Breaking News



Vive Aquí, en el Presente

vivir-en-el-presente

Para llevar una vida plena y dichosa, llena de armonía, paz e inspiración y poder avanzar con seguridad y confianza por la vida en un constante progreso espiritual y de conciencia, es imprescindible aprender a vivir en el momento presente. Vivir el presente se dice fácil pero es tal vez la práctica espiritual que más esfuerzo requiere. Pero, sin lugar a dudas el esfuerzo consciente realizado para lograr esta extraordinaria condición conviene mucho llevarlo a cabo ya que produce frutos que pueden rebasar las más grandes aspiraciones espirituales de una persona. Dice Eckhart Tolle que para adquirir la tan anhelada iluminación espiritual no se requiere de años de disciplinas extremas; dice que la iluminación está disponible en cualquier momento para cualquier persona. Es sólo cuestión de aprender a vivir en el ahora.

A continuación presentamos un texto de Deepak Chopra en donde el autor nos da valiosos consejos para aprender a vivir el presente y desarrollar este hábito, que sin lugar a dudas, es capaz de transformar la vida de cualquier persona...


En los últimos años, el poder del ahora se ha convertido en uno de los temas espirituales preferidos de las personas. Estar presente tiene un gran atractivo innegable. La alegría y la felicidad pueden tener lugar sólo en este momento, aquí y ahora. Si recurres a las alegrías pasadas y deseas felicidad futura, ni la felicidad ni la alegría tendrán lugar ahora. Pero el presente es truculento. Por definición, el ahora dura sólo una fracción de segundo antes de convertirse en pasado.

Existen momentos en los que la gente experimenta el presente de forma plena. Su existencia se libera de todas las cargas. Una iluminación interna llena todo lo que ven. Lo mundano se convierte en algo extraordinario, lo aburrido se torna brillante. Al mismo tiempo, sienten una molesta pérdida de equilibrio. El momento presente se puede sentir como una caída libre. No hay una cuerda de la cual sostenerse que conecte pasado, presente y futuro. No hay certidumbre.

Por lo tanto, es mejor adaptarse al presente de manera gradual. Tu alma siempre permanece en el presente, así que no es el ahora lo que debes aferrar. No puede aferrarse, de cualquier manera. Respeta la parte de ti que quiere aferrarse a lo familiar. Alienta la parte que quiere estar abierta a lo nuevo. 

He aquí varias formas de entrar al proceso:

1. Sé equilibrado. Si notas que has perdido tu centro, haz una pausa y regresa aquí y ahora.
2. Permanece abierto a lo que te rodea -permite que la información y las impresiones fluyan libremente.
3. Si te descubres diciendo o haciendo lo que habitualmente haces, descúbrete con las manos en la masa. haz una pausa y da marcha atrás. Está bien reaccionar. Deja espacio libre para algo nuevo.
4. Aprecia el momento presente. Nota lo que te nutre. Tómate un momento para observar en verdad tu mundo ahora mismo.
5. Si el juicio, la ira o la ansiedad comienzan a dominar tu estado de ánimo, no te resistas. Dile a ese sentimiento negativo que le pondrás atención más tarde. Después, cumple tu promesa al contactar al sentimiento más tarde para saber si aún requiere de tu atención.
6. Espera lo mejor. Busca señales positivas de toda situación. Estas señales pueden provenir de otras personas, pero también pueden consistir simplemente en una buena sensación que flota en el aire. Pide que los buenos sentimientos vengan y te levante el ánimo.
7. No abras nunca las puertas al pasado. La nostalgia y el revivir viejos tiempos puede resultar agradable, pero al mismo tiempo se le abren las puertas a las partes malas del pasado. Si te llegan viejos recuerdos, atiéndelos y déjalos seguir su naturaleza, pero no hagas nada activo con ellos.

Al meditar y permanecer centrado, obtendrás destellos del presente muy pronto. Mientras más expandas tu conciencia, más estarás presente naturalmente y sin esfuerzo. Una de las señales más obvias es que te sentirás más ligero físicamente, pero cualquier experiencia que implique sentirte liberado, seguro, bienvenido, lleno de luz, reanimado o inspirado, es un regalo del momento presente. Con el tiempo y la práctica, estos momentos se fundirán en una experiencia continua. Cuando eso sucede, el ahora permanecerá contigo siempre.


Deepak Chopra

1 comentario:

  1. Creo que repetir mentalmente TE AMO y GRACIAS, ayuda a centrarse en el momento presente aceptando lo que nos ocurre, sea bueno o malo. Saludos y excelente página. GRACIAS!!!

    ResponderEliminar