Breaking News



Sé un Imán de Prosperidad

iman-prosperidad

Por O.S. Marden

El cultivo del pensamiento es el más importante negocio de la vida, el hábito de considerar como nuestra vívida y presente realidad lo que de todo corazón anhelamos, es una fuerza magnética que atrae el objeto de los deseos, cuanto más persistamos en el pensamiento de prosperidad, más lo fortaleceremos e intensificaremos, mayor será la fuerza de atracción para conseguir el progreso.

Estamos creados de tal forma que todo cuanto obtenemos en la vida es reflejo de lo que anticipadamente surgió en nosotros, todo pensamiento que emitamos tendrá en el mundo material su correspondiente realidad. Los humanos nos parecemos a un imán cuya fuerza de atracción puede actualizarse en todas direcciones, por lo tanto, cada quien podrá dirigirla hacia el objeto de sus anhelos legítimos.

Antes de dar efectividad a la vida, es necesario que hombres y mujeres se constituyan en imán de los objetos que han de servirles de elementos constitutivos, es decir, de todo aquello que contribuya al éxito de sus acciones y les capacite para llevar a cabo sus aspiraciones; en tu caso, si la pobreza te ha tomado por su cuenta, podrás vencerla convirtiéndote en imán de prosperidad, ya que vivimos en una corriente de infinita abundancia, sólo de ti es la culpa si no aciertas a tomar de esta copiosa corriente cuanto te es necesario.

Todo lo que obtenemos en la vida viene a nosotros por la poderosa Ley de Atracción, cada acción o pensamiento atrae su semejante, cuanto hemos logrado en este mundo, llegó a nuestro poder atraído por fuerzas mentales; tal vez digas que lo deseado lo adquiriste con el fruto de tu esfuerzo y es verdad, pero ten en cuenta que el pensamiento precedió al esfuerzo, que el proyecto mental fue el precursor de la realización material.

El simple cambio de tu actitud mental determinará de inmediáto el correspondiente en las condiciones materiales, tu decisión de orientarte hacia la prosperidad, en convertirte en imán de ella, atraerá los objetos de tu legítimo anhelo, los proyectos que forjes en tu mente, los pensamientos que alimentes cada día establecerán tus habilidades externas, toma en cuenta que en el mundo espiritual actúan fuerzas invisibles sin descanso y que son más poderosas que las físicas, por lo que cuanto más intensamente pienses en ambientes favorables, mayor será tu poder para llevarlas a cabo, es una ley psicológica que atraemos aquello que anhelamos.

Empieza hoy mismo, no esperes a mañana para convertirte en imán de prosperidad, no bastará que pienses insistentemente en ella, pero sí es necesario que deseches ¡ya!, todo pensamiento de pobreza, que tus vestimentas palabra y aspecto sean de una persona acomodada, un médico será incapaz de curar cualquier enfermedad si delante del enfermo representa mentalmente tan horrible enfermedad, debe eliminar de su mente este maligno cuadro e imaginar que el paciente está sano, limpio y libre de toda enfermedad.

Es muy extraño que la mayor parte de las personas crean que hay que recibir auxilio de Dios en todo menos en los problemas económicos, como si pareciera sacrilegio recurrir a la generosidad divina para obtener dinero esencial para la satisfacción de necesidades materiales, sabemos perfectamente que cada bocado, la ropa, los materiales de nuestras viviendas, y hasta el aire que respiramos provienen de la inagotable fuente de abundancia. Las puertas de la riqueza están abiertas para todos los hombres y mujeres y sólo ellos podrán cerrarlas, la única pobreza está en la mente y nadie más que uno puede eliminarla.

El pensamiento de prosperidad fluye por el espacio como corriente eléctrica y se introduce en las mentes, mantén el firme convencimiento de prosperidad, esfuérzate en conseguirla, aprovecha todas las ocasiones favorables que se te presenten, determina ser alguien especial en el mundo y tu mente será el imán que atraiga a otras mentes en la misma dirección en la que te mueves.

No hay comentarios