Breaking News



La Ley de Atracción: Cómo el Universo Entrega Nuestras Manifestaciones

ley-atraccion

La Ley de Atracción manifestará cualquier cosa a la que des suficiente atención y enfoque. Al dar tu atención a un pensamiento, se activa la vibración correspondiente a ese pensamiento, y la Ley de Atracción captará las vibraciones y manifestará la esencia de esas vibraciones en el plano físico. Una vez que la energía suficiente sea recogida, la vibración se convierte en algo físico. ¿Pero cómo ver todo esto en un sentido práctico?

Si pienso en un millón de dólares con un enfoque de lasser, al despertar una mañana ¿encontraré un enorme montón de dinero en efectivo a un lado de la cama? Bueno, no. Esa no es por lo general la forma en que funciona. Las manifestaciones no sólo no tienden a caer del cielo -simplemente no creemos realmente que pueda ser así. El Universo nos trae nuestras manifestaciones a través del camino de menor resistencia. Eso no significa necesariamente que sea el camino que nosotros creemos que sea el más factible. El camino que nosotros creemos que es el más fácil, es posible que no lo sea en realidad, ya que el Universo tiene una visión completa de todo el panorama y puede determinar con mucha facilidad la o las formas más convenientes y perfectas para manifestar nuestros deseos.

Pero es muy necesario que tú lo permitas. Es por eso que las creencias negativas tienen la capacidad de bloquear tus manifestaciones -ya que vibran a una frecuencia diferente, a menudo opuesta, a la frecuencia de lo que quieres y, básicamente, cierran las avenidas por las que podrías recibir tus deseos.


Con el fin de manifestar algo, tenemos que darle suficiente atención para ponerlo en lo físico y tenemos que asegurar que no haya creencias contradictorias u opuestas bloqueándolo. Por lo tanto, si quieres un millón de dólares, no sólo tienes que pasar algún tiempo pensando maravillosos pensamientos positivos sobre el dinero, sino que también hay que asegurarse de que no albergas ninguna creencia como "yo siempre voy a ser pobre", "los ricos son inmorales" o "es imposible para mí ganar un millón de dólares", etc. 

Así que, digamos que no das cabida a ninguna creencia contradictoria a tener el millón de dólares. Crees que el dinero es genial, crees que es absolutamente posible que puedas recibir un millón de dólares, de alguna manera, y ni siquiera realmente lo sientes como un gran problema para ti. ¿Cómo va el Universo a entregar esta manifestación? Ya hemos concluido que no va a caer del cielo.


El Universo ofrece manifestaciones en forma de intuiciones, corazonadas y sincronicidades. Te reúne con las personas adecuadas en el momento justo. Puede organizar un retraso en el tráfico, lo que garantiza un encuentro casual en el ascensor con el dueño de tu empresa, con quien entablas una conversación aparentemente inocente, durante la cual le comunicas tu idea para un nuevo producto. Le encanta la idea, te pone a cargo de la nueva división creada para construir y distribuir el producto y un año después obtienes un bono por un millón de dólares. O bien, puedes tener un fuerte presentimiento, casi abrumador para ir a comprar un billete de lotería, a pesar de que nunca, jamás, compras billetes de lotería. Pero un día, por alguna razón, realmente crees que deberías hacerlo. Y sólo por esta vez, compras uno. Y resulta que es un billete ganador.


Observa cómo todo este proceso depende de que escuches a tu intuición y sigas las corazonadas. En el ascensor, cuando te reuniste con el dueño de tu empresa, tuviste el presentimiento de que era bueno hablarle acerca de tu idea. Al seguir ese impulso, cambiaste todo el curso de tu vida. Pero, ¿qué pasa si no escuchas, si te congelas y dejas que el miedo te impida tener esta conversación? Nada. El dueño nunca escuchará tu idea y te habrás perdido una oportunidad de un millón de dólares. Salvo que ni siquiera lo sabías.


El proceso de creación deliberada de la vida que deseas depende de tu capacidad de prestar atención a los signos que el Universo te da. Si algo se siente bien, presta atención. Esto es algo que probablemente querrás hacer, incluso si no puedes justificar lógicamente tus acciones. Si algo se siente mal, ten cuidado. Incluso si se ve bien en el papel, tu intuición te está dando un mensaje. Cuanto más prestes atención a cómo te sientes acerca de las cosas, cuanto más practiques escuchar a tu intuición y notes las sincronicidades, mejor recibirás la guía y el impulso para manifestar tus sueños más locos.


Después te das cuenta de que tu intuición, aunque tal vez desafiaba tu forma de pensar racional, te llevó al resultado perfecto -algo que no podrías haber orquestado en un millón de años. Esto te otorgará más y más confianza en tu capacidad para seguir tus corazonadas. Yo no estoy pidiendo que apagues completamente tu mente racional, pero considera tus sentimientos como igualmente válidos (si no más) de entrada en la toma de decisiones, sobre todo si el riesgo de seguir tu intuición es bajo. Pruébalo tú mismo. Es posible que también acabes sorprendido por lo que estas oportunidades, hasta ahora invisibles, acarrean para ti.



Copyright (c) 2010. Melody Fletcher. 
Todos los derechos reservados.
www.deliberatereceiving.com

No hay comentarios