Breaking News



Cómo Vivir Mágicamente Todos los Días


¿Te gustaría vivir cada día en un empoderamiento que ha sido marinado en tranquilidad y elegancia, con sabor a felicidad y libertad, y con una pizca de estilo? ¿Sí? Pues bien, añade un poco de magia a tu vida. Ahora, antes de ir a zambullirte en esta receta deliciosa, tienes que entender primero qué es la magia. Entonces, ¿qué es? 

Algunas personas evocan imágenes de brujas revolviendo una olla grande y trabajando en encantamientos. Sin embargo, la magia es “cambiar la realidad para que cumpla con tu voluntad, tu amor y tu imaginación”.  Esto significa que estás utilizando tu intención de crear algo que quieres o deseas, donde las cosas saltan en tu realidad sin esfuerzo y naturalmente, ofreciéndote la oportunidad de hacer brillar tu luz, para ser feliz, ser libre, ser fuerte y saber lo que realmente eres. 

El segundo requisito si se quiere hacer magia es que tienes que convertirte en un mago. Un mago tiene que ser poderoso porque se necesita poder para hacer magia. Por lo tanto, tienes que adueñarte de la idea de ser el creador de tu realidad. Cuando te adueñas del poder de crear todo en tu vida, tanto lo bueno como lo malo, entonces estás en una posición de poder para cambiarla si no te gusta. 

Si otra persona está creando tu realidad, toda tu magia se volverá una magia vieja y víctima, y vas a tener que esperar hasta que decidan detenerse para volver a tener lo que quieres. Quizás has estado esperando por un tiempo muy largo, así que no puedes pretender ser una especie de estúpido “muggle”. Muggle quiere decir el lapso de tiempo en que no se es mago, en la serie de Harry Potter. 

El tercer requisito es que tienes que estar cómodo con el cambio porque el cambio es lo que te permite tener magia. Las personas, por lo general, le tienen miedo al cambio, porque el consenso general es que el cambio es estresante. El cambio es difícil. Eso es porque para todos nosotros, cuando éramos jóvenes, sea que pasamos por grandes tensiones como mudarnos a otro lugar donde no teníamos amigos, o que algo malo nos sucedió, como perder a un padre, parecía que todo iba a cambiar y la vida nunca sería la misma. Lo bueno es que no hay cosas externas con las que tengas que ver. Todo es interno. Se trata de estar dispuesto a dejar de resistirse al cambio y estar dispuesto a ver nuevas posibilidades. 

Así que aquí está la receta para tu poción mágica: 


Debes tener la intención de tener magia. No vas a tener magia si no sientes que es algo natural en ti, o si no la anticipas. Cada mañana, aduéñate de tu día diciendo: “la magia es natural en mí y yo elijo tener magia hoy en mi vida”, luego ponlo en tus procesos de pensamiento y ve en busca de magia durante todo el día. 

Reconoce que eres el creador de tu realidad. Si estás sufriendo de una falta de amor, dinero o salud, o alguna otra circunstancia que te limita, reconoce que has permitido esto en tu vida para mostrarte dónde es que estás entregando tu poder, y que le has pedido a tu realidad que siga trayéndolo a ti, hasta que sanes y tomes tu poder de nuevo. 

Mantente presente. Presta atención a lo que estás pensando y sintiendo. 

No te vuelvas inconsciente, porque entonces tus acciones se convierten en reacciones instintivas a viejos hábitos. Si eliges escapar, como por ejemplo sentándote frente al televisor por horas, entonces elije hacerlo conscientemente. Di: “yo elijo escapar sentándome frente al televisor y vegetando”. Cuando lo haces conscientemente, puedes optar por no hacerlo. 

Empieza a soñar e imaginar lo que tu vida sería si la magia fuera natural en ti. Establece la resonancia para el día diciendo: “todas las energías de este día estarán alineadas con mi selección y con mi visión de lo que estoy soñando para mí mismo”

A medida que practiques todos los días, la magia llegará a ser automática y natural en ti. Y cuando la magia suceda, detente por un momento y siéntete agradecido. 


Amoros
Fuente: http://www.hogarismo.es/2012/05/15/como-vivir-magicamente-todos-los-dia/

No hay comentarios