Breaking News



La Ley de Atracción: Derribando los Mitos más Grandes

ley-atraccion

La Ley de Atracción ha recibido mucha atención de los medios en los últimos años. Gracias a la película El Secreto y la posterior explosión en televisión, los medios impresos y la cobertura de Internet, casi todo el mundo en la sociedad occidental ha oído la frase "Ley de Atracción". Mucha gente, sin embargo, ha recogido fragmentos e información incompleta, aquí y allá, y realmente no tienen una sólida comprensión de cómo funciona esta ley.

Esto ha dado lugar a un malentendido generalizado de cómo funciona realmente la Ley de Atracción, o si realmente funciona. Mucha gente siente una profunda resonancia cuando se les dice que crean su propia realidad. Reconocen la verdad en esta idea. Sin embargo, a menudo se frustran rápidamente cuando están expuestos a información incompleta y a mitos, y parece que no pueden hacer que funcione. "Saben" que hay algo de cierto en esto, se puede sentir, pero simplemente no saben cómo usarlo todavía.

Este artículo tiene como objetivo exponer los siete mayores mitos que circulan actualmente sobre la Ley de Atracción y traer un poco más de claridad al tema.

Mito 1: La Ley de Atracción es mágica.  

El mito: "La Ley de Atracción te dará todo lo que deseas y lo único que tienes que hacer es pensar positivamente y las cosas que quieres se manifestarán para ti". 


Obviamente esto es un error, ya que cosas como el dinero, los coches y las casas no se manifiestan de la nada.


El mito Derribado: Nadie con un verdadero entendimiento de la Ley de Atracción ha afirmado que sólo con pensar en forma positiva, pensar en una casa con un millón de dólares en la mesa de la cocina y un Ferrari en el garage, estas cosas bajarán del cielo justo frente a ti. Esta suele ser una cita de la que se sujetan las personas que tratan de afirmar que la Ley de Atracción es una estafa. Pero la cita no es verdadera. No es así como funciona la Ley de Atracción en absoluto.


La Ley de Atracción no hará literalmente caer cosas en tu regazo. Se te ofrecerán encuentros con la gente adecuada en el momento adecuado, ideas brillantes y sincronicidades. Es tu trabajo prestar atención a tus ideas, seguir tus corazonadas y reconocer las sincronicidades.

Por ejemplo, si deseas manifestar una casa, la Ley de Atracción te da una idea de conducir a través de un barrio determinado en el que normalmente no conduces. Ves una casa con un cartel de venta en el patio. La casa se ve perfecta, solo que quieres estar seguro de que no está completamente fuera de tu rango de precio. Decides parar y llamas a la puerta de todos modos. Resulta que los dueños son una pareja encantadora que se traslada a Australia en un mes. Tú y ellos realmente se cayeron bien y deciden alquilarte la casa con opción de compra y con el financiamiento que tu puedas permitirte ofrecer. Ellos realmente quieren que vivas allí. Así, obtienes la casa perfecta a un precio que estás en condiciones de pagar, en circunstancias que nunca podrías haber predicho. ¿Cayó sobre tu regazo? Bueno, no literalmente. Pero si prestaste atención y seguiste las ideas e impulsos del Universo la casa fue entregada a ti, no podría haber sido más fácil. Así es como la Ley de Atracción te trae las cosas. Te encuentras lo que estás buscando, y que también te está buscando a ti y los une a través de una serie de eventos perfectos, ideas y presentimientos.

Mito 2: Todo lo que tienes que hacer es visualizar.

El mito: "La Ley de Atracción es sólo cuestión de visualización. Es por eso que tienes que crear tableros de visión y cosas similares. Se supone que debes mirar las cosas que quieres y sólo con eso llegarán a ti."

El mito Derribado: Esto es parcialmente cierto. La visualización puede ser una valiosa herramienta que se utiliza para entrenarse para crear lo que quieres. No es la visualización lo que crea, sin embargo, se crea a través de la vibración que ofreces al visualizar. La vibración que ofreces es determinada por los pensamientos que concibes habitualmente (creencias). La visualización puede ayudarte a entrenar tus pensamientos, pero hay mucho más que eso. Si te visualizas en un coche nuevo, pero tienes la creencia de que nunca conseguirás un coche así, puedes visualizar todo el día, todos los días, y el coche no va a aparecer. ¿Cómo saber si estás dando refugio a una creencia en conflicto? Lo puedes determinar por la forma en que te sientes cuando visualizas. Si te sientes muy, pero muy bien al visualizar el coche, y durante toda la visualización te sientes positivo, lo estarás haciendo bien. En cambio, si te sientes un poco apagado y tu visualización genera sentimientos incómodos, significa que existen algunas creencias negativas en ti.

Por ejemplo, uno se pregunta cómo va a hacer los pagos, lo que apuntaría a una creencia que afirma "no puedo pagar un coche nuevo". Si te sientes mal al pensar en un resultado determinado que deseas manifestar, es porque, o piensas más en su ausencia, o bien tienes dudas de que se pueda manifestar para ti. En ambos casos tu enfoque es negativo y tu vibración también.

La visualización es una herramienta valiosa en la manifestación, pero no es el propio proceso de creación.

Mito 3: La Ley de Atracción es nueva.  

El mito: "Si la Ley de Atracción es en realidad una ley, ¿por qué alguien no la ha descubierto antes. Esto es sólo una moda pasajera." 


El mito Derribado: La Ley de Atracción no es nueva. Ha estado con nosotros desde el principio de, bueno, todo. Se puede argumentar que es la ley más antigua del Universo. La razón por la que tantas personas están escuchando al respecto ahora, se debe a que cada vez más personas están despertando y dándose cuenta, o al menos consiguen una visión de que lo que realmente son. Más gente está pidiendo esta información como nunca antes, y por lo tanto, la Ley de Atracción les ha llevado más respuestas, más que nunca antes. Hay más libros escritos sobre este tema como nunca antes habíamos visto. Gracias a Internet, la gente puede encontrar respuestas a sus preguntas de inmediato.


La información no es "nueva", sino que simplemente estamos pidiendo y somos más capaces de recibir más información, y a un ritmo más rápido que nunca. Además, estamos viviendo en una época donde la mayoría de nosotros puede discutir los asuntos espirituales y las leyes universales abiertamente sin temor a ser quemado en la hoguera o  con la lapidación. Todo ello ha permitido que el conocimiento de la Ley de Atracción se difunda a un ritmo sin precedentes.

Mito 4: La Ley de Atracción no es cristiana. 

El mito: "Yo soy cristiano y por lo tanto no puedo creer en la Ley de Atracción. Esto es sólo un montón de cosas de la Nueva Era que entra en conflicto con las creencias cristianas." 

El mito Derribado: Esto no podría estar más lejos de la verdad. Hay cientos de pasajes en la Biblia que se refieren a la Ley de Atracción. Algunos de estos versos se remontan a casi 3.000 años. Jesús dijo: "Todo es posible para el que cree." Y "El que cree en mí, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores que éstas hará..." Y la más obvia de todas: "Al que tiene, se  le dará más; y al que no tiene, hasta lo poco que tiene le será quitado."


Éstas son algunas citas más: "Como un hombre piensa, así es él." (Proverbios 23:07). "Es a través del pensamiento que forma el hombre lo que tiene en la vida." (Proverbios 23:07). "Porque todo el que pide recibe, el que busca, encuentra; y al que llama, se le abrirá." (Mateo 07:08)


Estas y muchas citas apoyan el principio de que tus pensamientos crean tu realidad y puedes crear cualquier cosa que desees. El punto es que el cristianismo y la Ley de Atracción no se basan en principios inherentemente contradictorios. En realidad, hay ahora sitios de internet en la web dedicados al estudio de la Ley de Atracción desde el punto de vista cristiano.


Mito 5: Tengo que hacer algo para que la Ley de Atracción "funcione". 

El mito: "Tienes que saber cómo usar la Ley de Atracción para conseguir que funcione. Si no está trabajando para ti, debes estar haciendo algo mal."

El mito Derribado: Este es otro mito que se basa en un malentendido de cómo funciona la Ley de Atracción. No hay nada que tengas que hacer, o, de hecho, puedas hacer para que la Ley de Atracción trabaje. Así como no hay nada que tengas que hacer o puedas hacer para que la Ley de Gravedad funcione. Simplemente funciona. Es por eso que se llama una ley.

Tú creas tu propia realidad. Todo el tiempo. No puedes evitarlo. Todo lo que ves a tu alrededor, cada persona en tu vida, todo en tu realidad, está allí en respuesta a la vibración que tú ofreces. No hay nada que tengas que hacer para que el proceso funcione, ni puedes detenerlo. Es por eso que nadie puede decir que "no está trabajando para ti." Simplemente no puede no funcionar para ti.

El problema surge cuando las personas están creando de forma predeterminada, lo que a menudo manifiesta las cosas que en realidad no quieren, en lugar de crear deliberadamente. Tu trabajo consiste en recordar cómo crear conscientemente, para recordar lo poderoso que eres en realidad. Eso es todo. Y no se supone que debe ser un trabajo duro. Se supone que debe ser divertido. Si no te diviertes, entonces estás haciéndolo mal.

Mito 6: Los pensamientos son peligrosos. Tienes que controlar cada pensamiento que tienes.

El mito: "Tienes que controlar cada pensamiento que piensas. Si tienes un pensamiento "negativo ", o tienes miedo de algo, crearás automáticamente cada pensamiento que tengas."

El mito Derribado: Si bien es cierto que cada pensamiento tiene el poder de crear, hay dos grandes razones por las que no tienes que tener miedo de tus pensamientos. 

En primer lugar, un pequeño pensamiento no tiene casi nada de energía. El poder viene de pensar el mismo pensamiento una y otra vez, hasta que sea una creencia. Cuanto más se piensa un pensamiento y lo crees, más afecta tu vibración y es esta vibración la que atrae tus manifestaciones. La Ley de Atracción responde a la vibración, no las palabras que has dicho o pensado (aunque recalco que tus palabras y pensamientos pueden afectar tu vibración).

En segundo lugar, tenemos esta cosa asombrosa llamada tiempo. Hay un margen de tiempo entre ofrecer una vibración y la recepción de una manifestación. Y aunque muchos de nosotros a menudo condenamos este margen de tiempo por nuestra impaciencia de recibir las cosas que queremos, es increíblemente útil. Las cosas no ocurren de inmediato por una razón. Tienes tiempo para darte cuenta si estás albergando creencias conflictivas o estás ofreciendo una vibración que en realidad no sirve y que puede manifestar cosas negativas para ti.

Por ejemplo, si estás conduciendo por la calle y tienes un pensamiento al azar "Espero no tener un accidente", es posible que recuerdes haber leído en alguna parte que el Universo y tu subconsciente no entienden las declaraciones negativas, así, siguiendo con el ejemplo lo que estarás declarando es: "Espero tener un accidente". Así que, obviamente, es mejor alejar ese pensamiento de tu mente, o de lo contrario vas a tener un accidente.

Si tienes el pensamiento "Espero que no ocurra un accidente", pero no albergas una creencia de que conducir es peligroso o que hay una gran probabilidad de que tengas un accidente, tu vibración no va a coincidir con un accidente. Si tu creencia subyacente es "Estoy seguro", estarás a salvo. 


Sin embargo, si albergas una creencia negativa, formada por muchos, muchos pensamientos acerca de cómo eres una víctima, lo fácil que es tener accidentes, o que conducir es peligroso, lees un montón de noticias sobre cómo la gente tiene accidentes todo el tiempo, hablas de esas historias, etc, todas esas cosas crearán en ti una creencia subyacente en los accidentes. ¿Tienes estos pensamientos a menudo y con facilidad? Entonces es posible que desees hacer algo al respecto (y no es ponerte el cinturón de seguridad). El punto es, que a pesar de que tus pensamientos ayudan a formar tu vibración, lo que crea tu realidad es la vibración detrás de la idea. Un pensamiento aleatorio que no significa nada para ti no va a crear nada. Pero un pensamiento en el que crees y piensas una y otra vez, un pensamiento al que le das mucha atención, afecta tu vibración y es lo que vas a crear.


Mito 7: La Ley de Atracción sólo enseña el egoísmo.

El mito: "La Ley de Atracción enseña a la gente a centrarse en sí mismos y sobre cómo se sienten, antes de centrarse en los demás. Esto es egoísmo, y eso es malo. Tenemos el deber de ser desinteresados..."


El mito Derribado: Este mito y la creencia de que hay que ser desinteresado, ha causado más daño entre las personas con grandes intenciones que otra cosa.

La Ley de Atracción no enseña el egoísmo. Pero al egoísmo se le ha hecho una muy mala reputacioón. Hay una gran diferencia entre caminar sobre los cuerpos para conseguir lo que quieres, que es lo que mucha gente piensa cuando escucha la palabra "egoísta", y no permitir que las circunstancias y otras personas determinen tu felicidad. Dar de sí mismo sin tener en cuenta cómo te sientes hasta que no queda nada sino una cáscara vacía, no es ni virtuoso ni necesario. Las opciones no son sólo entre ser un santo abnegado o un bastardo completo.

El egoísmo que la Ley de Atracción nos enseña, es el que permite a una madre con tres niños pequeños reconocer cuándo se está sintiendo abrumada, y darse a sí misma permiso para tomar un baño caliente y recargar sus baterías, sin sentirse culpable por ello. Ella vuelve renovada y en un mejor estado de ánimo. ¿Crees que esto va a perjudicar o beneficiar a sus hijos? Si cuidamos de nosotros mismos (física, psicológica y espiritualmente), tenemos mucho más para dar a otros. Si nos centramos en nuestro propio gozo, podemos elevar a los demás, y realmente ayudarlos, en vez de compadecerse de ellos en su miseria y hundirlos más en su pantano de baja vibración.

Entre más egoístas seamos, más alegres nos volveremos, más fuerte e inflexible será nuestra vibración de felicidad, y más tendremos para dar a los demás. Es cierto, el egoísmo es lo mejor que podemos hacer por el mundo.


Melody Fletcher
Copyright (c) 2010
www.deliberatereceiving.com

2 comentarios:

  1. Interesante artículo, muchas gracias por compartirlo... aprovecho para preguntarte por algo muy curioso que me ha sucedido últimamente... cuando uso la meditación a diario empiezo a tener sueños vívidos, cada vez más increíbles, donde siempre me veo disfrutando de mi meta ya realizada.. ¿Esto es bueno para alinearse con lo que deseo manifestar? ¿Dónde puedo obtener más información sobre la relación que tienen los sueños con la Ley de Atracción? Gracias y besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, mucho gusto. Es maravilloso que tengas sueños donde ya has logrado las cosas que deseas. Eso es un claro indicador de que estás en sintonía con tus intenciones. Hemos publicado artículos en relación a este tema. Me permito remitirte a ellos, Saludos!

    http://www.creatuvidaya.net/2014/05/como-aplicar-la-ley-de-atraccion-en-los-suenos-lucidos.html
    http://www.creatuvidaya.net/2013/02/el-poder-magico-de-los-suenos.html
    http://www.creatuvidaya.net/2012/04/los-suenos-reflejan-tu-vibracion.html

    ResponderEliminar