Breaking News



12 Maneras de Cultivar una Actitud de Gratitud

gratitud-ley-de-atraccion

Por Enrique Nieto

"Si la única oración que siempre dices en toda tu vida es GRACIAS, con eso será suficiente". 
-Meister Eckhart

La gratitud es una fuerza poderosa que hace que la Ley de Atracción trabaje a su máxima potencia para manifestar bienestar en nuestras vidas. La gratitud no es algo que celebrar cada año, es algo que debemos celebrar cada minuto, cada hora del día y todos los días del año. Los dones que recibimos de la vida a cada instante son innumerables, y ésto ocurre todos los días del año. 

La energía de la gratitud es capaz de romper barreras, acabar con resentimientos, eliminar la depresión casi al instante y nos abre a sentimientos de alta vibración como el amor, la paz y la abundancia. Al permitirnos sentir la frecuencia de la gratitud, nuestros cuerpos responden en consecuencia: nuestro sistema inmune se fortalece, la presión arterial baja y experimentamos una agradable sensación de bienestar.

Dado que estamos en un universo vibratorio, es responsabilidad nuestra el emitir la mayor parte del tiempo vibraciones de alta frecuencia (vibraciones que se sienten bien) si realmente queremos manifestar cosas buenas en nuestra vida. La Ley de Atracción es activada por tu vibración habitual las 24 horas del día y al fomentar el hábito de la gratitud, la Ley de Atracción moverá cielo, mar y tierra con el fin de manifestar más cosas en tu vida por las cuales te sientas agradecido. Tiene sentido, ¿verdad? Lo que das recibes. De acuerdo a la vibración que ofreces es lo que recibirás de vuelta.

Vamos ahora a explorar algunas formas simples que nos servirán para crear el hábito de la gratitud en nuestras vidas.

1. Escribe cartas de agradecimiento y notas. Puedes ilustrar este trabajo con dibujos y colores.
2. Crea un Diario de Gratitud. Esta herramienta es muy potente, créeme.
3. Reconoce al menos un regalo que hayas recibido u ofrecido durante el día. Estos no tienen que ser regalos materiales, sino el don de un abrazo, una sonrisa, un gesto amable o una extraordinaria puesta de sol.
4. Sal a caminar, bailar, hacer ejercicio, practicar yoga y cuando estés en movimiento, aprecia todas tus capacidades físicas y tus fortalezas.
5. Respira. Regocíjate con el don de la respiración.
6. Medita. Practica una meditación de agradecimiento por tu vida.
7. Da a los demás. Puede ser un regalo material, un abrazo, un saludo sincero o una simple sonrisa.
8. Expresa en voz alta una cosa cada día por la que te sientes agradecido. Elije algo nuevo cada día.
9. Agradece por las situaciones que te molestan en tu vida. Leíste bien ¡las situaciones que te molestan! Hazlo y verás cómo esas situaciones se transforman.
10. Comienza tu día diciendo: "¡Gracias!"
11. Cuando vayas a comer da las gracias con toda sinceridad por esos alimentos que vas a disfrutar.
12. Pega en tu casa recordatorios de papel con la palabra ¡Gracias! Esto te recordará tu compromiso de desarrollar el hábito de la Gratitud.

La gratitud es un músculo que debemos fortalecer a diario. Cuando realizamos los anteriores puntos nos entrenamos en el gimnasio de la gratitud y nos fortalecemos enormemente. 


Justo en este momento, te pido que cierres los ojos, hagas una respiración profunda y digas una y otra vez la palabra ¡GRACIAS! Te sentirás inmediatamente mejor y notarás cómo tu vibración aumentará.


Realmente nuestras bendiciones son infinitas y entre más nos concientizamos de esta verdad más bendiciones se derraman en nuestra vida por la omnipresente Ley de Atracción.


Así pues, agradece... ¡y observa cómo tu vida se llena de belleza, amor, armonía, felicidad y abundancia!


No hay comentarios