Breaking News



¡Sé un Buen Partido Vibratorio para tu Deseo!

ley-de-atraccion-vibracion

Por Enrique Nieto

El título de este artículo corresponde a una cita de Abraham Hicks que muchas personas no logran comprender y me han cuestionado sobre su significado. Abraham Hicks hace mucho énfasis en entender la Ley de Vibración antes de poder comprender a profundidad la Ley de Atracción y eso tiene mucho sentido.

Veamos...

Estamos en un universo vibratorio. Todo está conformado de energía y la energía tiene una frecuencia vibratoria. La silla en la que estás sentado tiene una frecuencia vibratoria específica y lo mismo sucede con un árbol, un auto, un equipo de sonido, la ropa que usas, una mesa, un vaso de agua..., y las personas. Sí, ¡también las personas tienen una frecuencia vibratoria específica que corresponde con su forma de pensar y sentir! Somos seres vibratorios viviendo un un universo vibratorio que sólo entiende de vibraciones. Vale la pena repetirlo una vez más...

"Somos seres vibratorios viviendo en un universo vibratorio que sólo entiende de vibraciones."

Comprender esto nos permitirá comprender a profundidad la Ley de Atracción y entender cómo se crea nuestra realidad de vida.

Si todo es vibración, el trabajo de la Ley de Atracción consiste en JUNTAR VIBRACIONES AFINES. ¡Ese es el verdadero trabajo de la Ley de Atracción! Empatar, emparejar, juntar vibraciones similares siempre y en todo momento, tanto en el microcosmos, como en el macrocosmos; tanto en el mundo físico, como en el mundo no-físico. Por eso la Ley de Atracción es la Ley más importante de la creación.

Ahora, cuando Abraham dice que debes "SER un partido vibratorio para tu deseo", significa que DEBES VIBRAR LA MISMA FRECUENCIA QUE TU DESEO para que entonces puedas ser un buen partido para éste y la Ley de Atracción los una.

¿Me sigues?

Te lo explico de otra forma...

Cuando dices que quieres dinero, pero te mantienes vibrando en una conciencia de escasez, es prácticamente imposible que el dinero entre en tu realidad física puesto que NO ERES UN PARTIDO VIBRATORIO PARA EL DINERO y la Ley de Atracción sólo reconocerá tu vibración de escasez y te mandará más situaciones de escasez. En este caso, ¡sí que eres un buen partido vibratorio para la escasez!

En cambio, cuando dices que quieres dinero y CREAS LA VIBRACIÓN de tener dinero ahora y creas una conciencia de dinero, entonces serás un buen partido para el dinero y la Ley de Atracción los unirá en una manifestación gozosa. El dinero prácticamente se sentirá atraído por ti, porque ¡ERES UN BUEN PARTIDO VIBRATORIO PARA ÉL! y tu energía lo estará atrayendo con fuerza.

Y lo mismo ocurre con el amor: ¡Sé un buen partido vibratorio para la pareja que deseas tener!

Y lo mismo ocurre en la salud: ¡Sé un buen partido vibratorio para la salud radiante!

¿Captas la idea?

"¡SÉ UN BUEN PARTIDO VIBRATORIO PARA TODO LO QUE QUIERES SER, HACER O TENER!

No hay otra manera. No existe otra forma de manifestar deliberadamente tu realidad. Sabiendo y reconociendo que ERES UN SER VIBRATORIO EN UN UNIVERSO VIBRATORIO, comprenderás la importancia de prestar especial atención a tu estado vibratorio habitual. 

Lo que manifiesta las cosas en tu vida es tu vibración. ¡Tu vibración determina lo que entra y no entra en tu mundo! Tu vibración activa de inmediato a la omnipresente Ley de Atracción la cual hará hasta lo imposible para emparejar tus vibraciones con las personas, circunstancias y cosas que correspondan con tu vibración. 

Así pues...

¡SÉ UN BUEN PARTIDO VIBRATORIO PARA TODAS LAS COSAS BUENAS QUE DESEAS!

"Tú atraes por tu vibración. Todo en el Universo está experimentando la poderosa Ley de la Atracción... Y cuando tú estás vibrando dolor, no puedes atraer alegría. La vibración del dolor atrae sólo el dolor. La vibración de la alegría atrae la alegría, la vibración de la enfermedad atrae enfermedad... es la ley, y lo maravilloso es que una vez que entiendas la Ley, y que seas lo suficientemente sensible para sentir lo que estás vibrando, entonces tendrás el control de tu experiencia."
-Abraham Hicks

No hay comentarios