Breaking News



Cómo Atraer Prosperidad Ahora Mismo!

ley-atraccion-prosperidad

Por Lynn A. Robinson

Me imagino que muchos de ustedes tienen conocimiento o están interesados en la Ley de Atracción. Tal vez has visto la película "El Secreto" o eres fan de Esther Hicks y Abraham. O has leído uno de los innumerables libros sobre el tema. He estado estudiando metafísica una buena parte de mi vida. Me parece fascinante la teoría de que aquello en lo que principalmente nos centramos lo atraemos a nuestras vidas. Sin embargo, la pregunta que escucho de mis clientes es: "¿Dónde están mis cosas?" En otras palabras, "¿Qué estoy haciendo mal? !Lo que quiero no aparece!" 

En estos tiempos, muchos de nosotros estamos tratando de usar las leyes universales para atraer la prosperidad. Los siguientes son algunos de mis consejos sobre cómo crear abundancia: 

Tener claro lo que quieres. 

Escribe una lista de lo que necesitas en estos momentos. No trates de averiguar cómo estas cosas vendrán a ti. Deja que el Universo haga lo que mejor sabe hacer: crear milagros. Concéntrate en lo que quieres, no en lo que no quieres. Mantén una actitud de apertura acerca de cómo va a venir a ti. El Universo es conocido por crear milagros de "menor importancia" tales como causar que salga el sol por las mañanas y que baje todas las noches. Tal vez podrías permitir que te ayudara a crear una respuesta a tus necesidades financieras personales en estos momentos. 

Deja de preocuparte. 

La preocupación es una elección y siempre es contraproducente. Cuando te sorprendas haciéndolo, cambia tu enfoque. La preocupación por el dinero no trae más dinero a tu vida. (Si así fuera, ¡todos seríamos ricos!). Cuando se tiene fe y una actitud de confianza, eres más abierto y receptivo a los pensamientos, sentimientos e impulsos del Universo que te orientarán hacia la verdadera prosperidad. Cuanto más piensas en algo -positiva o negativamente- más pronto se realizará. 

La preocupación interfiere con tus esperanzas, sueños y deseos. Si es difícil para ti dejar de preocuparte, trata de hacerlo sólo un día a la vez. Dite a ti mismo: "Hoy (o en este momento) estoy escogiendo no preocuparme y permanecer sereno y confiado."

Consigue un papel y un bolígrafo o pon los dedos en el teclado y empieza a escribir todas las soluciones posibles que se te vengan a la mente. Haz esto una vez al día durante treinta días. Hazle preguntas a tu intuición a medida que escribes. "¿Cómo puedo crear dinero en efectivo en este momento?" "¿Cuál es la mejor acción que me ayude a (llena el espacio en blanco?" "¿Qué puedo hacer ahora y que sería de gran ayuda para mí en este momento?" 

Si te sientes atascado, llama a algunos amigos e invítales una comida y después participen todos en una lluvia de ideas para la prosperidad. ¡Cuantas más ideas, mejor! Tomen acción sobre las respuestas que reciban. No te abrumes. Comprométete por lo menos a realizar tres acciones al día que te acerquen a la intención de manifestar más dinero. Si haces más (o menos) de todos modos te sentirás cómodo, eso también está bien. Estarás poniendo energía hacia lo que deseas crear. Actúa sólo sobre aquellos pasos que se sientan vivificantes y energizantes. Si te sientes agotado y debilitado cuando contemples una acción, no lo hagas. Esas respuestas son de tu intuición, señalándote que dichas acciones representan una dirección equivocada. 

Mantén un diario de cada tarea que hayas completado, incluyendo las menos importantes. Hay algo muy reconfortante en ver una lista de logros cuando estás abajo y sientes que no estás "haciendo lo suficiente". Permanece atento a los milagros que se produzcan. Sabe que estás en el proceso de creación de una solución para tu crisis. El Universo está de tu lado. No estás solo. La respuesta puede provenir de formas asombrosas. 

Empieza a buscar pruebas de que las cosas están cambiando para ti. Tal vez una fuente inesperada de dinero viene a ti, o tienes una entrevista para un nuevo trabajo. Tal vez la reparación del coche que pensabas que iba a costar cientos de dólares sólo te costará una fracción de eso. Escribe acerca de estas ocasiones en tu diario y obsérvalo con frecuencia. También recuerda tener paciencia. ¡El hecho de que lo que quieres no haya aparecido durante la noche no quiere decir que no esté en camino! Comprométete a mantener una actitud positiva. 

Todos tenemos hábitos de pensamientos destructivos que repetimos a nosotros mismos cuando estamos bajo presión. ¿Qué pensamientos tienes tu? Uno muy común que escucho con frecuencia es, "¡Estoy tan estresado!" Debes estar alerta para eliminar de raíz todos los pensamientos negativos. Pensamientos pesimistas a menudo preceden a un choque emocional y no puedes permitirte uno de esos cuando estás en una crisis financiera. 

A continuación se presentan algunas ideas que afirman la prosperidad y que te ayudarán a mantener una actitud positiva. 

Escoge una que funcione para ti. La intención es hacer que te sientas mejor para que puedas permanecer abierto a la dirección intuitiva que te sacará de la situación actual. 

"Esto es sólo temporal, las cosas están empezando a cambiar." 

"Estoy abierto a nuevos caminos de prosperidad" 

"Yo vivo en un universo abundante, tengo todo lo que necesito.". 

"El dinero fluye hacia mí desde todas las direcciones". 

Escribe varias declaraciones que hagan que te sientas mejor y reemplaza los pensamientos negativos desagradables con pensamientos positivos y que te hagan sentir bien. Reconoce la abundancia que ya tienes. Observa a tu alrededor todo el día, conscientemente, la abundancia que existe y que está allí. Sal a caminar y a respirar al aire libre. Dependiendo de donde vivas y en qué estación estés, puedes disfrutar de la abundancia de arena, de nieve, de las hojas, los árboles o la hierba que llenan tus alrededores. 

Puedes ir a una tienda de comestibles y maravillarte ante la gran cantidad de frutas y verduras. Y no te olvides de las cosas intangibles como el hecho de que puedes tener amigos maravillosos, un buen trabajo y un cuerpo sano. 

Tu intención es cambiar tu enfoque de la ilusión de la carencia a la realidad de la verdadera abundancia. Cada vez que aprecias la riqueza que existe en y alrededor de ti, te estás recordando que estás en un planeta que está lleno hasta el tope de todo lo necesario. Espera la prosperidad y cree que el Universo es un vasto sistema magnífico de abundancia. La manera en que recibimos esta riqueza es a través de ideas, pensamientos y oportunidades. También viene a través de las conexiones con las personas, los acontecimientos y las circunstancias. Dios no sólo viene de los cielos y dice: "¿Estás ahí? ¡Buen trabajo! He aquí un cheque por un millón de dólares." En cambio, se nos dan ideas para crear un nuevo negocio rentable, o podemos conseguir un trabajo en el que podemos aprender cosas nuevas y ser capaces de contribuir a nuestra comunidad. O bien, se abren caminos insospechados por los que la prosperidad y abundancia se manifiestan en nuestras vidas de formas milagrosas. Todo es posible cuando PERMITES que la prosperidad llegue a tu vida. Simplemente atraes a la prosperidad y la prosperidad te atrae a ti en virtud de la Ley de Atracción. A menudo, todo lo que necesitas son cambios muy simples de actitud para invitar a la prosperidad a tu vida. Dale una oportunidad y observa lo que pasa. ¡Larga vida y prosperidad para ti! 


© Lynn A. Robinson
http://lynnrobinson.com/

No hay comentarios