Breaking News



Sólo Observar


Les ruego que escuchen esto. Háganlo mientras estoy hablando. No piensen al respecto, sino háganlo ahora (no piensen, solo fluyan aquí, ahora). O sea, estén conscientes de los árboles, de la palmera, del cielo; oigan el graznido de los cuervos, vean la luz sobre lo interno. Verán que pueden observar, pueden estar atentos sin opción alguna a las cosas exteriores. 

Esto es muy fácil. Pero moverse en lo interno y estar atentos sin condenar, justificar ni comparar, es más difícil. Sólo estén conscientes de lo que ocurre dentro de ustedes; de sus creencias, sus temores, sus dogmas, sus esperanzas, frustraciones, ambiciones y todo lo demás. Entonces lo consciente y lo inconsciente comienzan a relevarse. Ustedes no tienen que hacer nada al respecto. Sólo estén alertas, es todo cuanto tienen que hacer; háganlo sin condenar, sin forzar, sin tratar de cambiar aquello a lo que están alerta. 

Entonces es como la marea que llega. Uno no puede impedir que la marea llegue; construyan un muro, hagan lo que quieran, ella vendrá con una energía tremenda (cuanto más queremos reprimir un pensamiento, más fuerte se hace). De igual modo, si están alertas sin optar (sin juzgar), comienza a desplegarse todo el campo de la conciencia. Y, a medida que se despliega, ustedes deben seguir lo que se va relevando; esto se vuelve extraordinariamente difícil; seguir cada pensamiento, cada sentimiento, cada deseo secreto. Se vuelve difícil en el momento en que resisten, en que dicen: "esto es feo", "esto es bueno", "esto es malo", "conservaré esto", "no conservaré aquello". Así es como empiezan con lo externo y se mueven hacia lo interno (sin prejuicios ni programaciones mentales). 

Entonces encontrarán, cuando se muevan internamente, que lo interno y lo externo no son cosas distintas, que la percepción alerta externa no es diferente de la percepción alerta interna, que ambas son la misma cosa. Entonces verán que están viviendo en el pasado, y así jamás hay un instante de vivir verdadero; sólo lo hay cuando ni el pasado ni el futuro existen, o sea, en el instante presente. 

Encontrarán, pues, que siempre están viviendo en el pasado: lo que sintieron, lo inteligentes, lo buenos, lo malos que fueron... siempre en los recuerdos (y en las ideas preconcebidas). Eso es memoria. Tienen que comprender, entonces, la memoria, no negarla, no reprimirla, no escapar de ella. Si un hombre ha hecho voto de celibato y se aferra a ese recuerdo, cuando se aparta del recuerdo se siente culpable; y eso sofoca su vida. Comiencen, pues, a observarlo todo; de ese modo se volverán muy sensibles. 

Por lo tanto, escuchando, viendo no sólo el mundo externo, los gestos externos, sino también la mente interna que mira y, por eso, siente, cuando están alertas de ese modo, sin optar, no hay esfuerzo alguno. Es muy importante comprender esto.


 Jiddu Krisnamurti

No hay comentarios