Breaking News



Elimina tu Conciencia de Víctima

sol-hermoso

Actualmente se está produciendo un gran cambio de conciencia en nuestro planeta. Este cambio depende totalmente de que aquellos de nosotros que estamos encarnados logremos elevar nuestra vibración, lo que significa, en pocas palabras, ser las personas más afectuosas que podamos. Conforme elevamos nuestra vibración, la Tierra también eleva la suya. Los Espíritus Guías, ángeles, seres queridos y otras entidades de la esfera no física pueden enviarnos amor, sabiduría, luz e inspiración, pero debemos recibir y expresar estos dones. Estos seres no físicos que nos aman y nos guían no son capaces de generar por sí mismos un cambio en la conciencia humana.

La conciencia de víctima, es decir, la creencia de que has sido victimizado por una persona, una experiencia o la vida en general, tiene una frecuencia vibratoria muy baja. Cuando comprendemos que somos los poderosos creadores de todo lo que experimentamos, incluso si ignoramos cómo o por qué creamos algo, nos apartamos de la conciencia de víctima, elevamos nuestra vibración y, al mismo tiempo, elevamos la vibración de la Tierra. Si tu intención actual es contribuir al cambio de conciencia humano, debes saber que abandonar la mentalidad de víctima es una magnífica y poderosa forma de hacerlo.

La conciencia de víctima es una falsa creencia que se ha convertido en parte de nuestra manera limitada y habitual de pensar. Produce unos beneficios secundarios muy tentadores: se trata de una forma de ganarnos la compasión de otros, un medio de establecer lazos afectivos con otras personas que también creen que son víctimas. Esto no debe juzgarse, porque resulta fácil creer lo que nos han enseñado y es muy natural desear el apoyo de otras personas. Mi intención no es juzgar la decisión de percibirnos a nosotros mismos como víctimas, sino aclarar que es una elección. La otra opción consiste en recordar nuestra identidad y poder como expresiones de las almas eternas que planearon las vidas que ahora llevamos, saber que somos creadores, y no víctimas, de nuestras propias experiencias. Esta conciencia eleva al mundo entero.

La conciencia de víctima tiende a perpetuarse. Si crees que eres una víctima, vibras en esa frecuencia y atraes energéticamente las experiencias que confirmarán en tu mente que eres una víctima. Una clave para romper este ciclo es liberarte de la culpabilidad, ya que la culpabilidad te coloca precisamente en la frecuencia de la conciencia de víctima.


Robert Schwartz

No hay comentarios