Breaking News



Cómo Recuperar el Control de tu Enfoque Rápidamente

enfoque-ley-de-atraccion-ojos-mujer

Por Wendy Betterini

¿A menudo permites que los eventos externos y personas influyan en tu estado de ánimo y forma de pensar? ¿Te encuentras en una montaña rusa emocional a medida que avanzas a través de tu rutina diaria? Si deseas utilizar la Ley de Atracción más deliberadamente, tendrás que tomar un mayor control sobre tu enfoque.

Por enfoque me refiero, por supuesto, a tus pensamientos y emociones. Debido a que la Ley de Atracción es activada por estos procesos, estarás atrayendo la mayoría de las cosas por defecto si no eres consciente acerca de tu forma de pensar y sentir.

Definitivamente no es fácil evitar ser influenciado por las cosas que experimentas día a día, especialmente si no estás acostumbrado a controlar tus propios pensamientos y emociones. A veces no importa cuánto te esfuerces, es común que vuelvas a caer en los viejos hábitos y pierdas tu enfoque. 

A continuación encontrarás dos técnicas simples que pueden ayudarte a recuperar el control: 

1. "Yo elijo creer..." 

Esta declaración puede ser muy útil cuando te das cuenta de que vuelves a caer en el pensamiento negativo. Una pequeña cosa pasa y de repente te encuentras encerrado en un estado de ánimo negativo, donde nada va bien o al menos así lo parece.

Cuando notes que esto ocurre, toma el control inmediatamente diciendo cosas que contrarresten las cosas negativas que estabas pensando.

Ejemplos: 

"Elijo creer que todo saldrá bien." 
"Yo elijo creer que puedo controlar mis pensamientos y emociones."
"Elijo creer que un gran éxito es mi destino." 
"Yo elijo creer que puedo hacer cualquier cosa que deseo."

Basta con retirar el foco de las expectativas y pensamientos negativos y reemplazarlos con afirmaciones más positivas.

2. "Elijo sentirme..."

Es fácil olvidar que realmente tienes el poder de elegir tu estado emocional, y esta pequeña declaración puede ayudarte a recordarlo. Cada vez que te des cuenta de que estás empezando a ser jalado hacia abajo, elije la emoción que quieres sentir en su lugar.

"Elijo sentirme calmado." 
"Elijo sentirme feliz." 
"Elijo sentirme inspirado." 
"Elijo sentirme optimista."
"Elijo sentirme próspero."

Luego, por supuesto, una vez que hayas elegido una emoción más positiva, es necesario centrarse en esa realidad y sentirla. Eso puede sonar difícil, pero no lo es ¡si utilizas el poder de tus pensamientos!

Piensa en algo que te haga sentir tranquilo, feliz, inspirado u optimista. Puede ser algo de tu pasado, algo que deseas experimentar, o algo que es sólo pura fantasía. Mientras te inspire las emociones correctas, ¡estarás en el camino correcto!

¡Te deseo inmensa abundancia en cada área de tu vida!

No hay comentarios