Breaking News



La Magia de la Gratitud


Toma conciencia de que lo que deseas de corazón ya es tuyo, sólo que aún no se ha manifestado en la realidad física. Si te centras en agradecer lo que ya tienes y lo que vas a tener, vivirás en un estado de opulencia. Es esencial mostrar gratitud antes de que hayas recibido lo que deseas, pues un corazón agradecido es un corazón abierto, abierto para recibir. 

Asimismo, al mostrar agradecimiento por lo que ya tienes, mantiene tu mente en ese estado de opulencia. Toda nuestra experiencia de la realidad es un efecto directo de los pensamientos. Si piensas en la escasez, recibirás escasez. Por otra parte, si te las arreglas para mantener tu atención en la abundancia, lo más seguro es que experimentes más opulencia. 

Mostrar gratitud es saber en lo más hondo de tu ser que todo es uno, que la separación es una ilusión. La gratitud desgasta la quimera de la separación al enfocar la atención en algo distinto del “ser” o del ego. El ego, al ser el centro de su propio universo, se identifica fácilmente con todo lo que pasa a través de él y se cree el hacedor. Siempre que dices “gracias”, das un giro de manera natural y dejas de centrarte en el ego y en su deseo de protagonismo para abarcar mucho más. Tanto cuando las cosas van bien, como cuando no estoy satisfecha con el curso de los eventos, doy gracias al poder del amor, a la energía que corre a través de mí, a la gente que sirve de canal de la abundancia y al hecho de que yo puedo canalizar energía, para mí y para otros. Doy las gracias por todo lo que viene hacia mí. 

Cuando practicas gratitud, la magia que experimentabas en la niñez volverá gradualmente. Ese sentido de inocente asombro, acompañado por la sabiduría del adulto, nos ayuda a infundir gozo no-casual a todas las circunstancias de la vida por muy difíciles que sean.


Paula Horan

No hay comentarios