Breaking News



El Secreto de la Felicidad de San Francisco de Asís


"Señor, hazme un instrumento de tu paz. 
Que donde haya tristeza, ponga yo alegría." 
-Oración de San Francisco 

Tal vez la forma más segura de encontrar la felicidad y la alegría por ti mismo es dedicar tus energías a hacer feliz a otra persona. Si haces un esfuerzo para buscar la alegría te será más difícil de alcanzar, en gran parte porque te involucrarás en la propia búsqueda. Tu vida marchará sobre el esfuerzo. Sin embargo, si tratas de hacer feliz a alguien más, entonces la alegría vendrá a ti. 

Cómo ser feliz 


Tú vienes a esta vida sin nada y la dejas sin nada. La única cosa que puedes hacer con tu vida es dar alegría. Esta es la verdadera esencia de la sensación de propósito. Esta es la manera de tener alegría en la tristeza. Experimenta la alegría cuando intentas llevarla a los demás. Esto es lo que San Francisco comprendió que era el objetivo de la vida. 


La segunda parte de la oración de San Francisco de Asís es un testimonio de la verdad de que nos encontramos con la alegría cuando la compartimos. Y con el fin de darla, hay que tomar posesión de ella nosotros mismos.


"...Haced que yo no busque tanto ser consolado, sino consolar; 
ser comprendido, sino comprender; 
ser amado, sino amar."

He encontrado que la mayoría de las veces en las que estoy enfrascado en la tristeza debido a un problema se debe a algo que otra persona ha dicho o hecho, o dejado de hacer. Así que este es el "problema." Estoy triste por las acciones o inacciones de otros. Ahora, por supuesto, esto es una ilusión, algo que he creado en mis pensamientos. Está en mi mente que yo estoy experimentando el "problema." Así que, ¿cuál es la solución?


¿Prefieres tener razón o ser feliz? 


La solución consiste en alinearse con el Espíritu e intentar traer un poco de alegría a otra persona. Cuando participo en ayudar a otros, mi tristeza desaparece al instante. Me convierto en fuente de alegría para esas personas, y por ende ellas perciben alegría en mí. Eso parece difícil. Después de todo, mi ego me recuerda, que están equivocados. Y, por supuesto, mi ego preferiría estar en lo cierto que feliz. 


Pero domino mi ego, y cambo los pensamientos que tengo de ser injuriado por pensamientos de alegría para los que percibí como personas que me han molestado. Instantánea y permanentemente mi tristeza se disuelve como por arte de magia. Mediante el envío de pensamientos de amor y alegría a los demás, especialmente a aquellos a quienes he percibido como la fuente de mi tristeza, termino con el problema, que sólo existía en mi mente, para empezar. 


Encuentra alegría en compartirla


A medida que vayas mejorando en encontrar la alegría al compartirla, encontrarás que otro cambio tiene lugar. No solo estarás trabajando con tus pensamientos, que es donde se experimenta la tristeza. Al transformar esos pensamientos de tristeza en gozo, tus emociones les seguirán. Vas a a experimentar un cambio en tu sentido de bienestar físico y empezarás a sentirte mejor. Te sentirás más ligero, más cómodo y más saludable. Tus sentimientos de desesperación, de ira y depresión comienzan a disolverse, y entonces tu comportamiento va a cambiar para seguir el camino de la alegría. Vas a llegar a aquellos que "han hecho daño", con perdón y extenderás una mano de ayuda a los que utilizas para clasificarlos como tus enemigos. 


Los pensamientos llevan a los sentimientos, y estos a las conductas; toda tu vida se aleja de los problemas cuando encuentras tu propósito en dar alegría. 



Wayne W. Dyer

1 comentario: