Breaking News



6 Mentiras de los Medios de Comunicación que Dañan la Autoestima


Hoy en día, muchos de nosotros pasamos una gran cantidad de tiempo acampando delante de la televisión. El problema con esto es que cuando vemos la televisión, a menudo inconscientemente nos someten a unas cuantas mentiras comunes de los principales medios de comunicación que pueden dañar nuestra autoestima y hacernos sentir mal.

Lo que pasa con los medios de comunicación es que juegan con nuestra tendencia humana natural a compararnos con los demás. Nos comparamos porque somos criaturas sociales, y esta es la manera de aprender a interactuar unos con otros.

Por ejemplo, los niños pequeños suelen imitar a sus padres a medida que aprenden lo que significa ser un adulto. Es bastante común ver a niños pequeños vestirse con la ropa de mamá o papá, fingiendo que se afeitan o maquillan y jugando a estar "casados". La comparación y la imitación son comportamientos completamente humanos y normales.

El problema con los medios de comunicación (como programas de televisión, películas y anuncios) es que activan nuestra necesidad de compararnos, pero no contra los seres humanos reales. En cambio, estamos hartos de imágenes de ficción y poco realistas de lo que significa ser humano. Esto puede hacer que nos sintamos inadecuados, y puede bajar nuestra autoestima. Como nunca seremos capaces de replicar a la persona típica en la televisión, cuando nos sometemos a la programación general de los medios de comunicación a menudo nos sentimos como fracasados.

Aquí está una lista de algunas de las mentiras más comunes de los medios de comunicación sobre lo que es un ser humano normal, y cómo debe lucir y actuar.

Las mentiras de los medios de comunicación dominantes

1. Es mejor ser joven

Esto se ha vuelto cada vez peor a medida que el tiempo ha progresado. Cuando veo shows viejos de los años setenta u ochenta ahora puedo ver que en el pasado, solíamos tener una mayor diversidad de edades en nuestra programación. Ahora, el mensaje es que entre más jóvenes es mejor.

Ahora, no sólo ves a los jóvenes como el grupo dominante en la programación de los medios de comunicación, sino que incluso los más jóvenes ahora juegan a ser mayores. Por ejemplo, me he dado cuenta de que las mujeres jóvenes entre los 20 a menudo representan a las mujeres en sus años 30 (como yo). Una gran parte de los productos dirigidos a mujeres de mi edad son promocionados con frecuencia por mujeres mucho más jóvenes.

2. Debes ser más "hermoso"

Esto también ha empeorado progresivamente con el tiempo. La belleza ha sido deseada en la televisión y el cine durante mucho tiempo, pero dentro de las últimas décadas es algo que ya se ha salido de control.

Las personas que se ven en la televisión representan un nivel de belleza mucho más elevado que lo que se ve en la calle. No sólo eso, sino que los personajes tienen con frecuencia sus dientes blanqueados, cirugías plásticas, inyecciones de Botox, maquillaje profesional, peinados y ropa de moda.

3. Es mejor ser delgado o incluso con bajo peso, y las personas con sobrepeso son una broma

En los Estados Unidos, la obesidad se ha convertido en una cuestión bastante normal. He leído en varias ocasiones que más del 30% de los estadounidenses son obesos.

Sin embargo, si todo lo que sabes acerca de Estados Unidos es lo que te mostramos en la televisión, probablemente no tienes ni la menor idea de lo que el peso estándar es aquí. De hecho, parece como si una gran cantidad de personajes fueran en realidad de bajo peso, y el puñado de personajes con sobrepeso que están en la televisión son típicamente ridiculizados y son objetos de burlas. No es de extrañar que tantas personas hagan dietas erróneas en forma obsesiva, y/o tengan trastornos de alimentación en este país.

4. No tienes suficiente dinero

Una de las grandes mentiras de los medios de comunicación es que la persona promedio probablemente tiene mucho más dinero que tú. Así que muchos espectáculos se centran en la fama y la riqueza y envían el mensaje de que aquellos que tienen un montón de dinero representan un segmento mayor de la población de lo que realmente es en realidad.

Incluso los personajes de cine y televisión que representan las clases sociales más bajas suelen tener ropa y casas que se ven mucho mejor de lo que cabría esperar ver de las personas que no tienen esa cantidad de dinero. He visto una serie de espectáculos de gente de la clase obrera que tienen ropa nueva y bonita y hermosas casas que parece que requieren un ingreso de seis cifras para mantener.

El mensaje aquí es que no tenemos suficiente dinero. Por desgracia, esto no sólo hace que nos sintamos mal, sino que también nos anima a pasar más allá de nuestros medios en un esfuerzo por mantenerse al día con los vecinos. ¿Cuántas personas hay en la deuda debido a esta expectativa poco realista?

5. Personalidades extrovertidas son mejores que las introvertidas

Aquí en los Estados Unidos, una de las mentiras de los medios de comunicación es que es mejor ser sociable y extrovertido en lugar de introvertido.

Mientras que pareciera que la extroversión es el rasgo de personalidad más común que la introversión, todavía hay una gran cantidad de personas introvertidas. Aunque los introvertidos no siempre pueden ser el alma de la fiesta, tienen una gran cantidad de rasgos positivos que ayudan y asisten a la humanidad. Por lo general son buenos oyentes, grandes pensadores y pueden ser altamente productivos. Aunque me gusta convivir con gente extrovertida, no creo que me gustaría vivir en un mundo sin introvertidos.

Yo, como una persona introvertida, me resulta ofensivo que seamos representados generalmente como torpes y extraños, y rara vez se les dan los papeles más importantes. Durante mucho tiempo en mi vida, busqué (sin éxito) hacerme más sobresaliente porque pensé que ser extrovertido era la manera "correcta" de ser. Me pregunto cuántas personas introvertidas por ahí sienten asco en secreto de sus personalidades por la programación general de los medios.

6. El blanco es el correcto

Al menos en los Estados Unidos, tradicionalmente la mayoría de los personajes de los medios de comunicación son de color blanco. Aunque esto ha ido cambiando poco a poco para mejor, todavía hay una representación racial ampliamente injusta en la televisión hoy en día.

Esto envía un mensaje subconsciente en el sentido de que el grupo dominante es caucásico, y si tú no eres caucásico, estás fuera del entorno.

Debido a estas mentiras persistentes de los medios de comunicación, es mi creencia de que si estamos sufriendo de una baja autoestima como sociedad, es una muy buena idea apagar la televisión, o al menos ser conscientes de la programación a la que nos someten. Una vez más, es nuestra tendencia humana natural compararnos con los demás, así que cuando repetidamente nos confrontan ante imágenes irreales e inalcanzables es probable que dañen nuestra autoestima, incluso cuando no seamos conscientes de ello.

En realidad, el grupo demográfico que es ampliamente promovido en los medios de comunicación es muy, muy raro. No es la media. Incluso si posees algunos de estos rasgos promovidos, muy probablemente otros no los posean. Eso es lo que es normal. No hay manera "correcta" de ser, y es por eso que hay tanta diversidad en el mundo real de lo que normalmente se ve en la televisión, en el cine y en la publicidad.

Así, la próxima vez que estés fuera de casa, haz un balance de lo que las "personas reales" que te rodean parecen. Mira a tu alrededor para observar sus edades, sus personalidades, sus ropas, sus tipos de cuerpo y sus estándares de belleza. Comienza a tener más contacto con lo que las personas reales son, porque es mucho más probable que te sientas como un ser humano real cuando estás fuera en público en lugar de configurar tu aceptabilidad delante de la televisión.

No hay nada malo contigo y está bien que seas exactamente como eres y lo que eres, no importa lo que los medios de comunicación promuevan. No podemos cambiar las imágenes que nos entregan a través de la televisión, el cine y la publicidad, pero sí tenemos la opción de no someternos a (la mayor parte de) ellas.


Andrea Schulman
http://raiseyourvibrationtoday.com/

No hay comentarios