Breaking News



El Poder de los Amuletos y las Oraciones Impresas

el-poder-de-los-amuletos-ley-de-atraccion

Por Marc Allen

Llevar un amuleto o rodearse de oraciones impresas representan poderosas herramientas mágicas que se han empleado durante miles de años en todo el mundo. Como todas las demás herramientas, nos ayudan a recordar; nos ayudan a grabar nuestras oraciones, deseos y sueños en nuestro subconsciente. Entonces empieza la verdadera magia.

Personas de muchas culturas hacen y llevan amuletos, algunos de ellos muy sencillos, otros muy elaborados. A algunos estudiosos de budismo tibetano les dan un amuleto que contiene un folio doblado muchas veces: es el grabado de un mandala, con Buda en el centro y rodeado de oraciones. La hoja de papel es de unos 65 cm2, y está doblada y guardada en un recipiente de seda de unos 20 cm2. Tiene un collar sencillo de una sola cadena que cuelga sobre el centro del pecho.

El hecho de llevar este amuleto es un recordatorio constante de que uno tiene la mente y la naturaleza de Buda: inmensa, omnímoda, eternamente ligera. Es un recordatorio de que uno es un ser ilustrado, un recordatorio de la naturaleza de su mente.

Los tibetanos ciertamente comprenden el poder de la palabra impresa. Se rodean con banderas de plegarias, thankas -dibujos de mandalas- y ruedas de plegarias grandes y pequeñas. En el Centro tibetano Ningma de Berkeley, imprimimos miles y miles de plegarias sobre rollos largos de papel de unos 1.2 y 1.5 metros de ancho. En el sótano había varios tubos grandes, de unos diez centímetros, y enrollamos cada uno de ellos con capas y capas de oraciones (dedicando muchas horas a ello, siempre por la noche) hasta que el papel formó un cilindro de por lo menos 60 cm. Motorizamos los cilindros para que giraran a máxima velocidad durante las 24 horas del día y mandaran millones y millones de oraciones al campo cuántico cada día.

En muchas ocasiones, la hoja de oraciones sólo está cubierta de una sola y magnífica oración:

Om Mani Padme Hum!

Om es el sonido individual del universo, el sonido que nos une con el campo cuántico. Mani es la joya de la felicidad que reside en nuestra mente. Padme es el loto de la conciencia, que asciende de la tierra para florecer en el sol. Hum es la sílaba que hace que todo suceda, y nos damos cuenta de que la joya de la felicidad es el loto de nuestra conciencia.

Otra práctica sencilla consiste en escribir tu propia oración repetidas veces en un folio de papel y colgarlo en la pared o llevarlo encima.

Durante años, he tenido un folio con las siguientes palabras colgado en la pared de mi oficina:

Alcanzo mis sueños
de forma sencilla, apacible, 
saludable y positiva, 
en su momento idóneo
y para el mayor beneficio de todos.
Esto, o algo mejor, 
se está manifestando,
de formas completamente satisfactorias
y armoniosas
y para el mayor beneficio de todos.
Que así sea. ¡Así es!

Alcanzo mis sueños
de forma sencilla, apacible, 
saludable y positiva, 
en su momento idóneo
y para el mayor beneficio de todos.
Esto, o algo mejor, 
se está manifestando,
de formas completamente satisfactorias
y armoniosas
y para el mayor beneficio de todos.
Que así sea. ¡Así es!

Alcanzo mis sueños
de forma sencilla, apacible, 
saludable y positiva, 
en su momento idóneo
y para el mayor beneficio de todos.
Esto, o algo mejor, 
se está manifestando,
de formas completamente satisfactorias
y armoniosas
y para el mayor beneficio de todos.
Que así sea. ¡Así es!

Estoy viviendo la vida de mis sueños,
de forma sencilla, apacible,
saludable y positiva, 
en su momento idóneo,
y para el mayor beneficio de todos.
Esto, o algo mejor,
se está manifestando,
de formas completamente satisfactorias
y armoniosas
y para el mayor beneficio de todos.
Que así sea. ¡Así es!

Encuentra los métodos que te resulten adecuados para no perder de vista tus sueños. Tienes infinidad de alternativas.

No hay comentarios