Breaking News



¡Proponte Ser Feliz Ahora!


Es hora de experimentar las actividades en tu vida con una intención positiva, de percibir cada aspecto de tu realidad con gratitud y confianza, en vez de con la preocupación constante que abruma a tantas personas. Cuando el temor y la ansiedad se convierten en tus emociones dominantes, su energía impregna tus motivaciones. Eso es lo que sucede cuando siempre estás pensando en cosas como: ¿Qué sucedería si no puedo pagar las cuentas? ¿Qué pasaría si no logro hacer la venta? ¡Detesto mi trabajo! ¡Soy un fracasado! Con el tiempo, estos y otros pensamientos negativos se convertirán en tus expectativas. 

Probablemente has escuchado hablar de las “profecías autocumplidas”. Pues bien, lo creas o no, esta frase es científicamente sólida. El enfoque de tu energía emocional puede en realidad transformar el temor que suscita un posible problema futuro, en un plan subconsciente para convertir ese problema en una realidad. Tal vez pienses que tu meta es la riqueza, pero si te atemoriza la pobreza, ¡ese temor se convierte en realidad en una intención impulsora! Mientras más temas ser pobre, más te alejará tu vibración negativa de la abundancia. Esta es la dinámica energética de la intención paradójica; debes cambiar de la desesperación a la determinación. 

Tienes que esforzarte por cumplir tus metas, pero al mismo tiempo, tener la intención de confiar; debes planear ser feliz ahora. Ya sea que estés desyerbando el jardín o lavando la ropa, deshazte de la negatividad y procura percibir el potencial de alegría que entraña cada tarea. 

Esto es especialmente cierto en lo que respecta al cumplimiento de tus sueños. Tu intención de tener riqueza –o cualquier otra cosa buena- debe ser pura, nunca impulsada por el temor. Piensa en la diferencia energética entre la desesperación y la determinación. La desesperación es una necesidad, basada en el temor, de obtener unos resultados deseados. Por el contrario, la determinación es la intención de emprender una acción serena pero persistente en la dirección de tus sueños, siempre buscando crear felicidad incluso ahora, cuando no se han cumplido. 



INTENCIONES MOTIVADAS POR LA DESESPERACIÓN

  • Mi meta (dinero, trabajo, relación, etc.) es lo que en realidad me hará feliz. 
  • Sé que este logro me hará triunfar. 
  • Cumplir mi deseo me hará sentir aceptado. 
  • Sólo cuando me vaya bien me sentiré seguro. 
  • Tengo que apresurarme a hacer esto. No puedo dejar de trabajar en esto hasta que todo esté bien. 


INTENCIONES MOTIVADAS POR LA DETERMINACIÓN 

  • Tengo el poder para ser feliz. 
  • Puedo alcanzar mis metas más adelante y aun así sentirme exitoso hoy. 
  • Puedo elegir aceptarme ahora. 
  • Tengo el poder de sentirme seguro en el momento presente. 
  • Tengo el poder para crear todas estas emociones y experiencias positivas incluso ahora. 
  • Puedo elegir confiar de inmediato y soltar el temor. 


A medida que leas estas afirmaciones, podrás sentir la energía diferente que cada una produce en ti. Renunciar a los apegos emocionales y temerosos a tus metas será una parte crucial en el cambio a una vibración más serena y receptiva. Una conciencia positiva y un propósito de confianza y optimismo crearán la resonancia magnética que atrae tus deseos hacia ti. Debes renunciar a tu necesidad de alcanzar la meta con el fin de magnetizarla más rápidamente. Esto se logra cuando acoges tus intenciones emocionales de felicidad, éxito y aceptación en el momento presente. 

Cuando te sientas ansioso acerca de una meta específica, visualiza el resultado que deseas con entusiasmo y optimismo. Enseguida afirma: “Estoy atrayendo esto o algo mejor a mi vida ahora”. Esto te despertará a las abundantes opciones que tienen tus sueños. Renuncia a tus apegos y confía en el resultado abierto de tus deseos. No existe una energía más magnética que la confianza y la flexibilidad, y no hay mejor manera de convertir tus intenciones en realidad. 


Sandra Anne Taylor

No hay comentarios