Breaking News



Tu Estado Emocional lo Dice Todo


Por Wendy Betterini

Una de las herramientas más poderosas que tendrás que aprender a utilizar en la Ley de la Atracción deliberada es: la emoción.

Cuando se trata de atraer lo que quieres (y también lo que NO quieres), tu estado emocional lo dice todo.

¿Qué dice exactamente?

Lo que tú estás en proceso de atraer a tu vida.

Probablemente has escuchado que el pensamiento es poderoso, la creencia es poderosa, la expectativa es poderosa, la intención es poderosa... y sí, todas estas cosas juegan un papel importante en la creación deliberada.

Pero tus emociones son el mejor indicador que tienes de donde te encuentras ahora, y donde vas a estar en el futuro si mantienes la sensación de la misma manera.

Por lo tanto, si estás tratando de atraer más dinero, pero te estás sintiendo quebrado... estarás atrayendo más experiencias de estar en la ruina.

Si estás tratando de atraer el amor de tu vida, pero te sientes solo... estarás atrayendo más experiencias de estar solo.

Si estás tratando de atraer una mejor salud, pero te sientes enfermo... ¡estarás atrayendo más experiencias de estar enfermo!

En cualquier momento, si quieres saber qué tipo de manifestaciones estarán llegando a ti en un futuro próximo, simplemente comprueba con tus emociones. ¿Cómo te sientes? Si la respuesta es algo menos que "¡GRANDIOSO!" tendrás que hacer algunos cambios de forma inmediata.

¿Qué tipo de cambios?

Debes generar deliberadamente los estados emocionales que respondan a las cosas que estás tratando de atraer a tu vida.

Ahora, sé que no siempre es fácil de hacer. Nuestras emociones están influenciadas por muchos factores, entre ellos las cosas que están completamente fuera de nuestro control.

Pero la más grande, y más poderosa influencia sobre nuestras emociones son nuestros propios pensamientos.

Al centrarte deliberadamente en mejores pensamientos, puedes minimizar cualquier influencia exterior y tomar el control completo de tu estado emocional, y por defecto, los tipos de cosas que se están manifestándose en tu vida.

Una de las maneras más fáciles que he encontrado para hacer esto es fingiendo que ya tengo algo que me hará sentir las emociones correspondientes.

Por lo tanto, si quiero más dinero, pretendo que ya tengo un montón de dinero, y muy pronto comienzo a sentirme más abundante.

Si quiero amor, pretendo que yo ya lo tengo y me enfoco en sentirme amada.

Si quiero una mejor salud, pretendo que yo ya la tengo ¡y me concentro en lo que se siente estar sana y vibrante en todos los sentidos!

Se necesita práctica y persistencia para hacer esto de forma regular, pero es una técnica muy poderosa. Se puede sentir la diferencia muy rápidamente. Y tú comenzarás a ver la diferencia en los tipos de experiencias que entran en tu vida.

¡Les deseo inmensa abundancia en todas las áreas de su vida!

No hay comentarios