Breaking News



Lecciones de Vida de los Árboles

arbol-hermoso

Por Jay Forte

Árboles -conducimos entre ellos, caminamos al lado de ellos o volamos sobre ellos, sin embargo, rara vez les prestamos atención. Después de haber pasado un par de semanas en Asheville (montañas Blue Ridge de Carolina del Norte occidental), me quedé muy impresionado con los árboles de la zona -gigantes imponentes, rectos, raspando los cielos- con hojas y corteza de diferentes diseños. Son símbolos de poder absoluto, resistencia y belleza.

Siempre he estado entre los árboles -algo que mi padre y yo compartimos. Observamos su singularidad, sus formas, sus flores, sus frutos y la forma en que sobreviven el invierno y celebran el verano. Los árboles son milagros con autopistas que atraviesan su tronco y ramas -suministros móviles en todo el árbol- como una eficiente ciudad.

Los árboles son maestros -tienen muchas lecciones de vida para nosotros:


Los árboles son fieles a su naturaleza 

Los robles no tratan de cultivar manzanas, y los árboles de arce no tratan de hacer crecer limones y conos -lo que los convierte en seres únicos. Nosotros también estamos programados para ser nosotros mismos, únicos. Venimos empaquetados con talentos únicos, fortalezas, pasiones e intereses que, cuando se descubren, pueden ayudarnos a ser lo que realmente somos y ofrecer lo mejor al mundo. Debemos conectar con lo que es verdad en nosotros y vivir, en lugar de tratar de seguir la voz más fuerte a nuestro alrededor.

Los árboles son hermosos como son 

Los pinos no critican a los robles, o a los abetos. Los árboles no critican a los conejos que andan por ahí. Cada uno de ellos reposa audazmente en su propia belleza. Podemos aprender a aceptar y apreciar lo que hace de cada uno de nosotros algo hermoso -sin compararnos con los demás- para estar satisfechos y confiados con lo que somos.

Los árboles son generosos 

Ellos ofrecen su sombra, flores, frutas o refugio a quien sea que lo necesite -comparten lo mejor que tienen sin esperar nada a cambio. Cuando descubrimos lo que es mejor en nosotros, entonces podemos desarrollar y vivir en compartir lo mejor de nosotros con el mundo. Cada uno de nosotros tiene algo grande para traer al mundo para hacer del mundo algo más grande y mejor; sé generoso.

Los árboles son resilientes

Se levantan sobre todo lo que la vida les envía -viento, lluvia, nieve, bichos- y encuentran una manera de adaptarse. Desarrollamos nuestra resiliencia al aprender a ser menos críticos y más agradecidos de por vida; podemos aprender a aceptar lo que se nos presente y encontrar la bendición en ello.

Los árboles comparten su espacio 

Los árboles comparten su espacio con rocas, edificios y otros árboles -hacen espacio para otros. Podemos aprender a hacer espacio físico y emocional para los demás -para conectar con sus situaciones y ofrecer algo de nosotros mismos- lo que nos permite ayudar a otros a encontrar su camino. En un planeta de 7 mil millones de personas, todavía hay espacio para cada uno de nosotros y cada uno de nosotros puede mostrar lo mejor de sí mismo.

Los árboles buscan el sol 

Se llenan de la energía de la luz. Nosotros nos apoyamos también en aquellos que traen luz y energía a nuestras vidas; somos alentados por la consideración, la gratitud, la bondad y la energía positiva.

Todo en nuestro planeta tiene algo que enseñarnos si paramos y nos damos cuenta de ello. Se necesita tiempo, atención y la intención. Atención para notar y reunir información, y la intención de aprender de lo que se vio.

Desde que tengo memoria, he observado a los árboles. La fuerza, la belleza, la resiliencia, la excelencia y generosidad que evocan me ha llamado la atención. Son gigantes de grandes atributos vivos. Me recuerdan cómo ser una mejor persona -de desarrollar los valores que aportan a la vida y al mundo.

Pasa algún tiempo con los árboles -tienen cosas increíbles que enseñarte.


Fuente: http://vividlife.me/

1 comentario:

  1. Los árboles son generosos Ellos ofrecen su sombra, flores, frutas o refugio a quien sea que lo necesite comparten lo mejor que tienen sin esperar nada a cambio. Cada uno de
    nosotros tiene algo grande para traer al mundo para hacer del mundo algo más grande y mejor; sé generoso.

    ResponderEliminar