Breaking News



Las Leyes Universales del Éxito

leyes-universales-exito

Hay una serie de leyes universales naturales que rigen nuestras vidas. Leyes que simplemente son... independientemente de tu conocimiento de ellas -como la gravedad por ejemplo. Estas leyes regulan cómo tu vida se desarrolla, sin importar si crees o no en ellas.

Puedes estar seguro de que estas leyes universales están siempre en funcionamiento. No se encienden y apagan, aunque tal vez nos gustaría que así fuera. ¡La ley de la gravedad no se detiene sólo porque te estás cayendo por un acantilado y deseas que se detenga!

La comprensión de estas leyes universales te permite tomar mejores decisiones para conducir tu vida al máximo.

La Ley de Vibración

Esta es la más importante y poderosa de las leyes universales y por desgracia la menos entendida. Todo es una forma de onda que vibra. Desde la silla en la que estás sentado a la galaxia en que vivimos, o tus pensamientos, y la energía de tus emociones. Todo vibra en un patrón específico y frecuencia.

La Ley de Atracción

Cualquiera que sea la energía que esté siendo transmitida a todo el universo atrae y es atraída por las vibraciones similares. Lo igual atrae a lo semejante y todo se reproduce según su especie.

Eres como una torre de radio o televisión que eternamente envía una señal vibratoria. Elije la frecuencia y el sonido que transmites al universo. ¿Estas frecuencias de radiodifusión son negativas, pesimistas o frecuencias armónicas y positivas? Si las cosas no van tan bien para ti en este momento, en cualquier área de tu vida, observa tus pensamientos y toma conciencia de la vibración que estás enviando al mundo. ¿Es eso lo que quieres que sea atraído de nuevo a ti?. Si no es así, entonces, cambia tu forma de pensar y céntrate en lo que quieres atraer.

Mira a tu alrededor, ¿es eso lo que realmente has querido? Si no es así cambia tu manera de pensar y cambia tu energía. Entonces podrás atraer a ti lo que quieres.

La Ley de la Abundancia

Por todas partes la abundancia de la naturaleza es la regla. Los billones de células que forman tu cuerpo, los miles de millones de semillas en un bosque, los billones y billones de moléculas de hidrógeno que componen nuestro sol...

La ley de la abundancia dice que toda la creación comienza con los pensamientos y todas las cosas son posibles con los pensamientos correctos.

El universo no distingue tus pensamientos. Si te centras en la carencia y la negatividad es lo que atraerás en abundancia. Si te centras en el éxito y las cosas buenas, entonces eso es lo que atraerás en abundancia. ¿Por qué no entrar en armonía con el universo, centrándote en lo que quieres?

En el ejercicio de tu poder creativo para pensar e imaginar puedes contribuir a que el universo continúe en expansión.

La Ley de Causa y Efecto

Todo sucede por una razón. Todo lo que ocurre en tu vida (efecto) se ha producido por algo que hiciste o dejaste de hacer (la causa).

Tu mente es la causa más poderosa del mundo. Son tus pensamientos, tu mundo interno el que trae tus circunstancias externas.

Utiliza la ley de causa y efecto para moverte a ti mismo de ser una víctima de las circunstancias a ser un creador de las circunstancias.

Elige utilizar esta ley para tus mejores efectos al elegir tus pensamientos. Piensa en lo que deseas, fija la emoción para ello, haz esto con regularidad y el mundo exterior responderá a la naturaleza de tu canción -la naturaleza de tus pensamientos. Inexorablemente, inexplicablemente, inevitablemente, el mundo exterior te recompensará con la misma circunstancia en que te centras en tu mundo interior. Esto se hace a través de la meditación y la afirmación

Sabrás que tú estás en torno a una persona que ha dominado la Ley de Causa y Efecto al escuchar las palabras y frases que reflejan un mensaje claro y consistente de elección, responsabilidad, verdad y amor.

La Ley de Crecimiento

Desde el Big Bang hace unos 17.8 millones años atrás, el universo se ha ido expandiendo. Al igual que el universo continúa creciendo a lo largo de su vida, las células del cuerpo mueren y crecen cada día. Es un hecho científico conocido que dentro de un período de 7 años no hay una sola célula en tu cuerpo que existía al comienzo de ese ciclo. ¡La creación es un hecho en continuo desarrollo!

Reconoce que los acontecimientos de tu vida están ahí para tu crecimiento -que los has llamado a ti para que tu alma pueda entrar en su plenitud. Puedes optar por aprender de ellos o desestimar la lección. Sin embargo, si encuentras que una circunstancia aparece, una y otra vez en tu vida (por ejemplo, las constantes rupturas en las relaciones o la falta de dinero), entonces puedes optar por ver la lección que el universo te está ofreciendo. Hazte a ti mismo la pregunta "¿Qué es lo que tengo que aprender de esto para mi crecimiento espiritual y del alma?" Al hacer esto, abres la puerta para ir más allá de los grilletes de tu pensamiento actual.

Elije tu tasa de crecimiento al estar dispuesto a aceptar las circunstancias en que te encuentras, expresa tu historia y el dolor del pasado y llega a través de la luz del sol de la inteligencia, la sabiduría, el amor, la creatividad y el crecimiento para convertirte en la persona que tienes el potencial para ser.

La Ley de la Relatividad

Las cosas sólo son buenas o malas en relación a otra cosa. Es tu forma de pensar lo que hace que una situación sea buena o mala. Si cambias tu punto de vista sobre algo, entonces la situación se torna diferente. Dos minutos pueden ir muy despacio si estás sentado en una plancha caliente o pueden pasar en un abrir y cerrar de ojos, si estás caminando por la playa con la persona que amas. ¡Todo es relativo! :)

Si te encuentras en circunstancias difíciles puedes utilizar la ley de la relatividad para ayudarte a sentirte de manera diferente. Pensando en lo mucho peor que podría ser.

Dos personas pueden experimentar la misma situación y salir de ella con diferentes experiencias. Todo depende de dónde se optó por centrarse. Hazte cargo de cómo te relacionas con la circunstancia en la que te encuentras. Concentra tus sentimientos de una manera poderosa.

La Ley de Polaridad

La Ley de Polaridad te ayuda a entender que hay un opuesto a todo.

Cuando algo malo te está sucediendo a ti, ten por seguro que, debido a la Ley de Polaridad algo bueno también debe existir en esta circunstancia. ¡Hasta que lo encuentres por supuesto!

No te dejes atrapar por el pensamiento blanco o negro. Hay miles de tonos de gris entre los dos extremos del espectro. Nunca hay sólo una elección: explora las miles de posibilidades que existen entre las dos opciones.

La Ley de la Manifestación

Así como se necesita tiempo para que una semilla incube, germine y crezca, así también tus pensamientos. Si has estado usando las leyes anteriores y te sientes frustrado de que las cosas no estén cambiando. Sólo sabe que estás en la etapa del embarazo. Espera y, finalmente, darás a luz a lo que sea en que te centres. Ten fe. Si encuentras vacilante tu fe, vuelve atrás y utiliza la Ley de Atracción.


Fuente: http://www.leadership-and-motivation-training.com/

No hay comentarios