Breaking News



Profundizando Ho´oponopono con John Curtin

hooponopono-johncurtin

Lo que realmente importa es tomar consciencia de quienes somos. No somos nuestras memorias. Somos seres divinos.

Todas las personas se comportan de acuerdo a tus expectativas. Un asaltante, se comporta así para poder satisfacer unas expectativas que tú tienes respecto a que hay personas asaltando por ahí.

El terapeuta y el médico CREAN enfermos para poder sanarlos (y ganarse así la vida).

Cuando liberas creencias negativas respecto a los demás, los demás cambian su comportamiento contigo.

Si dejas de creer que el mundo está lleno de asaltantes, entonces las personas a tu alrededor dejarán de comportarse como asaltantes.

Si tu jefe se porta mal contigo y te fastidia la vida, él lo hace así porque está cumpliendo las expectativas que tú tienes de cómo debe comportarse un jefe.

El asaltante es un ser divino de luz, pero se comporta como asaltante porque tú le pides que se comporte como asaltante, según las expectativas que tú tienes.

Tu suegra se comporta mal contigo para satisfacer tus conceptos de cómo deben ser las suegras.

Ho´oponopono es un proceso de AUTOSANACIÓN. En este punto es imprescindible que entiendas que NO PUEDES SANAR A A OTROS. Es como si estás frente al espejo y te das cuenta de que tienes un grano en la nariz, entonces tratas de sacarle el grano al cristal. ¡No tiene sentido!

Si tú sigues con la creencia de que las personas existen fuera de tu realidad, primero, Ho´oponopono no funciona, y segundo, siempre serás infeliz.

El propósito de Ho´oponopono es siempre sanarte a ti mismo, porque eres tú el creador de tu propia realidad.

Puedes utilizar a las personas a tu alrededor como tus "espejos", las cuales te indicarán claramente tu nivel de consciencia y armonía o desarmonía interior. Te indican cómo estás tú.

Cuando RECONOCES que tú creas tu realidad, todo cambia.

Cuando reconoces que tú creas tu mundo, entonces y sólo entonces, Ho´oponopono adquiere sentido.

Todas las religiones de todas las épocas han usado el concepto de que Dios está separado de nosotros con el fin de manipular a las personas. Sacan a Dios fuera. Hicieron esto para que entonces necesitáramos de un intermediario.

Reconoce que ERES Dios. No hay diferencia entre tú y Dios. La Biblia lo dice (aunque han tratado de extraerle ese contenido clave una y otra vez).

En tu cuerpo físico eres una extensión de la divinidad. La divinidad opera a través de ti. Pero no existe separación entre tú y la divinidad. ERES Dios.

Con Ho´oponopono apelamos a nuestra verdadera esencia, nos conectamos con nuestra verdadera esencia y permitimos que la energía de nuestra verdadera esencia fluya a través de todo el ser, pasando por el intelecto y llegando hasta nuestro subconsciente... Y cuando la energía de la divinidad fluye y se conecta con el subconsciente, ocurre la sanación.


John Curtin

No hay comentarios