Breaking News



Ejercicios Simples de Manifestación en 10 Minutos

visualizacion-leydeatraccion-elsecreto

Por Katherine Hurst

Todos sabemos ahora que existe una clara relación entre nuestras creencias y nuestras vidas. Si crees que una cosa es posible, entonces lo haces posible. No es muy probable que puedas tener algo que no crees que puedas obtener.

Una de las herramientas más poderosas que personas en todo el mundo utilizan para aclarar y reforzar sus creencias es la herramienta de pensamiento-manifestación. Es el proceso de imaginar algo, ya sea una nueva casa, un coche nuevo, o un nuevo trabajo, como una manera de recibir ese mismo objeto de su deseo. Los pensamientos imaginarios se convierten en realidades.

Aquí hay tres ejercicios que puedes realizar en una habitación tranquila de tu casa que pueden agudizar tu pensamiento-manifestación. Sólo toman unos pocos minutos, pero te ayudarán a obtener una mentalidad de persona rica y las recompensas pueden conducirte a una vida más abundante.

Imagínate comprando el coche de tus sueños

Está bien, para este ejercicio de manifestación, tienes que pasar unos 10 minutos en una silla cómoda. Lo que debes hacer es simplemente imaginar una cosa: imaginar que conduces tu automóvil nuevo fuera de la concesionaria de automóviles. ¡Eso es! Basta con pensar en eso y no otra cosa, la manera en que manejas el coche al salir de la agencia, el tacto del volante en tus manos, el olor de la tapicería, la manera de conducir, todo lo que te hace sentir esa experiencia nueva y maravillosa. ¡No te preocupes por la forma en que lo pagarás! No te preocupes por nada. Simplemente disfruta de la sensación de propiedad, de posibilidad. Sólo cree.

Imagina que tu saldo bancario crece

Este ejercicio es bastante rematadamente simple. Todo lo que debes hacer es esto: pensar en tu cuenta bancaria, en el papel de tu saldo o en línea. Piensa en ello e imagina que cada día se hace más grande tu saldo. Piensa en cómo cada semana hay suficiente dinero en tu cuenta, no sólo para pagar tus gastos, sino también un poco más también, dinero de más para las cosas agradables de la vida. No pienses en todo el trabajo que tienes que hacer para obtener el dinero en tu cuenta. ¡Imagínate el placer de ver tu saldo cada vez mayor!

Imagina tu mejor trabajo

En esta manifestación, se debe pensar, realmente creer, sobre el tipo de trabajo que te haría feliz. ¿En qué campo sería? ¿Cuáles son tus funciones y responsabilidades? ¿Cuánto lo disfrutas? ¿Trabajas en oficina o en casa? Imagínate estos detalles, simplemente deléitate con ellos. Imagínate tantos detalles de tu nuevo trabajo como sea posible. Una vez más, no te preocupes por cómo o dónde se encuentra este trabajo ideal y no te preocupes por el proceso de dejar tu trabajo anterior. Simplemente relájate y permítete hundirte en el sueño.

Lo que hacen todos estos ejercicios es entrenar a tu imaginación en el potencial de lo posible, los poderes del pensamiento-manifestación. Cuanto más practiques, mejor será el trabajo de tu mente para conseguir la manifestación de los detalles de las cosas que quieres. Y cuanto más imagines estas cosas, más real parecerá su manifestación. Te darás cuenta de que estas cosas son posibles, que ahora puedes salir y conseguirlas.


Fuente: http://www.thelawofattraction.com/

No hay comentarios