Breaking News



¿Por qué Debería Creer en la Ley de Atracción?

ley-de-atraccion-prosperidad

Por Dr. Félix Torán

“Lo similar atrae a lo similar”

La Ley de Atracción dice que usted puede materializar y atraer a su vida cualquier cosa que desee gracias al poder de sus pensamientos. En otras palabras, usted dispone de un infinito potencial creador, que puede controlar mediante sus pensamientos. Usted pide sus deseos a través de sus pensamientos, y el universo responde facilitándole el camino hacia ellos. Si a esto le añade acción de su parte (es decir, si anda sobre dicho camino), entonces alcanzará todos sus objetivos. Sus deseos se harán realidad.

La anterior descripción de la Ley de Atracción puede motivarle a cuestionar su veracidad. Es comprensible, puesto que acabo de pedirle que introduzca en la profundidad de su mente, en su sistema de creencias, una nueva verdad. La afirmación de que usted dispone de un infinito potencial creador supone algo que probablemente entrará en conflicto con muchas otras creencias en su mente, como por ejemplo “el éxito es cuestión de suerte”. Ahora le estoy diciendo que la suerte no existe, y que el éxito es una creación suya, controlada por su propia voluntad, y depende de sus pensamientos y de su capacidad de entrar en acción.

Comprendo que inicialmente tenga dudas sobre la Ley de Atracción. Su mente le exige pruebas, y la definición que le he dado no proporciona ninguna; por tanto, su mente se resiste a introducir esa nueva idea como creencia. Es completamente normal. Si comienza a aplicarla deliberadamente en su vida acabará necesariamente dándose cuenta por sí mismo. No necesitará buscar ninguna prueba científica que le demuestre la verdad de la Ley de Atracción. Usted mismo lo experimentará, y no necesitará mayores demostraciones.

Es importante comprender que la Ley de Atracción es una Ley universal y, como ocurre con el resto de las leyes universales, siempre funciona; debe asumirla al igual que asume otras leyes universales. Encuentro magnífica la forma en la que el doctor Camilo Cruz nos explica que la Ley de Atracción es una ley universal, refiriéndonos hacia las definiciones de “ley científica” y “ley universal” que encontramos en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Una “ley científica” se define como una “regla y norma constante e invariable de las cosas”, y el término “ley universal” se define como “una ley que es válida cualquiera que sea la naturaleza de los cuerpos a los que se aplica”. Como el doctor Cruz explica, es posible poner a prueba y verificar la validez de los postulados presentados respecto a la Ley de Atracción y las proposiciones particulares derivadas de ella, lo cual permite concluir que la Ley de Atracción es, sin duda, una ley.

La física ha observado la naturaleza creando modelos e hipótesis, experimentando y expresando leyes que describen y permiten predecir el comportamiento de los fenómenos que tienen lugar en el universo. Tome usted, por ejemplo, la ley de la gravedad. Estoy seguro de que nunca se le habrá ocurrido pensar que si deja caer un objeto desde cierta altura, dicho objeto podría emprender una trayectoria ascendente. Jamás se lo cuestionaría, y jamás esperaría que la ley de la gravedad dejara de funcionar. Simplemente acepta dicha ley íntegramente, tiene completa fe en ella. Hay fórmulas matemáticas que la explican, pero hay muchos seres humanos que no las conocen y, sin embargo, jamás cuestionarían que los objetos “caen hacia abajo”.

Quisiera conseguir que usted desarrolle un sentimiento de aceptación similar con respecto a la Ley de Atracción, de forma que jamás llegue a cuestionarla. No tendrá conocimiento de ninguna fórmula extraordinaria (en realidad la fórmula es tan simple que hasta un niño la puede entender: Paso 1. PIDE. Paso 2. EL UNIVERSO RESPONDE. Paso 3. RECIBE) , pero tendrá la certeza de que puede atraer a su vida todo lo que usted desee a través de sus pensamientos, de la misma forma que tiene la certeza de que los objetos caen hacia el suelo. Tendrá tanta fe en la Ley de Atracción como la que tiene en la ley de la gravedad y otras leyes universales. Y en ese momento el cambio en su vida será radical.

Quizá pueda tener usted tendencia a preguntarse cómo funciona la Ley de Atracción, cuáles son sus detalles, y al no ser capaz de responder con precisión el resultado suele ser negar su existencia. Pero ahora cuestiónese usted: “¿Es realmente necesario conocer los detalles para saber con certeza que algo funciona?”.

Millones de personas en la tierra ven cada día la televisión, y nadie duda que ésta funciona y permite retransmitir imágenes en movimiento a distancia. Un televisor está lleno de microchips, resistencias, condensadores, etc., y los microchips están repletos de transistores. Pero usted realmente no necesita conocer cómo funciona un transistor o un microchip para creer que la televisión funciona. Ni siquiera es necesario un conocimiento de mayor nivel. ¿Necesita usted saber lo que significa “barrido horizontal”, o lo que es una señal de sincronía, para estar convencido de que el concepto de la televisión funciona? Estará de acuerdo en que no.

De la misma forma, la Ley de Atracción funciona siempre, y cuando la experimente por sí mismo la considerará incuestionable y pasará a formar parte de su sistema de creencias. Se convertirá en una creencia positiva, le habrá abierto la puerta y tendrá oportunidad de actuar para aplicarla a su favor y beneficio. Será entonces cuando su vida experimentará un cambio radical hacia el éxito, la abundancia y la felicidad.

No invierta esfuerzos en negar la Ley de Atracción, pues siempre saldrá perdiendo. Si usted se empeñara en negar la existencia de la corriente eléctrica, apuesto a que muy pronto acabaría tocando cables o dispositivos eléctricos para intentar negar que estos funcionan mediante la corriente eléctrica y sus propiedades. Y antes o después es lógico pensar que recibirá alguna descarga eléctrica. Lo mismo pasaría si usted intentara negar la ley de la gravedad. Probablemente se expondría a daños físicos. Pero al final la electricidad y la gravedad siguen existiendo, y si ha intentado luchar contra ellas el único que sale perdiendo es usted.

Lo mismo ocurre con la Ley de Atracción. Si se empeña en negarla, acabará utilizándola para demostrar que no funciona. Pero la Ley de Atracción siempre funciona y lo que hará será devolverle resultados negativos, pues al fin y al cabo es lo que estaría buscando en ese caso. Volviendo a la analogía con la electricidad, le diría que ha jugado con la Ley de Atracción y ha recibido una “descarga”. No merece la pena obrar así, estará de acuerdo. ¿Por qué razón debería usar las leyes universales en su contra cuando puede obtener muchísimo más si las emplea a su favor?

Mientras haya pensamientos en su mente, usted está generando vibraciones; por tanto, está atrayendo vibraciones similares. Sabe con certeza que es capaz de atraer todo lo que desee a su vida utilizando sus pensamientos. Y sabe que eso se debe a que, en el Universo, todo es energía vibrando a diferentes frecuencias, incluyendo nuestros pensamientos. Y las frecuencias vibratorias similares se atraen entre sí. Por ello, utilizando sus pensamientos, usted es capaz de atraer y manifestar todos sus deseos. Nos convertimos en aquello en lo que pensamos la mayor parte del tiempo.

No hay comentarios