido en mucho más. Ahora le pagan grandes sumas de dinero para hablar con miles de personas cada año, junto con la emoción de trabajar para alcanzar sus sueños más salvajes. ¡Tienes la oportunidad de escribir sobre tus logros!

El 90% de las personas que intentan subir a la cima del Monte Everest fallan. Muchos mueren. Erik "miró" más allá del riesgo y las recompensas, y fue tras ella con pasión.

Así que, aunque es ciego, no cambiaría su vida por la de los demás. Su vida es su vida, por lo que está disfrutando cada pedacito de ella.

Cuando Erik estaba a unos 15 minutos de la parte superior de la montaña más alta del mundo, tan cerca de su objetivo, se puso a llorar... pero las lágrimas se congelan, lo que dificultaba la respiración en su máscara.

Así que tuvo que dejar de llorar con sus ojos ciegos durante otros 15 minutos... Hasta que realmente llegó a la cima del mundo.



Mike Brescia 
Para obtener más información sobre Erik Weinhenmayer, lee su libro Toque la cima del mundo. También puedes visitar su sitio web en: http://www.touchthetop.com/


No hay comentarios