Breaking News



La Ley de Atracción: ¿Qué es lo que Realmente Quieres?

ley-atraccion-mente

Por Puneet Bangera

Uno de los muchos desafíos para llevar a la práctica la Ley de Atracción a tu vida es la determinación de lo que realmente quieres. Tienes que ser capaz de concentrarte en un objetivo claro (o conjunto de objetivos). Está bien empezar un poco vago al principio, pero debes conseguir ser tan específico como sea posible y tan pronto como sea posible. ¿Estás buscando una imagen cada vez más clara de tu resultado deseado?

El siguiente reto proviene de la diferencia entre el pensamiento superficial y las estructuras profundas de la mente (a veces conocida como la mente subconsciente). En última instancia, quieres imprimir lo que deseas lograr tan profundamente en tu propia mente. Quieres que sea parte de tu programación subconsciente. Cuando logras esto a un nivel profundo, constantemente estarás transmitiendo esa meta a la gente que conoces y al universo en general.

Podemos decir que queremos algo, pero si hemos estado dirigiendo nuestra atención en ello durante un año, pero a un nivel profundo, todavía estamos transmitiendo una programación limitante, es como si nuestra mente subconsciente "quisiera" lo opuesto a la nueva meta.

A modo de ejemplo, yo no puedo decir con cuántas mujeres he hablado que tienen el sueño de conocer a esa persona especial y sentar cabeza, pero sólo tienen una vaga idea de la misma. Por otro lado, tienen una imagen muy vívida de convertirse en una 'solterona'. ¡Tiene más claridad con relación a lo que no desean experimentar!

La primera vez que empieces a reorientar tu enfoque, es probable que haya un poco de programación pre-existente que tendrás que superar. Con la visualización solamente, esto puede tomar un buen tiempo, pero la práctica persistente dará sus frutos. También hay muchas maneras de acelerar el proceso, incluyendo el trabajo de energía, EFT, PNL, hipnosis, etc. Una de las maneras más fáciles, sin embargo, es con el uso de la meditación mindfulness.

Para acceder a tu subconsciente haz lo siguiente... 

Cierra los ojos. Mentalmente di tu objetivo. Imagínatelo. Escucha lo que vas a oír, y siente lo que se siente cuando lo hayas logrado. Nota cualquier resistencia que aparezca. Déjala ir. La resistencia es algo instintiva. ¡Acéptala! Déjala ser... permitiendo que fluya (deja que tu cuerpo se relaje también). 

Una vez que comiences a experimentar las sensaciones de resistencia como un flujo o una onda, entonces puedes comenzar a redirigir. No hay resistencia, sólo redirección. Se trata de una paradoja: cuanto más te resistas a las experiencias (en la actualidad o en el futuro) que deseas evitar, menos control tendrás sobre ellas. Cuanto más aceptes este momento y tus conceptos de futuro, más asumirás el poder de dirigir estas experiencias como mejor te parezca. 

Una vez que te aceptes a ti mismo profundamente como eres, ¡entonces podrás experimentar un cambio verdaderamente poderoso!


Fuente: http://www.guide2secret.com/

No hay comentarios