Breaking News



15 Cosas que la Gente Feliz no Tolera


A todos nos envenenan nuestra felicidad de diferentes formas, incluso sin darnos cuenta. Nuestros miedos, tomar decisiones equivocadas, preocupaciones... Sí, la vida no es un pedazo de pastel delicioso todo el tiempo, puede hacernos daño, pero el verdadero problema no son las adversidades... Nuestro verdadero problema es la forma en que respondemos a esas adversidades y cómo percibimos el problema en sí: razones equivocadas nos pueden llevar hacia abajo, simplemente, envenenando nuestra vida e impidiendo la felicidad.

¿Qué son todas esas cosas que envenenan nuestra felicidad todos los días?

1. Los celos

Este monstruo de ojos verdes levanta su cabeza de vez en cuando, y algunas personas lo exudan hasta el punto en que puede arruinar sus relaciones de pareja. Por otra parte, los celos influyen tanto en nuestras condiciones físicas y mentales, que, como tú lo sabes, no hace a ninguna persona más feliz. Libérate de los celos, y verás cómo te vuelves más feliz.

2. Cosas superficiales

¿Qué es lo que quieres de esta vida? Ropa, dinero, coches, artículos de marca? Si es así, tenemos que admitir que estás envenenando tu felicidad en este momento. Estás supeditando tu felicidad a factores externos, y eso es muy peligroso. Así que, no intentes desesperadamente ir solo por cosas superficiales, ya que darás lugar a nada más que insatisfacción en tu vida.

3. Lamentaciones

Todos lamentamos algo de vez en cuando; este sentimiento es difícil de evitar, y la mayor parte del tiempo lamentamos algo de nuestro pasado. Algo que se puede llamar un error. Pero no se puede cambiar el pasado, ¿verdad? Los errores están aquí para enseñarnos y decirnos que debemos cambiar el rumbo si queremos avanzar y crecer.

4. Fijarse en otras personas

¿Con qué frecuencia tienes la sensación de que debes "arreglar" a algunas personas, ayudarles a elegir de forma correcta, darles consejos, etc.? ¿Entiendes que tal comportamiento no te permitirá centrarte en tu propia felicidad? Admite el hecho de la única persona que puedes controlar y cambiar eres tú; céntrate en ti mismo, y no tendrás que buscar a nadie para "arreglarlo" y te sentirás feliz por eso.

5. Agravios

Tus rencores siempre te detienen. Ellos son como un cáncer dentro de tu alma que impiden que te muevas hacia adelante y vivas tu vida al máximo. Debes entender, que algunas cosas en esta vida están fuera de tu control; y si no puedes controlarlas o arreglarlas, simplemente déjalas ir y sigue viviendo.

6. El egoísmo

A nadie le gustan las personas egoístas que piensan más en ellos mismos, y quieren que las cosas sean a su manera. Si eres una persona egoísta, es posible que pronto te encuentres infeliz y solo, porque la mayoría de la gente no quiere tener ninguna relación con ese tipo de personas. Es mejor examinar tu vida para entender lo que podría conducirte al egoísmo y tratar de cambiarlo.

7. Vivir en el pasado

¿Qué significa para ti vivir en el pasado? Significa que no estás satisfecho con tu presente; pero tu felicidad vive "aquí y ahora", es por eso que no es de extrañar que no la sientas. Nuestro pasado se llamaba "el pasado" para dejarlo ir y seguir adelante. Si todavía vives en el pasado, ya es hora de cambiar algo en tu vida. ¿Trabajo? ¿Lugar en la vida? ¿Prioridades? Eres tú quien debe analizar tu vida y hacer algunos cambios para sentirte feliz desde ahora.

8. Miedo

Libera tus temores y no dejes que envenenen tu vida y tu felicidad. Como dijo Ralph Emerson, "El miedo vence a más personas que cualquier otra cosa en el mundo". Trata de hacer algo que tienes miedo de hacer de vez en cuando, y derrotarás a tus miedos en forma definitiva.

9. Pesimismo

Tus pensamientos y palabras tienen el gran poder de enviar señales al mundo; así que, si eres pesimista y "negativo" todo el tiempo, tal actitud puede conducirte a una vida infeliz; y esta infelicidad te seguirá como un virus, ya sabes... Trata de cambiar tus pensamientos para mejor, trabaja en tu negatividad: encontrar un nuevo hobby, leer, hacer ejercicio, ayudar a los demás, etc. Todo lo que te haga sentir mejor contigo mismo funcionará aquí .

10. La falta de honradez

Tu deshonestidad te conducirá a nada más que el aislamiento y la infelicidad, ya que nadie va a ser capaz de confiar en ti y hacer amistad o sociedad contigo. La gente deshonesta alienan con respecto a los demás, y su alienación envenena su propia felicidad.

11. Prejuicio

Al ser una persona con prejuicios, casi no se puede ser feliz. Por otra parte, las personas con prejuicios a menudo arrojan infelicidad a los demás, y siempre buscan un buen momento para dar rienda suelta a su ira sobre otras personas. Ellas creen que pueden hacer que te sientas mejor y más feliz, pero no es cierto. Lo que es más, hacen a todos a su alrededor demasiado infelices. Sólo trata de encontrar tus fortalezas para afrontar todas las cuestiones de prejuicios.

12. Estrés

Si a menudo te sientes estresado, ya es hora de pensar en cambios drásticos en tu vida. El estrés no es saludable para tu condición física y mental; y una persona puede apenas ser feliz si tiene un estrés constante. Deshazte de todas las cosas innecesarias en tu vida, ya que a veces puede ser la única manera de mejorar tu felicidad.

13. La duda

Cuando dudas de ti mismo constantemente, tal condición puede llegar a ser la causa de tu infelicidad. Las dudas pueden convertirse en auto-conversaciones negativas y dar lugar a un profundo sentimiento de insatisfacción e infelicidad. Habla con un amigo, o cualquier persona cercana que pueda escucharte y ayudarte a lidiar con el sentimiento de dudas sobre ti mismo; o empieza a hacer algo útil por los demás para sentirte a ti mismo necesario y listo para los cambios.

14. Altas expectativas

Admite el hecho de que las personas no pueden satisfacer todas tus normas y expectativas propias, y quizás nunca puedan alcanzarlas. Si pones demasiadas expectativas en los demás, te arriesgas a ser decepcionado por las personas; lo que conduce a tu infelicidad. Libérate de las altas expectativas hacia los demás, porque cada persona es individual, y no siempre pueden dar lo que se espera de ellos. Una persona feliz es aquel que está libre.

15. La dependencia

Nos referimos a tu dependencia hacia otras personas aquí. Si esperas a que una persona que te haga feliz, y si siempre dependes de otros para tu felicidad, seguirás esperando una vida feliz durante mucho tiempo, porque la felicidad nunca viene de otras personas. Viene de ti solamente. Podemos estar contentos con algunas personas, pero no debemos depender de ellos por completo. Mira dentro de ti mismo, y encontrarás la verdadera felicidad y la alegría allí.

¿Consideras que tu felicidad ha sido envenenada después de leer este artículo? Espero que también te haya ayudado a averiguar qué es exactamente lo que te impide ser feliz. Busca la felicidad desde el interior de todos modos: ora, medita, haz lo que necesites para sentirte mejor contigo mismo y tu felicidad te seguirá y en todo momento.


Lesley Vos
http://www.finerminds.com/

No hay comentarios