Breaking News



¿Llevas una Vida Aburrida y Rutinaria?


Qué lindo, qué lindo es leernos nuevamente. Hay que comprender que todos los seres humanos somos seres de rutina; adquirimos comportamientos y nos hacemos rutinarios. Cuando tu mente aprenda a manejar a voluntad tu voluntad, y no sea manejada por las rutinas, hasta vas a aprender a dormir cuando tengas ganas. 

Yo duermo cuando quiero; como que mi mente aprendió a manejar a voluntad mis ritmos cerebrales y al bajarlos comienzo a entrar en mis sueños, naturalmente. Cualquier persona hace eso, si simplemente se atreve a romper rutinas. Pero para romper rutinas hay que aprender a crecer, porque el miedo a crecer es depender de las rutinas del pasado. 

Cuando uno se atreve a romper rutinas, está atreviéndose a romper esquemas. Y cuando uno se atreve a romper esquemas, se da cuenta que hay infinidad de opciones distintas a los esquemas que mi mente me permitió ver. Cuando uno se atreve a romper las rutinas de siempre como salir arregladito, visitar a la suegra los domingos, lavar los trastes en la noche, tomar el café a tal hora, comer a medio día, ir al baño a la misma hora, etc., se da cuenta que empezó a ser libre. 

La libertad es hacer lo que sientes en el momento que sientes; con respeto a los demás, claro está. 

Pero como uno tiene miedo de manejar a voluntad su voluntad, y necesita que sigan manejando a voluntad su voluntad, para poder depender de quienes hasta cree que cortó su dependencia, uno necesita imperiosamente demostrarse, minuto a minuto, que no puede manejar a voluntad su voluntad. 

Cuando mi mente todavía sigue dependiendo de mi madre, de mis hijos o de quien sea y no de lo que yo siento, siempre voy a encontrar justificaciones para no atreverme a hacer lo que siento, por miedo, hasta de disfrutar la vida. Porque si yo no empiezo a hacer lo que siento en esta vida, ¿Cuándo lo voy a hacer?... claro, algunos mensos creen que existe otra vida; algunos hasta creen que en la otra vida, en su futura reencarnación, van a hacer lo que en esta vida no pudieron hacer, ¡y que se van a ganar la otra reencarnación a través del sufrimiento! 

De vuelta… Si crees en la reencarnación, cree, perfecto; pero disfruta esta vida y en la otra haz lo mismo. Les mando un abrazo grandote, pero eso de creer que esta vida la sufres y en la otra vas a ser feliz, me parece la cosa más ridícula del mundo. 





Leonardo Stemberg
www.leonardo.fm

No hay comentarios