Breaking News



No hay Prisa, Sólo Hay Ahora

mujer-relajada

No puedo poner mi dedo en exactamente lo que está pasando, pero parece estar sucediendo de la manera correcta. Una de mis citas favoritas es la de Arthur Rubinstein, "no hay fórmulas para vivir la vida que secretamente sueña, porque si simplemente acepta y acoge la vida, se le va a revelar."

No es a través del esfuerzo como moldearás tu vida a tu gusto, sino permitiendo que el universo la moldee para ti, y te muestre el camino. Cuando empecé a hacer lo que me gusta, que es guiar a la gente a mover su cuerpo de forma segura y con intención, yo tenía mucho miedo. Recuerdo que fui a mi primera clase oficial para enseñar yoga, y sentí que me iba a desmayar de mis nervios. Cuando miro hacia atrás ahora, después de enseñar más de 100 clases, puedo ver claramente que aprendí a pasar de un lugar de miedo a un lugar de amor.

Y en aquella primera ocasión, casi me detuve incluso antes de empezar, porque yo no creía en mí misma. Vi otros tantos maestros haciendo lo que querían hacer, y eran más preparados, tenían más conocimiento, y más éxito.

O al menos eso parecía.

Uno de los mayores errores que cometí fue tratar de encontrar las respuestas fuera de mí misma. Seguí este maestro aquí y a ese profesor allí, seguí alcanzando metas, seguí haciendo listas, empecé a pensar sobre todas las cosas, y pronto me di cuenta de que la creación de formas era sólo el relleno del pastel, los ingredientes reales involucrados eran la auto-compasión, la alegría, el amor y la paciencia. No había ninguna poción mágica que hiciera desaparecer todos mis desafíos. Si yo no podía entender el significado y el propósito de mi vida, y por otra parte, si yo no estaba trabajando en el cumplimiento de ese significado y propósito, realmente no importaba cuánto tiempo pudiera estar en mi cabeza, no iba a hacerme una persona feliz.

Cuando llegué a un punto en el que tuve que escuchar a mi corazón, y sentir a dónde ir, dejé de tratar de entender las cosas. Me di cuenta de que yo no lo sé todo, y cuando escuché a mi corazón, la cosa parecía estar dirigida a una mayor felicidad, paz y libertad en mi vida.

Los problemas vienen y van. Los patrones vienen y van. Cuando surgen situaciones estresantes, incómodas, hago todo lo posible para relajarme y escuchar mi sabiduría interior. Luego me pongo a hacer otra cosa.

Hago mi trabajo y soy más creativa cuando estoy conectada a la sabiduría interior, y es que la sabiduría interior me guía hacia la vida que estoy creando. Cuando no escribo por diez días, ya no soy dura conmigo misma. Cuando no paso por mi estera de yoga durante una semana, ya no hay crítica interna, ni tampoco caen mis expectativas de mí misma.

Habrá días en los que te sientes como si nada va mal. Esos son los más emocionantes días para permanecer presente; porque ayudan a hacer crecer tu músculo conciencia. Cuando me quedo presente, no sólo estoy más conectada a la sabiduría interior y a la quietud, sino que me siento más tranquila y en paz conmigo misma. También me doy cuenta de que yo no tengo que identificarme con mis pensamientos y sentimientos. Los pensamientos y sentimientos surgen, seguro, pero no tengo que alimentar el fuego.

Los problemas comienzan cuando creo pensamientos acerca de los pensamientos o sentimientos iniciales. Esto es también lo que me impide simplemente permitir que mis sueños se desplieguen. Si concibo un pensamiento de que estoy asustada, dudosa o incierta, y si creo en ese pensamiento, estoy atrapada hasta que veo a través de él. Cuando te quedas presente, lo mejor que puedes hacer, es dejar que la vida se desarrolle. A veces sentirás como un caos interior en tu cuerpo, pero eso está bien, también pasará. Es la experiencia humana.

Aprende a confiar en esa voz interior y cuando el corazón hable, toma buenas notas.

No hay prisa. Sólo existe el ahora.


Burce Boşnak
http://www.thewisemag.com/

No hay comentarios