Breaking News



El Poder de las Palabras y el Lenguaje

buda

Podemos perder mucho y ganar mucho por nuestras palabras y forma de hablar habituales. Cuando conversamos con las personas, debemos ser respetuosos. Una vez hecho eso, entonces puedes ganar su corazón con buenas maneras. Como resultado, ganas su amor y compasión. Ellos nunca esperan que te aproveches de ellos o utilices un habla calumniosa y dura. Lo más importante de todo es que no solo debes saludar a las personas mayores con respeto, sino a todo mundo. No tienes que inclinarte ante ellos, pero simplemente dices "Hola" o al menos ofréceles una sonrisa. Por lo tanto puedes hacer un montón de buenos amigos debido a esta forma de ser y hablar. Las palabras y el habla tienen un gran poder. Para encontrar buenos amigos debes ser un amigo primero.

Recuerda que una vez que las palabras se pronuncian no hay forma de recuperarlas de nuevo. Por lo tanto siempre debemos ser muy cuidadosos en cuanto a lo que sale de nuestra boca. Las palabras tendrán siempre un efecto sobre tu amistad con los demás. Si hablas de una mala manera, perderás el amor de tus padres, amigos y otros. Así que debes pensar bien antes de decir algo para no herir el sentimiento de la gente.

Hablar es una especie de medida de tu persona. Las personas se evalúan en base a su forma de hablar. Ahí es cuando van a decidir si eres bueno o malo. Tus palabras muestran tu carácter y tu comportamiento.

Al hablar de la manera correcta puedes ganar los corazones de muchos. También puedes ganar su respeto con tu discurso. Una vez que les gusta tu manera de hablar, ellos estarán dispuestos a ayudarte en cualquier momento y en cualquier lugar. Al contrario, cuando tienes mala boca todas las personas que se acercan a ti y se reúnen alrededor simplemente renunciarán a ti. Por lo tanto, cuando entres en un lugar, ya sea un templo, una casa, una clase, una fiesta o una reunión, primero saluda a la gente con un 'Hola' y sonríe o salúdalos de una manera educada.

Todas las palabras, buenas o malas vienen de la misma boca. Por lo que debemos tener el control total de las palabras que pronunciamos. Tu vida será más feliz y llena de éxito si sólo tienes cuidado con lo que sale de tu boca. En otras palabras, si no tienes nada bueno que decir, no digas nada en absoluto o di algo agradable.

Cuida tus pensamientos, se convierten en palabras. Cuida tus palabras, se convierten en acciones. Cuida de tus acciones, se convierten en hábitos. Cuida tus hábitos, se convierten en carácter. Cuida tu carácter, se convierte en tu destino. Vamos a tratar de decir buenas palabras y un discurso que haga feliz a todo el mundo.


Fuente: http://learnteachingofthebuddha.blogspot.mx/

No hay comentarios