Breaking News



¿Es Usted Feliz?


Es muy fácil identificar lo que nos hace felices. Y es más fácil serlo cuando se aceptan las bendiciones con las que contamos. ¿Tiene usted aprecio por su vida? ¿Valora la posibilidad que tiene de convertir sus sueños en realidad? ¿Se sabe enfocar en sus metas y objetivos? ¿Cuida de su cuerpo y sus talentos?

La forma de concentrarnos en las cosas que queremos depende de nuestro deseo. Desear es el primer paso para visualizar todo aquello que queremos y que con disciplina y constancia hemos de lograr.

Todas las personas tenemos deseos y necesidades. Después de cubrir nuestras necesidades primarias como alimentarnos, vestirnos, tener un hogar y dormir lo necesario, comenzamos a darnos cuenta de otras necesidades secundarias como el ser apreciados, reconocidos, el tener una profesión u oficio que nos distinga y nos dé un lugar en la sociedad y, por supuesto, comienza la interminable lista de deseos materiales y económicos que permitan comprar las mejores cosas.

Sin embargo: 

Solamente somos nosotros mismos los que podemos proporcionarnos una fantástica calidad de vida haciendo lo que más nos gusta y persiguiendo nuestros verdaderos sueños.

¿Cuánto dinero estaría usted dispuesto a pagar por volver a vivir el mejor día de su vida hasta el día de hoy? Seguramente mucho, ¿verdad? Pero el dinero no le puede traer ese día de nuevo. Sin embargo, usted sí puede volver a intentar vivir más días formidables en su vida y todo comienza con una actitud de felicidad constante.

Hay momentos en la vida de todas las personas que son únicos e irrepetibles. Pero pueden permanecer en la memoria como un incentivo motivador, como un estado ideal, como un espacio de tiempo al que podemos recurrir para seguir teniendo fe y seguridad que la vida sí está llena de momentos felices.

Todo comienza desde que amanece. Si usted decide que todo le saldrá bien durante el día y así lo declara, así será. Cuando uno antepone en la mente lo que desea es muy probable que se realice.

Lo mejor que nos puede pasar es darle vida a nuestros sueños y a nuestros deseos. Y si nuestro deseo es ser felices debemos ser honestos con nosotros mismos y realizar el trabajo que soñamos y vivir con la persona que de verdad amamos y responsabilizarnos por lo que hacemos, decimos, o por como actuamos.

Somos causantes de nuestra felicidad en la medida que somos honestos. No podemos pretender fingir o mentirnos porque entonces siempre estaremos añorando algo más.

La felicidad consiste en ver todo lo que somos capaces de hacer y hacerlo.

Si usted anda en búsqueda de algo, sea lo que sea, no pierda la oportunidad y hágalo. Más vale hacerlo que arrepentirse. Las oportunidades vienen a aquellos que toman los riesgos de ser auténticos en sus deseos y simplemente van por ellos.

Tome acción y decídase a ser feliz. Manténgase en la mejor condición física que pueda y dé su mejor cara al mundo. Pase lo que le pase agradezca todo lo que tiene y viva con la certeza
de que mejores días vendrán porque usted los merece. No se deje vencer por los golpes que a veces nos da la vida, todo tiene una razón de ser. Sea positivo, sea optimista y descubra nuevas formas de vivir rodeado de momentos que le den una mejor calidad de vida y le aseguro que algunos de esos momentos le sorprenderán siendo totalmente feliz.


Martha Rey

No hay comentarios