Breaking News



3 Materias que se Deberían Enseñar en las Escuelas para Mejorar el Mundo

educacion-infantil-meditacion

por Andrea Schulman

Como antigua profesora que pasó 7 años en el sistema educativo, una de las cosas que realmente me molestan acerca de las escuelas de hoy en día es el trasfondo de miedo y control basado en el condicionamiento social en que someten a nuestros hijos. Sí, tal vez a nuestros hijos los hagan aprender habilidades e información valiosa, pero a menudo a costa de su salud en general, su prosperidad y su éxito en la vida. Nuestras escuelas, no aprovechan al máximo el poder de las mentes jóvenes de hoy en día, ya que hacen hincapié en la rutina, la disciplina, el sometimiento y la competencia.

Otro problema en la actualidad en la educación es que simplemente no estamos enseñando a los niños lo que realmente necesitan saber para tener éxito en la vida. Si bien es importante aprender matemáticas básicas, ciencias y lectura para sobrevivir (¡y dije SOBREVIVIR!) en el mundo actual, también es importante enseñar a los niños a prosperar en todos los sentidos.

Con algunos pequeños ajustes, podríamos empezar rápidamente a mejorar la educación mediante la adición de algunos nuevos temas encaminados a ayudar a los niños a que se conviertan en adultos sanos, exitosos y felices. Al enseñar a los estudiantes la información que realmente les beneficiará, podríamos empezar a transformar la educación (¡del mundo!) de una manera positiva. Aquí hay 3 materias que se podrían enseñar desde ya en las escuelas para mejorar el mundo:

1. Meditación

La meditación es una práctica fantástica de la que muchas personas no tienen ninguna instrucción en absoluto. La meditación despeja el desorden de los pensamientos de ansiedad, ayuda a las personas a que se centren, y aumenta la salud mental (y física). Los efectos positivos de la meditación están bien documentados.

¡Qué maravilloso sería si cada mañana los estudiantes tuvieran 10 minutos de meditación consciente antes de comenzar su jornada escolar! Comenzarían su mañana centrados y tranquilos en lugar de estar dispersos, inquietos y apresurados. Me imagino que esto tendría enormes efectos sobre el nivel de aprendizaje, así como en el comportamiento de los alumnos.

Más allá de eso, ¡10 minutos de meditación serían muy fáciles de aplicar! La mayoría de los profesores necesitan unos pocos minutos al comienzo de la clase para tomar la asistencia, por lo que muchos de ellos ya dan la pauta para que los estudiantes se asienten y se prepararen para el día en el inicio de la clase. La meditación podría ser una forma rápida y sin problemas para comenzar a mejorar la educación.

2. Nutrición adecuada

¿Por qué no están las escuelas enseñando a nuestros hijos a cuidar de sus cuerpos?

Particularmente en los Estados Unidos, estamos fallando en educar a nuestros hijos sobre la importancia de los alimentos ricos en nutrientes, alimentos orgánicos y no modificados genéticamente. Actualmente la comida modificada genéticamente y llena de productos químicos atiborran nuestros estantes y alimentan a nuestros escolares. Esa comida es la responsable de las tasas crecientes de obesidad, diabetes y cáncer. Sobre todo en un momento en que los riesgos de salud como estos van en aumento, ¿no sería sabio enseñar a nuestros hijos a tomar decisiones nutricionales válidas e inteligentes?

Tristemente, he visto de primera mano lo que significa "comer" en las cafeterías de las escuelas. Las opciones que nuestras escuelas tienen en lo que respecta a la nutrición dejan mucho que desear, y eso es decir poco.

Creo que el sistema de educación debería abordar honestamente esta cuestión y tomar medidas para educar a los jóvenes de hoy en la importancia de la nutrición VERDADERA.

Seamos serios: 20 años a partir de ahora, de educación nutricional adecuada (o la falta de ella) tendrá un impacto mucho más profundo en la vida de los jóvenes que Algebra 2 o Historia 1.

3. Ley de Atracción

Desde una edad muy temprana, nos han impuesto reglas que debemos seguir y un camino muy específico que debemos tomar si queremos tener éxito.

Muchos de nosotros compramos la idea de que tenemos que ir a la universidad (por lo general mediante la adopción de grandes préstamos), y conseguir un trabajo aceptable (como ser un médico, contador o un abogado) si queremos tener éxito en la vida. Este pensamiento tan rígido condena a muchos jóvenes a moverse muy lejos de la exploración de sus verdaderas pasiones y talentos.

Si pudiéramos enseñar a nuestros jóvenes que cualquiera puede utilizar la Ley de Atracción para crear una exitosa carrera basada en su pasión, se podría mejorar dramáticamente el mundo. Nuevas opciones de carreras emergerían, y la innovación se iría por las nubes. Más importante aún, la gente sería más feliz porque estarían haciendo lo que realmente quieren hacer, en lugar de perder sus vidas condenados en trabajos que no inspiran a nadie.

Enseñar a los estudiantes acerca de la Ley de Atracción a una edad temprana podría dar a los niños las herramientas que necesitan para ir tras sus grandes sueños y vivir una vida plena. La Ley de Atracción no es una moda pasajera de la New Age. Es solo la simple práctica de creer en uno mismo, y la alineación de nuestros pensamientos, emociones y creencias con los resultados que deseamos lograr.

Para ser justos, creo que la educación responde a un objetivo valioso, y tenemos la suerte de que la mayoría de la gente hoy en día aprendan alfabetización, habilidades matemáticas, estudios sociales y ciencias (entre otros temas). Sin embargo, este es un ámbito de aplicación muy limitada de lo que podríamos estar enseñando a los estudiantes en nuestras escuelas, y creo que no alcanza para nada la marca de lo que nuestros hijos realmente necesitan saber para ser felices y exitosos en la edad adulta. (Ver también: La educación prohibida y La Educación en Finlandia).

Al enseñar a los niños cómo meditar, una nutrición adecuada y la Ley de Atracción, se les darían a los estudiantes las herramientas que necesitan para no sólo estar bien informados, sino que florezcan en todos los aspectos de la vida. Podemos mejorar la salud de nuestra nación (tanto física como mentalmente), y que nuestra economía se expanda a medida que más personas tengan y creen carreras innovadoras y apasionantes por sí mismos. Con ciudadanos más felices, más sanos y más prósperos, con toda seguridad se reducirían drásticamente la pobreza, la violencia y el crimen.

Es algo que da para pensar. Al final del día, yo no podría entrar nuevamente como un maestro más, porque yo no podría ser parte de un sistema caduco que sentí que hería y lastimaba más de lo que estaba ayudando. Como madre y como ser humano, quiero un futuro mejor para nuestros hijos, y creo que mucha gente por ahí probablemente sienten lo mismo.

Tenemos la capacidad de ser la generación que mejore el mundo a través de la educación y espero que podamos decir un día que ¡nosotros fuimos los que finalmente lo hicieron!


Fuente: http://www.spiritscienceandmetaphysics.com/

1 comentario:

  1. Me gustó mucho tu blog, muy interesante...... te invito a ti y a tus seguidores a visitar y seguir mi Blog: "Inténtalo! consejos y actividades para ejercitar tu mente"...el link es http://blogmonicarapot.blogspot.com/

    ResponderEliminar