Breaking News



Poderosos Consejos Feng Shui para tu Sala de Estar


El Feng Shui es un antiguo arte chino o sabiduría de colocar las cosas en el lugar adecuado, para que todo fluya mejor y atraiga las energías positivas. El objetivo primordial del Feng Shui es crear espacios estéticos que produzcan armonía y equilibrio a tu alrededor, creando un influjo positivo en tu trabajo, salud y relaciones personales.

El adecuado diseño en una sala moderna debe considerar la filosofía práctica y beneficiosa del Feng Shui para crear un espacio no solamente estético y agradable a la vista sino que también tenga una energía fuerte, fresca, limpia y que evoque felicidad. Una sala de estar que sea hermosa y funcional en un nivel práctico por lo general toma un poco de planificación pero los resultados bien valen el trabajo y la dedicación.

Vamos a ver a continuación algunos poderosos consejos que te permitirán organizar tu sala de estar de acuerdo a la filosofía del Feng Shui.

El Orden

La sala es el punto de reunión para todos en tu familia y donde compartes momentos con tus amigos y visitas por lo que debe de ser un espacio ordenado, limpio y con un buen equilibrio de colores, formas, elementos y texturas.

Una sala de estar limpia y libre de desorden es una buena base para un buen Feng Shui. No puede haber ninguna energía pura y positiva en un espacio que está lleno de desorden, los dos no pueden coexistir; o bien es una cosa o la otra.

Tener un sistema de organización claro es también una necesidad para un buen Feng Shui en tu sala de estar, especialmente si tienes niños.

El desorden y el exceso de objetos, adornos o muebles obstruye la circulación lo que puede generar conflictos en las relaciones en general. El desorden externo crea desorden interno (y viceversa), por lo que si deseas aplicar el Feng Shui a tu sala de estar debes considerar este punto primero antes de continuar con lo demás.

Colores

Debemos hacer una buena combinación de colores, ya que el color es una expresión de la luz y tiene un gran impacto en nuestro estado de ánimo.

Para los colores de tu sala se recomienda utilizar colores naturales y frescos con tonalidades como verde, amarillo o naranja. Obviamente debe de haber una correspondiente armonía visual con los colores de los muebles y objetos dentro de la sala.

Procura que el color elegido para tu sala favorezca la luminosidad natural, esto es importante.

Muebles

Debes colocar los muebles de manera que las personas se puedan ver de frente o al menos en un ángulo de 90 grados. 

Nunca coloques un sofá con el respaldo hacia la entrada pues al hacerlo se obstruye la energía natural que fluye de afuera hacia adentro de la sala afectando las relaciones.

Nunca coloques una silla o sofá debajo de una viga o travesaño.

En las esquinas aprovecha el espacio colocando esquineros o plantas naturales (no sintéticas).

La mesilla central nunca debe tener esquinas agudas o puntiagudas, sino que siempre deberán ser redondeadas. En caso de que esto no te sea posible puedes utilizar floreros u objetos circulares o curveados sobre ella.

Luz y Aire

Asegúrate de que tu sala tenga buena cantidad de luz natural y aire de buena calidad. La buena calidad del aire y la buena calidad de luz son la base de la buena energía del Feng Shui, y hay muchas maneras en que puedes hacer esto. Por ejemplo, si tienes sólo unas pocas ventanas pequeñas, decora con espejos para traer más luz natural, así como asegurarte de que tu color interior favorezca la luminosidad.

Además de una lámpara de techo, también puedes tener una lámpara de pie y varias lámparas de mesa, por ejemplo. Si limitas la iluminación de la sala de estar sólo a tu lámpara de techo o simplemente una lámpara de pie, esto tenderá a crear una calidad triste y potencialmente deprimente de la energía del Feng Shui en tu espacio.

¿Qué hay del aire fresco? Los beneficios del aire fresco para tu salud son evidentes, por lo que junto con la apertura de las ventanas se recomienda que compres un buen difusor de aromaterapia para beneficiarte del poder curativo de los aceites esenciales. 

El aire viciado y la mala iluminación son grandes enemigos de un buen Feng Shui, así que asegúrate de prestar atención a la calidad del aire y la luz si quieres tener un ambiente armonioso, feliz y agradable en tu sala de estar.

El Poder del Pensamiento y la Palabra Hablada

De nada servirá el tener una sala de estar bella, luminosa y acogedora si las personas que la habitan vociferan malas palabras, ofensas y maldiciones. El poder de la palabra es enorme y debemos tener mucho cuidado con las palabras que expresamos así como con los pensamientos que concebimos a diario.

La palabra es vibración. El pensamiento es vibración. La vibración impregna los ambientes de nuestras casas. Podemos contaminar energéticamente el ambiente, los muebles, paredes y techos cuando irradiamos energías negativas con nuestro pensamiento habitual y formas de expresión oral.

Cuida tu forma de pensar. Habla sabiamente, con positivismo. Recita una oración poderosa en voz alta en tu sala de estar para limpiarla de malas vibras y elevar su vibración y luminosidad energética.

Estos son algunos consejos muy útiles para que apliques el Feng Shui a tu sala de estar para propiciar la armonía y el flujo natural de las energías positivas. Sigue estos consejos y de inmediato notarás un cambio positivo en la vibración de ese espacio tan especial de tu casa.

No hay comentarios