Breaking News



10 Razones por las que no Debería Haber Ninguna Religión

religion-dios

Aunque trabajar en su desarrollo espiritual es encomiable, unirse a una religión establecida como el cristianismo, el islam o el hinduismo es una de las peores maneras de hacerlo. En este artículo voy a compartir 10 razones por las que finalmente debe abandonar el bagaje de la religión organizada, si desea continuar la vida en serio de manera consciente.

Dado que el cristianismo es la religión más popular en la actualidad en el mundo, voy a inclinar este artículo hacia fallos omnipresentes del cristianismo. Sin embargo, usted encontrará que la mayoría de estos puntos se aplican igualmente a las otras religiones principales (sí, incluso al budismo).

1. Espiritualidad para Tontos

Si usted tiene el nivel de conciencia de un caracol, y su pensamiento está sumido en la vergüenza y la culpa (tal vez con un toque de abuso de drogas o pensamientos suicidas), y luego se une a una religión, esto puede ayudarle a subir un poco su nivel de conciencia. Su forma de pensar, sin embargo, seguirá siendo increíblemente disfuncional, habrá cambiado simplemente una forma de pensar errónea por otra.

Para las personas razonablemente inteligentes que no están sufriendo de problemas importantes con baja autoestima, la religión servirá para disminuirla. Mientras que algunas creencias religiosas lo pueden empoderar, en general, la decisión de participar formalmente en una religión, se limitará a saturar su mente con una carga fuerte de nociones falsas.

Cuando se une a una religión, sustituirá el pensamiento independiente por el nebuloso pensamiento grupal. En lugar de aprender a discernir la verdad por su propia cuenta, ellos le dirán en qué creer. Esto no acelerará su crecimiento espiritual, por el contrario, pondrá freno a su desarrollo consciente continuo. La religión es el interruptor de apagado de la mente humana.


Deje la mitología detrás, y aprenda a pensar por sí mismo. Su conciencia es un mejor instrumento de crecimiento espiritual que ninguna de las enseñanzas religiosas.

2. Pérdida de Percepción de la Profundidad Espiritual

Uno de los peores errores que puede cometer en la vida es unir su identidad a cualquier religión o filosofía, y decir: "Yo soy cristiano" o "Yo soy budista". Esto obliga a su mente a tener un punto de vista fijo, robando la percepción de profundidad espiritual y reduciendo salvajemente su capacidad de percibir la realidad con exactitud. Si eso suena como una buena idea para usted, es probable que desee arrancar uno de sus ojos también. Seguramente usted estará mejor con una perspectiva única, fija, en vez de tener que considerar dos corrientes individuales de imagen...

Las "Verdades" religiosas están intrínsecamente arraigadas en una perspectiva fija, pero la verdadera verdad es una perspectiva independiente. Al sustituir la verdad por las enseñanzas religiosas, tapa o bloquea las fuentes de luz. En consecuencia, se condena a sí mismo a tropezar en la oscuridad, completamente confundido. La claridad permanece para siempre difícil de alcanzar, y la mejor respuesta que se obtiene es que la vida es un misterio gigante. Los misterios religiosos, sin embargo, no se deben a lo que es verdaderamente incognoscible, sino que se deben a las limitaciones de tratar de comprender la realidad desde un marco de referencia fijo. 

Un enfoque más inteligente es tener en cuenta la realidad a través de una variedad de diferentes perspectivas sin tratar de forzar su percepción en un marco religioso artificial.

3. Entrenamiento Diseñado para la Obediencia

Las religiones son jerarquías autoritarias destinadas a dominar su voluntad. Son estructuras de poder que tienen como objetivo convencerle a regalar su poder en beneficio de aquellos que disfrutan de dominar personas. Cuando se une a una religión, se inscribe en un programa de entrenamiento servil sin sentido. Las religiones no comercializan como tal, pero esto es básicamente la forma en que operan.

Las religiones son muy eficaces para convertir al ser humano en ovejas. Se encuentran entre los más poderosos instrumentos de condicionamiento social (ver ¿Estás listo para liberarte de la Mátrix?). Operan erosionando la confianza en su propio intelecto, poco a poco convenciéndolo a poner su confianza en una entidad externa, como una deidad, figura prominente, o un gran libro. Por supuesto, estos instrumentos están generalmente controladas por los que administran el programa de formación subordinado. Simplemente por decidir a entregar su poder a algo fuera de sí mismo, la religión lo condiciona para ser más débil, más dócil y fácil de controlar. Las religiones promueven activamente este proceso de debilitamiento como si fuera beneficioso, comúnmente marcado con la palabra fe. Lo que en realidad están promoviendo es la sumisión.

Las religiones se esfuerzan por llenar su cabeza con tantas tonterías que su único recurso es inclinar la cabeza en sumisión, a menudo literalmente. Hay que acostumbrarse a pasar un montón de tiempo sobre sus rodillas debido a los actos de presentación, tales como inclinarse y arrodillarse los cuales se incorporan con frecuencia en la práctica religiosa. El entrenamiento de obediencia canina usa tácticas similares. Ahora dicen: "Sí, maestro."

¿Se ha preguntado por qué las enseñanzas religiosas son siempre misteriosas, confusas e incongruentes internamente? Esto no es casual, por cierto... es bastante intencional.

Al tener adelante información confusa y contradictoria internamente, su mente lógica se siente abrumada (es decir, el neocórtex). Intenta en vano integrar estas creencias contradictorias, pero no lo puede hacer. El efecto neto es que su mente lógica se desconecta porque no puede encontrar un patrón de la verdad central por debajo de todas las tonterías, así que sin la ayuda de su neocórtex, le hacen recaer en un modo más primitivo (es decir límbico) de pensar. Le enseñarán que este enfoque basado en la fe es una forma más espiritual y consciente de vivir, pero en realidad es todo lo contrario. Al crear confusión en su corteza cerebral en realidad le hace más tonto y más fácil de manipular y controlar. Karl Marx tenía razón cuando dijo: "La religión es el opio del pueblo."

Por ejemplo, el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento en la Biblia con frecuencia se contradicen entre sí, con diferentes reglas de conducta, sin embargo, ambos son citados en la misa. Los líderes de la Iglesia también se comportan violando directamente las enseñanzas de la Iglesia, como cuando encubren actividades criminales e inmorales por sus propios sacerdotes. Los que tratan de procesar mentalmente las contradicciones flagrantes como la verdad coherente invariablemente sufren por ello. Una persona altamente consciente rechazaría terminantemente pertenecer a una organización tan ridícula. Los llamados misterios divinos están diseñados para ser incomprensibles. No tienen el propósito de hacerle ver el sentido de ellos puesto que esto acabaría con todo el propósito. Cuando finalmente se despierta y se da cuenta que todo es intencionado, se ha dado el primer paso hacia la libertad de este sistema opresivo.

La verdad es que las llamadas autoridades religiosas no saben nada más sobre la espiritualidad de lo que sabe usted. Sin embargo, saben cómo manipular el miedo y la incertidumbre en su propio beneficio.

Aunque las religiones más populares son muy antiguas, L. Ron Hubbard demostró que el proceso puede repetirse desde el principio de los tiempos modernos. Siempre que haya un gran número de personas que teman la responsabilidad de su propio poder, las religiones seguirán dominando el panorama del desarrollo humano.

Si quiere hablar con Dios, entonces comuníquese directamente en lugar de utilizar intermediarios de terceros. Ciertamente Dios no tiene necesidad de un intérprete. No caiga en la trampa de convertirse en un siervo sin sentido. Es un error pensar que apagar el neocórtex y practicar sin sentido la "fe" le llevará más cerca de Dios. La verdad es que sólo le acercará más a un perro.

4. Eche su Tiempo al Inodoro

Si usted dedica tiempo a la práctica en serio de la religión, es seguro decir que con esto estará echando su tiempo al inodoro, echando gran parte de su preciosa vida por el desagüe con poco o nada a cambio.

En primer lugar, usted pierde mucho tiempo llenándose la cabeza con tonterías inútiles. Esto incluye la lectura de algunos de los peores relatos ficticios jamás escritos. Luego hay varias reglas, leyes y prácticas para aprender.

En serio, si usted sufre de insomnio, trate de leer textos religiosos antes de acostarse. Estará dormido más rápido de lo que puede decir Matusalén. ¿Por qué cree que hay hoteles donde ponen Biblias junto a la cama? Es el mejor sedante conocido por el hombre. Tengo que dar mi apoyo a los cienciólogos por lo menos por la incorporación de los extraterrestres en sus historias. Es una pena que Gene Roddenberry no inventó formalmente su propia religión; Stovokor suena como un montón de diversión.

Una vez que finalmente se de cuenta que su cabeza se ha llenado completamente de disparates, entonces debe purgar esa basura por su cuenta si desea que su cerebro vuelva a funcionar otra vez. Eso puede tardar mucho más tiempo, suponiendo que tenga éxito. Es como tratar de desinstalar AOL de su disco duro.

A continuación, usted puede esperar a perder aún más tiempo en los rituales y ceremonias repetitivas, como ir a misa, el aprendizaje de oraciones y la práctica de meditaciones improductivas.

Señalo aquí que yo asistí a misa y a la escuela dominical, estudié religión en la escuela, como si se tratara de un tema serio, y aprendí de memoria varias oraciones, pasé miles de horas de mi vida en esas cosas a las cuales me encantaría darles la espalda. Más, sin embargo, aprendí algunas lecciones importantes, muchas de las cuales se comparten en este artículo.

Recuerdo especialmente escuchando un montón de malos sermones, la mayoría de los sacerdotes son tan sólo altavoces. Tal vez sea porque beben alcohol mientras están en turno.

Cuanto más tiempo se dedique a la práctica religiosa, más perderá su vida en actividades sin sentido, sin futuro...

5. Apoye a su Pedófilo Local

Además de ser un gran desperdicio de tiempo, la práctica religiosa también puede ser una enorme pérdida de dinero. Para empezar, cuando usted hace una donación a una religión importante, usted apoya su expansión, lo que significa que está facilitando la esclavización de sus congéneres. Eso no es muy agradable, ¿o sí? Si usted siente la necesidad de donar dinero, ofrézcalo a una causa real y honorable, no a una inventada. Mejor aún, salga a la calle y haga algo que realmente ayude a la gente.

Cuando usted dona dinero a una organización religiosa, está haciendo mucho peor que tirar el dinero. Usted está financiando activamente el mal.


Uno de mis profesores católicos de secundaria más tarde se confesó pederasta... apareció en el periódico y todo. No vi nunca ningún comportamiento sospechoso en su momento, y para ser totalmente honesto, en realidad me gustó ese profesor y me sorprendí mucho al enterarme de sus actividades extracurriculares.


Él fue llevado de un lugar a otro por los que sabían de su apetito por la carne joven. Me alegro de no haber estado en el menú, pero me siento triste por los que sí estuvieron.


¿Por qué a los sacerdotes católicos no se les permite casarse? Esto no tiene nada que ver con lo que está escrito en la Biblia o con los beneficios del celibato. Esta regla fue inventada por la Iglesia para evitar que sus sacerdotes produjeran herederos. Cuando los sacerdotes morían, sus propiedades volvían a la Iglesia, enriqueciéndola aún más. Al parecer, Dios necesitaba más dinero. Fue una política muy efectiva, ya que la Iglesia es ahora uno de los organismos más ricos y poderosos de la tierra.


Es difícil fallar cuando se tiene a un grupo de fieles sirvientes de toda la vida que trabajan de forma barata y luego dan sus ahorros a usted cuando mueren. Los laicos religiosos (es decir, los no clérigos), por otro lado, se les anima a tener un montón de bebés, porque eso significa que más personas han nacido en la religión, lo que significa más dinero y una base de poder más grande. Los preservativos no son bien vistos porque son malos para el negocio. El matrimonio es un gran sí, porque significa que a más bebés se les lavará el cerebro. 


¿Usted consideraría seriamente este tipo de estructura como una "buena causa" digna de su dinero duramente ganado? Tengo que conseguirme una de estas...


6. El Incesto es lo Mejor


Las religiones con frecuencia promueven redes sociales puras. Se le anima a pasar más tiempo con las personas que comparten el mismo sistema de creencias, mientras se desengancha de las personas con creencias incompatibles. A veces esto se hace sutilmente, otras veces es más evidente. 


Si usted es uno de los individuos, bendecido, o iluminado con un sistema de creencias "verdaderas", entonces se supone que todos los demás se mantienen en la oscuridad. Algunas religiones son abiertamente intolerantes con los extranjeros, pero en un grado u otro, todas las grandes religiones echan a los no creyentes al lado negativo. Esto ayuda a disuadir a los miembros de abandonar la religión al mismo tiempo que les permite hacer proselitismo. La idea principal es mantener las estructuras sociales que recompensan la lealtad y castigan la libertad de pensamiento.


Este prejuicio nosotros-contra-ellos es totalmente incongruente con la vida consciente. También es francamente idiota desde una perspectiva global. Pero sigue siendo una práctica favorecida de los que mueven los hilos. Cuando le enseñan a desconfiar de los demás seres humanos, el miedo le pone un pie en su conciencia, y se vuelves mucho más fácil de controlar.


Cuando se une a una religión, sus compañeros esclavos mentales ayudarán a mantenerle en línea, recompensando su obediencia continua mientras se castiga su deslealtad. ¿Por qué hacen esto? Es lo que han estado condicionados a hacer. Diga a sus amigos religiosos que está abandonando su religión porque quiere pensar por sí mismo por un tiempo, y vea las chispas que vuelan. De repente ha pasado de mejor amigo a demonio maligno. No hay mayor amenaza para las personas religiosas que el deseo de usted de pensar por sí mismo.


Hay mejores maneras de disfrutar de un sentido de comunidad que unirse a un club de la esclavitud. Intente hacer amistad con personas conscientes, de libre pensamiento para el cambio -personas que están dispuestas a conectarse con usted, independientemente de lo tontas que sean sus creencias. Puede que le resulte intimidante al principio, pero es muy refrescante cuando se acostumbras a él.


7. Idiotez o Hipocresía: Elija una


Cuando se suscribe a una religión establecida, sólo tiene dos opciones. Usted puede convertirse en un idiota, o puede llegar a ser un hipócrita. Si ha elegido lo primero, voy a explicarle por qué, y voy a utilizar palabras cortas para que usted pueda estar seguro de entenderlo.


En primer lugar, está la ruta de la idiotez. Usted puede voluntariamente tragar todas las artificiosas tonterías, creadas por el hombre que lo condiciona a usted. Acepta que la tierra es de tan sólo 10.000 años. Cree historias sobre cuerpos muertos que vuelven a la vida. Aprende acerca de las diversas deidades. Pone su confianza en alguien que piensa que sabe de lo que está hablando. Come su dogma. ¡Buen chico!


¡Felicitaciones! Es un idiota creyente. Usted será salvado, iluminado y recibido con tremendas fanfarrias cuando muera... a menos que, por supuesto, todas las cosas que le enseñaron resulten no ser verdad. Nah... si el tipo de la bata dice que es verdad, debe ser verdad. Ya consiguió tener fe, ¿no?


A continuación, tenemos la opción de la hipocresía. En este caso su neocórtex es lo suficientemente fuerte como para identificar varios bits de un completo disparate en las enseñanzas religiosas. Usted tiene un detector de mentiras trabajando, pero está ligeramente dañado. Es lo suficientemente inteligente como para darse cuenta de que la tierra es, probablemente, mucho más vieja de 10,000 años y que antes del matrimonio el sexo es muy divertido. No se tragó todo el toro, pero todavía se identifica como un seguidor de una religión en particular, probablemente porque nunca tuvo opción de elegir.


Para usted es sólo una búsqueda informal. Por cierto, no es un fundamentalista recalcitrante, pero usted calcula que si usted bebe el vino y mastica la hostia de vez en cuando, es lo suficientemente bueno para conseguir un viaje gratis en una vida futura medio decente. Usted pertenece al club pro-Dios. Seguro que hay seguridad en los números. Dos personas no pueden estar equivocadas...


En este caso, usted se convierte en un apologista de su propia religión. Usted no quiere ser identificado con los fanáticos extremos, ni quiere ser asociado con los no creyentes. En la tierra básicamente vive como un no-practicante (o un practicante muy descuidado e inconsistente), pero cuando finalmente muere, todavía tiene la tarjeta de membresía para mostrarle a Dios.


¿Se da cuenta de lo iluso que es?


Libérese del bagaje mental y empiece a pensar por su cuenta. Si su Dios existe, él es lo suficientemente inteligente como para ver a través de su documento de identidad falso.

8. Heredando Falsedades


¿Qué pasaría si usted hubiera nacido en una cultura diferente? ¿Habría sido lo suficientemente consciente como para encontrar el camino de regreso a su actual sistema de creencias? ¿O son sus creencias actuales simplemente un producto de su entorno y no el resultado de una elección consciente?


Muchas religiones son sólo una mezcolanza de lo que vino antes. Por ejemplo, el cristianismo se basa en gran parte en rituales paganos. Si esas creencias y rituales paganos hubieran sido protegidos por derechos de autor, el cristianismo ni siquiera existiría. Si se toma el tiempo para profundizar en las raíces del cristianismo, se va a encontrar varias teorías de que las enseñanzas del Cristianismo fueron ensambladas por conveniencia.


Muchos maestros religiosos (es decir, sacerdotes, rabinos, ministros, etc) son sólo esclavos que se han lavado el cerebro a sí mismos. Ellos no tienen ninguna autoridad real y ni siquiera son conscientes de su agenda ya que ésta está establecida por sus superiores. Un sacerdote, un rabino y un ministro caminan en una barra. Pueden interactuar con el camarero, pero nunca llegan a conocer a la persona que es dueña del bar. Sufren de falsedad heredada al igual que todos los demás.


¿Se basa su religión en la palabra inspirada de Dios? No más de este artículo. Sólo porque alguien dice que su texto está inspirado por Dios, no significa que en realidad lo sea. Cualquier persona puede reclamar la inspiración divina. Las principales religiones son decididas por la popularidad, no por la verdad.


Incluso las figuras centrales de las principales religiones no siguieron las religiones que se engendraron en sus nombres. Si no se tragaron la "sabiduría" que prevalece sobre los dioses y los líderes espirituales, ¿por qué habría de hacerlo usted?


Vaya más allá de su religión de nacimiento. Considere la madurez como una alternativa razonable.


9. Compasión en Cadenas


Reglas y leyes religiosas invariablemente obstaculizan el desarrollo de la conciencia. Esto provoca todo tipo de problemas como la violencia sin sentido y la guerra. Aquellos que predican la no violencia como una regla o ley tienden a ser los más violentos de todos. De tales personas no se puede confiar porque van a violar sus propios valores proclamados con la más débil de las excusas.


Al externalizar la compasión en un conjunto de normas y leyes, lo que le queda no es la compasión en absoluto. La verdadera compasión es una cuestión de elección consciente, y que requiere de la ausencia de normas y leyes vigentes respaldadas.


Una persona entre más religiosa sea, menos compasiva será. La ilusión de la compasión sustituye a la cosa real. Las personas religiosas tienden a ser las personas más intolerantes en la tierra. Son los menos dignos de confianza y adolecen de los defectos de carácter más groseros. Fingen que están haciendo bien, pero son en realidad colaboradores en un sistema diseñado para empujar a la gente con esclavitud inconsciente a una autoridad "superior". Son esclavos que promueven la esclavitud.


Históricamente hablando, a la gente religiosa les encanta luchar entre sí. En lugar de amor incondicional, practican la lealtad condicional. El único aspecto incondicional es su sed de sangre. Si no está de acuerdo con ellos, usted es un objetivo... ya sea para la conversión o para la destrucción (aunque ambos son realmente la misma cosa).


Si valoras el ideal del amor incondicional, no lo vas a encontrar en la práctica de la religión. La virtud de la compasión no surge de creer en Dios, de la práctica de diversos rituales, o de estudiar el concepto del karma. La compasión sólo puede ser el resultado de una elección consciente, y esto requiere la libertad de elegir sin la amenaza de castigo o la promesa de una recompensa. Si usted es obediente a su fe, es una apuesta segura que la compasión está ausente en su vida. Es probable que ni siquiera sepa lo que se siente como verdadera compasión.


Cuanto más colectivamente abandonemos toda religión, este será un mejor planeta. Esto no significa que tengamos que abandonar todas las actividades espirituales. Sólo significa que debemos dejar de girar la espiritualidad sobre algo que no es.


10. La Fe es el Miedo


La religión es la comercialización sistemática del miedo.


Bienaventurados los pobres (donar mucho). Bienaventurados los mansos (obedecer). Bienaventurados los humildes (no cuestionar la autoridad). Bienaventurados los que tienen hambre (hacernos ricos mientras se muere de hambre). Bienaventurados los misericordiosos (si nos atrapan haciendo algo mal, déjenos ir). Bienaventurados los limpios de corazón (apague su cerebro). Bienaventurados los tímidos, los cobardes, los miedosos. Bienaventurados los que nos dan su poder y se convierten en nuestros esclavos.


Ese es el tipo de tonterías que la religión imbuye en la gente. Entrenan a dar la espalda a la valentía, la fuerza y ​​la vida consciente. Esto es estupidez, no divinidad.


La religión le enseñará a tener miedo de ser diferente, a tener miedo de valerse de sí mismo, a tener miedo de ser un pensador independiente. Se erosionará la confianza en sí mismo, y no será capaz de gestionar con éxito la vida: Usted es indigno. Usted es un pecador. Usted es inmundo. Usted pertenece a una casta inferior. Usted no está iluminado. Por supuesto, la solución es siempre la misma -someterse a la voluntad de una autoridad externa. Creyendo que usted es inadecuado. Regalando su poder. Siguiendo sus reglas y procedimientos. Viviendo con miedo por el resto de su vida, y esperando que todo resultará bien al final.


Cuando se practica la fe en lugar de la vida consciente, vive bajo un manto de miedo. Con el tiempo esa capa se hace tan habitual que se olvida de que está ahí. Es muy triste cuando se llega al punto en el que ni siquiera se puede recordar lo que se siente al ejercer una libertad creativa por encima de su propia vida, independiente de lo que ha sido condicionado para creer.


Si tiene miedo o no quiere asumir la responsabilidad total de su vida, usted es una combinación perfecta para la religión.


El miedo en una parte de su vida se extiende invariablemente a todas las otras partes. Si usted se encuentra frustrado porque tiene demasiado miedo de seguir sus sueños, hablar con los miembros del sexo opuesto, hablar por sí mismo, etc, entonces es un buen lugar para comenzar y librar su vida de una tontería religiosa. No deje que el miedo obtenga un punto de apoyo en su conciencia.


Deje de tratar de sentirse mejor por la ingestión de basura religiosa. Si realmente necesita algo en que creer, entonces crea en su propio potencial. Ponga su confianza en su propia inteligencia. Deje de regalar su poder.


El hecho de que mucha gente crea cosas estúpidas no quiere decir que sean estúpidos. Sólo significa que la estupidez es popular en este planeta. Cuando las personas están en un estado de miedo, van a tragarse cualquier cosa para consolarse a sí mismos, como el bastión de la estupidez conocida como religión.



Steve Pavlina
http://www.stevepavlina.com/

No hay comentarios