Breaking News



El Principio de Vibración y su Aplicación Práctica


"Nada está inmóvil, todo se mueve, todo vibra."
-El Kybalion 

Este principio nos muestra la realidad concreta de que todo está en movimiento, nada permanece inmóvil, hechos ya verificados plenamente por la ciencia moderna incluso en cada nuevo descubrimiento, lo ratifican y confirman. Parece increíble que este principio haya sido enunciado miles de años atrás por los maestros de la brillante cultura egipcia. 

El mismo nos explica las diferencias entre las distintas expresiones de la materia, la mente y el espíritu, que no son sino el resultado de los diferentes estados vibratorios o frecuencias. Desde lo infinito, que es solo espíritu divino, hasta la más densa expresión de la materia, todo está en vibración. 

La vibración espiritual es de una frecuencia infinita, tanto es así que es como si estuviera en calma absoluta, de igual forma que una rueda que gira velozmente parece inmóvil. En el otro extremo de la escala hay formas de materia muy densas, cuya vibración es tan leve que parecen también estar en reposo absoluto. Entre ambos polos hay millones y millones de grados de frecuencia vibratoria. Los planos más altos de vibración dominan e influyen en los más bajos. Si se entiende plenamente este concepto, se posee la clave esencial de la Ley de Atracción. 

Una correcta comprensión de este principio nos permite ajustar nuestras propias vibraciones mentales, para transformarnos en verdaderos imanes de situaciones y personas. 

Aplicación práctica 

-Tus pensamientos y estados emocionales son magnéticos, atraen personas y circunstancias a tu vida. 

-Todo pensamiento y emoción son vibraciones que crean un verdadero "magnetismo mental".

-¿Qué estás atrayendo a tu vida ahora mismo con tus pensamientos y emociones? Modifica tu "vibración magnética", cambiando tus creencias y estados emocionales. 

-Cambia además tu aspecto y vestimenta para ajustarlo a tus nuevas creencias. ¿Qué expresas con tu arreglo personal? ¿Es coherente con tus objetivos?

-Cambia tu actitud y conductas para sincronizarlas con los nuevos pensamientos. ¿Qué transmite tu mirada, tus gestos, tu andar? ¿Tus actitudes están en línea con tus metas? ¿Qué mensaje expresas con tu tono y volumen de voz?

-Vibra plenamente con todo tu Ser, transfórmate en un verdadero imán viviente que atrae las circunstancias y personas adecuadas a tus metas y objetivos.






Autores del Texto: Alberto Marpez y Marisa Callegari

No hay comentarios