Breaking News



Cómo Curar las Heridas de tu Pasado

mujer-paz

Por Enrique Nieto

"Usted puede aceptar o rechazar la forma en que es tratado por otras personas, pero hasta que sane las heridas de su pasado, éstas continuarán sangrando. Usted puede vendar la hemorragia con la comida, el alcohol, las drogas, con el trabajo, con los cigarrillos, con el sexo, pero al final, todo va a supurar a través y manchar su vida. 
Usted debe encontrar la fuerza necesaria para abrir las heridas, meter las manos dentro y sacar el núcleo del dolor que usted está llevando del pasado, los recuerdos, y hacer la paz con ellos". 
-Iyanla Vanzant 

Nuestro pasado está lleno de bellas memorias las cuales siempre queremos conservar y rememorar. Ahí están recuerdos felices como amistades que tuvimos, momentos felices de nuestra niñez, nuestras primeras relaciones, nuestra graduación, ese cumpleaños inolvidable, esas vacaciones familiares que tanto disfrutamos... y la lista continúa. Sin embargo, también existen recuerdos que nos limitan y bloquean, que nos hacen sentir mal y nos impiden avanzar en la vida. Ante esa situación, debemos ser conscientes de que lo único constante en la vida es el CAMBIO y aprender y querer avanzar para seguir construyendo nuestra historia es lo mejor que podemos hacer.

Cuando nos aferramos al pasado, ya sea a través de un recuerdo traumático o cualquier situación dolorosa, de alguna manera nos estamos resistiendo al cambio, hay una parte de nosotros que simplemente no quiere cambiar, que teme vivir en el aquí y ahora y hace hasta lo imposible para distraernos con esos recuerdos. 


Pero eso tiene solución. Debemos entender antes que nada que EL PASADO NO EXISTE, sólo existe éste momento, el presente y que pasado y futuro son sólo juguetes de la mente temerosa e inmadura. Por supuesto que podemos rememorar los bonitos recuerdos del pasado, sobre todo si eso nos hace sentirnos bien, pero debemos por sobre todas las cosas restar poder o eliminar los viejos recuerdos dolorosos para que no interfieran con nuestra vida.


Para lograr cancelar esos viejos recuerdos podemos echar mano de un recurso tan simple como la meditación. Cuando meditamos realmente nos anclamos en el presente, en el aquí y ahora, y entrenamos nuestras mentes para "estar" en este momento. Entonces nuestra mente se vacía de toda esa información molesta del pasado.


En caso de que la persona tenga un recuerdo doloroso del que no le es posible deshacerse, entonces podemos recurrir a técnicas maravillosas como la Técnica de Liberación Emocional (EFT), con la cual, en cuestión de minutos, podemos eliminar permanentemente recuerdos dolorosos o traumáticos.


Limpiemos pues nuestras mentes de toda esa "estática del pasado" para vivir plenamente nuestra vida y mantener una vibración alta la mayor parte del tiempo, disfrutando de una exquisita paz interior y un sentido de curiosidad y asombro en todo momento, lo cual nos permitirá apreciar y disfrutar cada instante de nuestra vida al máximo.

No hay comentarios