Breaking News



El Deseo, la Creación y la Manifestación

mujer-diente-de-leon

Por Lauren Benatar

Comencé mi viaje de conciencia hace muchos años con el fin de tratar de dar sentido a ciertas situaciones que me ''causaban dolor''. El ''dolor'' era por no conseguir lo que yo pensaba que quería.

Ahora sé que en otro nivel me había puesto las situaciones como un catalizador para tomar conciencia de quién soy en realidad -que yo soy el creador de mi realidad y que la respuesta a todas mis preguntas está dentro de mí y que yo soy la fuente de TODO mi bienestar y abundancia.

Los deseos son absolutamente maravillosos: permiten que tu energía fluya y causen la expansión de tu ser. Además, manifestar es una parte maravillosa.

Hace unos años, a veces me preguntaba por qué ciertas cosas no se manifestaban. (Lo gracioso es que la mayoría de las cosas que he deseados se han manifestado).

He aprendido algunas cosas sobre el deseo, la creación y la manifestación. En primer lugar, me enteré de que todo en lo que te centras lo manifiestas. No puedes seguir centrándote en la falta de algo y manifestarlo con elegancia. En segundo lugar, no se puede dejar de querer cosas. Es una parte de lo que crea la expansión del universo. Una vez que algo se manifiesta, siempre quieres más.

Por último y lo más importante, llegué a entender que, si bien como ser humano era consciente de las cosas físicas que quería, hay una parte más sabia de mí -mi Ser Superior- que tiene deseos de triunfo superiores a los de mi yo humano con su corta percepción. Mientras mi Yo Superior también tiene deseos de abundancia, relaciones maravillosas, buena salud, etc, él también quiere más.

Mi yo superior quiere que yo sepa del amor incondicional -que yo soy digna y estar encantada simplemente por existir, quiere que yo tenga la claridad y el conocimiento de cómo crear mi realidad, quiere que sepa cómo evocar la alegría, independientemente de las circunstancias externas cambiantes. Quiere que yo aprenda sobre el desapego a las cosas y cómo crear la paz en donde estoy. Y he aprendido que cuando las cosas no parecen estar funcionando, esto es simplemente otra oportunidad de ir más allá de las creencias que ya no me sirven.

Me doy cuenta de que, si hubiera yo manifestado de inmediato, yo no habría tenido el impulso de ir dentro y descubrir los verdaderos tesoros. A veces, la ruta escénica es mucho más beneficiosa que la ruta directa -a pesar de que uno no puede verlo en el momento.

Ayer estaba conduciendo en la carretera en un hermoso día de otoño, y yo estaba en total alegría, simplemente apreciando cada pequeña cosa, los árboles, los pájaros, el frescor del aire acondicionado y la firmeza de mi coche, que me estaba llevando a donde quería ir, con seguridad y comodidad. Me sentí libre, viva, clara y conectada. ¡Mi Yo Superior estaba feliz! ¡Yo estaba feliz!

Y sí, podemos tener todo lo que deseamos...


Fuente: http://bodymindinstitute.com/

No hay comentarios